Shared posts

09 Mar 15:33

Photo



03 Mar 15:47

I want to see this RC Tie Interceptor chasing the RC Millennium Falcon

by Jesus Diaz

Here's the Galactic Empire's answer to the RC Millennium Falcon, an RC quadcopter TIE Interceptor. I want to see two dozen of these flying in formation across the sky—or a chase behind the Falcon. With real lasers.

Read more...

03 Mar 12:23

Photo



27 Feb 07:37

Carrera de drones por el bosque [VÍDEO]

by noreply@blogger.com (Antonio Martínez Ron)


Tres amigos se juntan con sus drones y echan una carrera veriginosa por el bosque. El resultado tiene una estética futurista y alucinante, que recuerda a las carreras de motos jet en 'El retorno del jedi'. Recomendadísimo verlo entero y con música.

Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/
20 Feb 17:00

Sabotaje del agua pesada en Vemork, Noruega

by Hery Emmanuel

La entrada Sabotaje del agua pesada en Vemork, Noruega aparece primero en Marcianos.

hidroelectrica Vemork pasado

El 19 de noviembre de 1942, un par de bombarderos Halifax de la Real Fuerza Aérea se abría camino a través de las espesas nubes de invierno en Noruega mientras remolcaban planeadores de asalto. Al interior de cada planeador, una carga útil de saboteadores profesionales de la 1ª División Aerotransportada británica había aguantado un camino difícil a medida que los aviones se acercaban al lugar de aterrizaje previsto en el lago congelado de Møsvatn. En algún lugar de las montañas, oculto entre la nieve, un equipo de comandos noruegos esperaba la llegada.

Vemork hidrolectrica actualidad

El objetivo final de esta misión conjunta era penetrar y deshabilitar a la central hidroeléctrica de Vemork, un complejo nazi fortificado ubicado en las montañas noruegas. Aunque el propósito original de la planta había sido generar electricidad y fertilizar, los ocupantes alemanes estaban capitalizando la capacidad de las instalaciones para colectar enormes cantidades de agua pesada – un ingrediente clave en el esfuerzo nazi por desarrollar una bomba atómica.

Los ingenieros en Vemork observaron por primera vez la curiosa agua pesada en 1934 cuando apareció como un subproducto en la revisión del proceso de producción de amoníaco. Física y químicamente la sustancia es semejante al agua ordinaria, pero mientras que los átomos de hidrogeno en una molécula de H2O se componen de un protón y un electrón, muchos de los átomos de hidrogeno del agua pesada tienen el peso adicional de un neutrón – un isotopo conocido como deuterio. El óxido de deuterio (D2O) está presente de forma natural en el agua corriente, aunque la relación que presenta es de tan solo una parte en 41 millones, por lo que previamente no se había observado en cantidades significativas. A lo largo de casi una década, los científicos de Vemork habían estado colectando este exótico líquido para someterlo al escrutinio científico, suministrando muestras a diversos investigadores del mundo para experimentos simples. Sin embargo, el interés nazi, como casi todo en aquella época, era algo más que siniestro.

agua pesada

Izquierda: agua normal con un trozo de hielo. Derecha: agua normal con una porción de óxido de deuterio congelada.

 

Hacía finales de la década de 1930 un grupo de físicos alemanes descubrió que ciertos raros isotopos de uranio son fisionables, esto quiere decir que sus núcleos se vuelven inestables y se dividen cuando absorben un neutrón adicional. El núcleo se parte en dos núcleos más pequeños – que se repelen uno al otro debido a sus cargas eléctricas mutuamente repulsivas – y se produce un bombardeo que consiste en neutrones libres moviéndose a alta velocidad. Pronto los científicos se dieron cuenta que una reacción en cadena era posible en un cúmulo de material fisionable dado que los neutrones generados durante una fisión podrían desencadenar fisiones posteriores, estos a sus ves desencadenarían nuevas y así sucesivamente. Dependiendo de las condiciones, esto podría resultar en una fuente de larga duración de calor y neutrones, o en una fuente de muy corta duración de explosión y muerte. También dedujeron que una reacción en cadena auto sostenida sería más fácil de mantener si lograban identificar una sustancia capaz de disminuir la velocidad de los neutrones sueltos para incrementar las posibilidades de ser absorbidos.

El equipo nuclear del régimen nazi seleccionó al agua pesada de Noruega como el mejor candidato para actuar como moderador de neutrones, entonces cuando fuerzas alemanas tomaron Vemork en 1940 fue un activo que se apresuraron a arrebatar. Bajo estrictas medidas de seguridad, los alemanes duplicaron la capacidad de producción del agua pesada y comenzaron a enviar barriles del material a los laboratorios de armas en Berlín. Los trabajadores civiles en Noruega desconocían por completo la información sobre bombas nucleares o moderadores de neutrones, pero el interés tan especial de los nazis en la sustancia llevó a los miembros de la resistencia a informar de la actividad a la inteligencia británica.

Para el año de 1942, los líderes aliados estaban convencidos de que el agua pesada significaba un componente de vital importancia en los planes de Hitler para desarrollar un arma atómica. Dado que los moderadores de neutrones no eran requeridos en las bombas atómicas, los físicos alemanes tenían la intención de empelar el agua pesada para moderar una reacción sostenida en su alijo de uranio-235. Entonces, podrían exponer pepitas del isotopo más común de uranio (uranium-238) a los neutrones lentos arrojados fuera del reactor, permitiendo que algunos núcleos del uranio absorbieran un neutrón adicional para convertirse en uranium-238. Los átomos de U-239 tienden a experimentar la desintegración beta un par de veces en el transcurso de unos cuantos días, finalmente resultando en armas de grado plutonio-239.

hidroelectrica Vemork pasado

Los aliados no podían quedarse de brazos cruzados mientras los secuaces de Hitler avanzaban en el desarrollo de armamento nuclear, de otra forma estaban seguros que la guerra llegaría a un final abrupto y catastrófico. La Real Fuerza Aérea británica consideró que un bombardeó nocturno sobre Vemork era un escenario “poco realista”, por lo que organizaron un grupo encubierto de asalto por tierra. El 19 de noviembre de 1942, una treintena de ingenieros se apretujaban en un par de planeadores y se dirigían hacía el congelado paisaje de Noruega remolcados por bombarderos Halifax. En las montañas, muy cerca de la hidroeléctrica, un equipo de avanzada de comandos noruegos esperaba pacientemente en la zona de aterrizaje, mientras los aviones luchaban entre los cielos tupidos de nubes.

A medida que el zumbido de los motores de los aviones se desplazaba sobre el horizonte hacía Jens Anton Paulsson y sus tres hombres, se escuchó una explosión sorda a la distancia. Cuando el eco se desvaneció, solo pudo escucharse el sonido de un solo avión. Uno de los bombarderos Halifax se había impactado contra una montaña mientras atravesaba una nube espesa. El piloto del planeador – que había logrado soltar la aeronave en último momento – tuvo un accidente un tanto más grácil en la medida de lo posible entre el terreno montañoso. El avión restante rodeó la zona con su propio planeador mientras la tripulación luchaba infructuosamente por contactar a alguien en la pista de aterrizaje. Eventualmente se vieron obligados a renunciar debido a la escasez de combustible, pero cuando el atacante pretendía regresar a casa, su línea de remolque se rompió y envió al segundo planeador directo a las colinas cubiertas de nieve.

halifax remolsando horsa

Lo alemanes no perdieron el tiempo y despacharon tropas de la Gestapo a investigar el escándalo. Paulsson y sus combatientes de la resistencia noruega sabían que era imposible llegar a los sitios del accidente que estaban por delante de los alemanes, por lo que se retiraron a su refugió en la montaña a la espera de instrucciones. Durante tres largos meses los hombre sobrevivieron alimentándose de musgos y líquenes que fueron capaces de mendigar en las temperaturas bajo cero, sus dietas se veían interrumpidas por alguna que otra aparición de vida silvestre comestible. Mientras tanto, los sobrevivientes de los planeadores estrellados fueron capturados, interrogados, torturados y ejecutados en secreto por la Orden de los Comandos, que estipulaba que todos los comandos enemigos capturados estaban condenados a muerte, sin ningún tipo de excepción.

El 19 de febrero de 1943, seis compatriotas de los noruegos finalmente llegaron en paracaídas con una carga de alimentos, armas y explosivos de sus partidarios británicos. Tras intercambiar saludos, Joachim Ronneberg tomó el mando del grupo y expuso el plan de ataque. Una vez que todos estuvieron en condiciones, los diez hombres noruegos se ajustaron sus esquíes y se armaron con rifles, metralletas, trapos impregnados de cloroformo y píldoras con cianuro para un eventual suicidio. Pese a que no les habían proporcionado los detalles específicos sobre el propósito de la hidroeléctrica, los hombres estaban convencidos de que su destrucción impediría que Hitler adquiriera la capacidad de destruir ciudades enteras con un solo golpe.

A las tres de la mañana del 28 de febrero, el intrépido equipo noruego se aproximó al objetivo. La hidroeléctrica Vemork estaba situada al borde de un acantilado de 200 metros cual fortaleza de hadas, y solo era accesible a través de un corredor con un puente de 73 metros que cruzaba un profundo barranco. El área estaba repleta de minas, y el puente estaba perfectamente iluminado y constantemente vigilado. En lugar de meterse en problemas con las minas y los centinelas, el comando decidió descender el barranco y trepar por el acantilado en el otro lado. Los combatientes de la resistencia intercambiaron deseos de buena suerte y entonces esquiaron hasta el fondo del barranco.

Tras concluir la larga y traicionera subida hasta el acantilado congelado, Knut Haukelid se puso al mando de un grupo de cinco hombres y se dirigió a asumir posiciones de cobertura fuera de las barracas alemanas. Los otros cuatro se dividieron en dos equipos de demolición, cada uno cargado con un conjunto completo de explosivos en caso de que alguno no pudiera llegar al objetivo. Los cuatro hombres se dirigieron a una puerta del sótano que se les había dicho dejarían sin seguro, pero el operario encargado de dicha tarea enfermó ese día y faltó al trabajo. Ambos equipos se separaron para buscar puntos alternos de entrada.

Joachim Ronneberg y su colega Fredrik Kayser pronto localizaron una escotilla que les permitía acceso a un estrecho pozo lleno de cables y tuberías, y los hombres descubrieron que había espacio suficiente para atravesar. Como la maquinaria del complejo operaba con poco ruido, el par se arrastró lentamente por el largo conducto mientras empujaban sus explosivos delante de ellos. Al final del túnel, los hombres descendieron por una escalera e inspeccionaron su objetivo: una extensa fila de cilindros metálicos que recubrían la pared de la sala donde se concentraba el agua pesada. Los dos asaltantes entraron en el compartimiento y capturaron a un vigilante solitario completamente desprevenido. El hombre cumplió ansiosamente las instrucciones de levantar las manos, luego se puso a temblar mientras los intrusos bloqueaban todas las puertas que daban a la sala. Ronneberg se dirigió hacia los tanques de agua pesada e inmediatamente comenzó a colocar sus dieciocho cargas explosivas.

cilindros Vemork

Mientras Ronneberg hacía el trabajo, el zumbido lento y constante de la planta se vio interrumpido por un sonido de cristales rompiéndose al otro lado de la habitación. Él y Kayser voltearon empuñando sus armas. Por la ventana salieron los dos hombres del otro equipo de demolición, después de haber sido incapaces de encontrar una entrada más adecuada. Juntos, los hombres instalaron y comprobaron las series de cargas, y agregaron fusibles que habían sido cortados para proporcionar un retraso de apenas treinta segundos. Un civil noruego se dirigió a la habitación y se sorprendió al ver al puñado de comandos dándole los toques finales a sus cargas de demolición. Obedientemente levantó sus brazos al aire y se unió a su colega en cautiverio.

explosion Vemork

Ronneberg puso en marcha los fusibles de las bombas y silenciosamente contó hasta diez. Después, ordenó a los prisioneros que corrieran escaleras abajo tan rápido como pudieran. Con la esperanza de evitar represalias contra la población local, los asaltantes dejaron una ametralladora británica en el suelo para hacer pasar el ataque como un trabajo de los británicos. Los equipos de demolición se reunieron en el exterior con sus compañeros y se marcharon a toda velocidad. Tras una pausa que pareció eterna, pudo escucharse un ruido ensordecedor proveniente del edificio Vermork detrás de ellos. Tres mil libras de óxido de deuterio chapoteaban fuera de los tanques dañados y escurrían por los desagües de la fábrica, la destrucción echó abajo cuatro meses de producción y mutiló gravemente el equipo de recolección de agua pesada. En ese momento los alemanes se dieron cuenta que estaban siendo atacados, pero los diez hombres noruegos ya habían escapado a la seguridad de las montañas sobre sus esquíes.

Los saboteadores habían destruido con éxito la planta de agua, pero los ingenieros alemanes comenzaron las reparaciones de inmediato y en cinco meses sus colectores de agua pesada estaban funcionando nuevamente. En el invierno siguiente los aliados tenían los medios para atacar el objetivo por aire, y durante un larguísimo día de noviembre de 1943, ciento cincuenta y tres B-17 con bandera estadounidense deambularon sobre el horizonte y asolaron el área del complejo de Vemork con más de setecientas bombas. Debido al terreno muchas bombas fallaron y la mayor parte de la estructura permaneció intacta, pero la serie contundente de ataques persuadió a los alemanes para que abandonaran la zona.

bombardeo Vemork

En un esfuerzo por rescatar los remanentes de la operación, los científicos nazis cargaron un botín masivo de agua pesada en un vagón de tren. Bajo una custodia impecable el cargamento de óxido de deuterio inició su viaje hacía Berlín. La procesión armada abordó un ferry de tren para transportar el vagón a través del lago Tinnsjo, y mientras el barco cruzaba la parte más profunda del lago se produjo una fuerte explosión. El ferry zozobró y se hundió, arrastrando el resultado del programa para una bomba atómica alemana a una fosa profunda en el agua. El saboteador noruego Knut Haukelid – el mismo sujeto que había liderado el equipo en la redada contra Vemork – se enteró de los planes para mover la carga, y se introdujo de contrabando a la embarcación para instalar una bomba improvisada antes de que los alemanes llegaran. Desafortunadamente catorce civiles perecieron en el hundimiento, pero los líderes de la resistencia concluyeron que estas pérdidas eran aceptables teniendo en cuenta las miles de vidas que se pudieron haber perdido si el programa nuclear de Hitler hubiera llegado a tener éxito.

Aunque la participación de los noruegos no detuvo completamente el progreso del proyecto de la bomba atómica de los nazis, creó obstáculos significativos. Según algunos reportes llenos de polémica, los nazis se las arreglaron para desarrollar y probar un pequeño dispositivo nuclear justo antes de que la guerra llegara a su fin, pero aparentemente era de un diseño muy inferior al de las bombas arrojadas en territorio japonés algunos meses más tarde por los Estados Unidos. En cualquier caso, la Alemania nazi ciertamente tenía el conocimiento y las habilidades necesarias para construir la bomba, pero simplemente carecía de recursos.

Saboteadores de la resistencia noruega en Vemork. Faltó 1 elemento del equipo de asalto.

Saboteadores de la resistencia noruega en Vemork. Faltaron 2 elementos del equipo de asalto original, posiblemente estaban haciendo cosas tan insignificantes como salvar al mundo.

En la historia moderna existen pocos ejemplos de estos pequeños actos de sabotaje que desencadenan efectos dramáticos. Según algunas previsiones, las redadas en Vemork fueron lo único que se interpuso en el control de Hitler sobre Europa y un gobierno absoluto con un puñado de plutonio. De hecho, si los nazis hubieran trabajado sin obstáculos, el primer hongo atómico pudo haberse levantado sobre Londres a mediados de la década de 1940. Si esto resultara correcto, estos saboteadores incondicionales y su arriesgada misión en las montañas de Noruega evitaron al mundo un destino mucho peor. Damninteresting.com Adaptación por Marcianosmx.com.

La entrada Sabotaje del agua pesada en Vemork, Noruega aparece primero en Marcianos.

13 Feb 17:07

Photo



14 Feb 22:57

Astronautas disfrazados de caballeros Jedi para promocionar su expedición a la ISS

by Sergio Parra

Nasa JediLa NASA a disfrazado a los astronautas de la Estación Espacial Internacional de Jedi para plasmar el póster oficial de la Expedición 45, que partirá próximamente hacia la Estación Espacial Internacional (ISS).

En la imagen aparecen Scott Kelly, Mikhail Korniyenko, Oleg Kononenko, Kimiya Yui, Kjell Lindgren y Sergey Volkov.

Nasa Jedi 2

El de la Expedición 42 también es interesante para los lectores de ciencia ficción:

Posterexp42eei

En SFA Products se pueden descargar estos y otros pósters.

Vía | Abadía Digital

-
La noticia Astronautas disfrazados de caballeros Jedi para promocionar su expedición a la ISS fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .




10 Feb 19:17

A New Artificial Skylight System Nearly Indistinguishable from the Sun Itself

by Christopher Jobson

coelux-3

coelux-1

coelux-2

coelux-4

coelux-5

In what may be one of the most ground-breaking developments in creating artificial sunlight, a group of Italian scientists recently announced CoeLux, a new kind of skylight that perfectly mimics the feel of daylight. The creator’s claim the system is so effective that it tricks unknowing individuals into thinking they are looking up at the actual sun.

The inventors are somewhat tight-lipped about how CoeLux works, but it involves filtering a light source through a layer of nanoparticles that mimic Earth’s atmosphere. Because of this, not only does the color match sunshine but the quality does as well. In the photos above—which CoeLux insists aren’t digitally altered—you can get an idea of how realistic the light is, and see it in action in the video.

The light is currently available in three different configurations that mimic sunlight at different points on the globe including tropical, mediterranean, and nordic environments. Applications for CoeLux might involve anywhere light is scarce, from extreme environments like scientific outposts to underground parking garages or even in hospitals. You can see more on their website. (via PetaPixel)

09 Feb 19:14

Niño de 7 años recibe una prótesis inspirada en Star Wars

by Chow

La entrada Niño de 7 años recibe una prótesis inspirada en Star Wars aparece primero en Marcianos.

protesis star wars

Cada vez es más alucinante la forma en que las impresoras 3D facilitan la creación de prótesis y proporcionan una nueva forma de vida a las personas con alguna deficiencia física. El estadounidense Liam Porter, de apenas 7 años de edad, recientemente fue presentado con una prótesis impresa en 3D.

protesis star wars

Porter, que nació sin una parte de su brazo izquierdo, solía utilizar una prótesis común, pero era pesada, sin gracia y no le daba un margen amplio de movimiento. Ahora, el pequeño tiene la prótesis ideal: ligera y simple de utilizar, pero además, la prótesis tiene la forma del brazo de un Clone Trooper, personaje de la saga de Star Wars.

“La prótesis no tenía movimiento. Entonces, para un niño pequeño eso no aporta nada más que un peso muerto. Hacía mucho más sin ella”, afirmó la madre de Liam a The Augusta Chronicle. Esta nueva prótesis fue creada por un hombre llamado John Peterson, que imprimió el modelo a través de una red colaborativa de creación de prótesis llamada E-Nable. Convertir los diseños de las prótesis en archivos open source, como propone esta organización, hace más rápida y barata la creación de estas piezas. El nuevo brazo de Liam demoró tres meses en estar listo y costó aproximadamente US$ 300, mientras que una prótesis común puede demorar mucho más tiempo y alcanzar precios de hasta $ 9 mil dólares.

La prótesis del niño cuenta con un sistema se sujeción que le permite tomar cualquier objeto con ella. Como pueden ver en el video a continuación, el pequeño Liam no tuvo dificultad para tomar un vaso usando la muñeca flexible. “Pocas personas tienen esta prótesis, entonces tienes que descubrirla por él mismo. Ahora que tiene un brazo, puede tener varias ideas para los accesorios”, explicó Peterson. Además, el brazo es completamente ajustable, lo que significa que Liam podrá ajustarlo a su tamaño a medida que vaya creciendo.

Dale un vistazo al emocionante momento en que Liam recibe el brazo, rodeado de personajes de Star Wars después de salir de una función de cine.

La entrada Niño de 7 años recibe una prótesis inspirada en Star Wars aparece primero en Marcianos.

07 Feb 08:50

Fascinating photos reveal how they built the SR-71 Blackbird

by Jesus Diaz

Built and designed in the 1960s after the A-12 Oxcart, the SR-71 Blackbird is still the fastest, most vanguardist air-breathing airplane in the history of aviation. These once classified photos reveal how Lockheed built both birds in secret, in California. They look taken at the Rebel base in Hoth.

Read more...

05 Feb 18:27

This cool flying Millennium Falcon needs a full scale version ASAP

by Jesus Diaz

There's no reason why a full size version of this RC quadcopter Millennium Falcon wouldn't work. We just need a good titanium frame, a carbon fiber hull, the twin turboshaft engines from four Sikorsky SH-60 Seahawks, a light cockpit from a Sikorsky Schweizer, and we are in business. Punch it!

Read more...

04 Feb 22:17

El desafío de Van Damme y el fondo verde

by noreply@blogger.com (Antonio Martínez Ron)
desafio

Por lo visto esta historia se inició hace un año y yo no la he descubierto hasta ahora, pero imagino que habrá muchos de vosotros que estéis en las mismas y por eso lo comparto. El mítico actor de cine de acción Jean Claude Van Damme - al que ya hemos visto por aquí retarse con Chuck Norris- se prestó a participar en un concurso de la web de humor Funny or die. La idea era que él grababa una serie de escenas en plan 'killer' pasado de vueltas sobre un fondo verde. De este modo, mediante la técnica del 'croma', los usuarios podían usarlas para meterle en cualquier contexto, cuanto más disparatado mejor.



[EDIT: Sobre estas líneas estaba el vídeo completo de Van Damme con fondo verde, pero Funny or die ha hecho una reclamación y Youtube lo ha quitado. Si lo reproduces seguido, se ven todos]

El vídeo de Van Damme a secas ya es bastante descacharrante (¿te gusta el sushi?), pero hoy descubro vía Reddit algunos de los montajes que se hicieron con el material. El primero, el que ganó el concurso de Funy or die, de Max Dufrechou:



Este otro, bastante loco, lo incluye en el entorno de un juego de 8 bits:



Los cachondos de Rocketjump hacen un metamontaje en el que van Damme participa en su rodaje:



Y estos otros lo meten dentro de una peli de animación bastante flipante:



Los que ya conocíais el fenómeno estaréis un poco moscas, los demás, espero que estéis como yo, preguntándoos ¿cómo he podido vivir todo este tiempo sin conocer el desafío Van Damme? Si haces tus pintos en edición de vídeo, en este enlace tienes algunas indicaciones para bajarte el materi original y meter a Van Damme en tu película.

Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/
31 Jan 00:34

blazepress: Mercedes Formula 1 steering wheels from 1954 and...



blazepress:

Mercedes Formula 1 steering wheels from 1954 and 2014.

29 Jan 12:00

Photo





27 Jan 18:50

El Dragón Afortunado, la tercera bomba atómica sobre Japón

by alpoma

Experimentar con bombas de hidrógeno, por mucho que se haga en lo más alejado del Pacífico, tiene sus peligros, sobre todo cuando no se sabe muy bien lo que se tiene entre manos. Viajemos a los primeros meses del año 1954, concretamente al atolón de Bikini.

En este lugar del Pacífico se llevaron a cabo 23 pruebas con explosiones nucleares por parte de los Estados Unidos entre 1946 y 1958, tanto submarinas como costeras y aéreas. Todo comenzó con la Operación Crossroads en el verano de 1946. El atolón era por entonces ya un basurero naval, puesto que en su gran laguna central se habían hundido numerosos de buques de la Segunda Guerra Mundial. La población local fue evacuada, con la incierta promesa futura de volver alguna vez a su hogar, y el lugar se convirtió en área de experimentación nuclear.

BravoC640c10
Prueba “Castle Bravo”, Bikini, 1954.

Una de las pruebas finales fue la Castle Bravo, dentro de la serie de ensayos de la Operación Castle. Se trataba de utilizar una bomba de hidrógeno, esto es, una bomba de fusión termonuclear (mucho más potente que las de fisión primitivas que arrasaron Hiroshima y Nagasaki cerca de una década antes). La bomba de hidrógeno de Castle Bravo detonó en Bikini el 28 de febrero de 1954 una hora después del amanecer, hacia las siete menos cuarto de la mañana hora local. Los 15 megatones de energía liberada sorprendieron incluso a sus diseñadores, pues el rendimiento calculado inicialmente era casi tres veces inferior. Y ahí es donde se complicó todo, porque los números eran terroríficos y el área de seguridad debía haber sido mucho mayor del establecido. La contaminación por radiación asaltó por sorpresa a los habitantes de islas cercanas y a grupos de militares de las áreas de observación y buques cercanos.

Quienes sufrieron la peor parte fueron unos pescadores japoneses que se encontraron de repente en medio de un infierno inesperado. Lo que sucedió con el atunero Daigo Fukuryū Maru, o Dragón Afortunado Cinco, fue tan grave que la prensa japonesa de la época consideró el incidente como “la tercera bomba atómica lanzada contra Japón”. La tripulación del pesquero japonés se encontraba faneando a más de setenta kilómetros del límite del área de seguridad de la prueba nuclear marcada por las autoridades estadounidenses. En teoría no debía haber sucedido nada, pero la inesperada potencia de la bomba sorprendió a los pescadores que se encontraron dos horas después de la prueba en medio de una espesa niebla de fino polvo blanco de coral radiactivo que cubrió su nave. La tripulación intentó limpiar la ceniza como pudo, pero ya era tarde, habían sido expuestos a radiación durante varias horas y pronto comenzaron a manifestar síntomas propios de esa exposición.

Aunque el Daigo Fukuryū Maru intentó huir del lugar con rapidez, se mantuvo dentro de la nube de ceniza mortal durante horas. No fue el único barco afectado, pero sí el que se llevó la peor parte. La veintena larga de tripulantes fue hospitalizada en Tokio cuando el barco regresó a puerto, falleciendo uno de los pescadores pasados unos meses (se cree que murió a causa de una hepatitis C contraída a través de las transfusiones de sangre con las que la tripulación fue tratada de síndrome de irradiación aguda). La escena de la llegada del barco al puerto de Yaizu fue digna de la peor de las pesadillas, con los marineros convertidos en despojos cuya piel se encontraba cubierta de ampollas. Lo más sorprendente y terrible fue que se corrió un rumor según el cual la captura de pescado del barco fue descargada y comercializada en parte antes de que las autoridades pudieran impedirlo (se sabe que, en efecto, una parte de la carga fue comercializada). Ante la alarma y la sorpresa, cundió el pánico en Japón y el consumo de pescado cayó en picado durante días, el precio del atún se hundió e incluso pudo verse a más de una persona en los mercados equipada con contadores Geiger.

Los Estados Unidos trataron de acallar las voces contra las pruebas en el Pacífico. Se pactaron indemnizaciones con el gobierno japonés y se intentó montar toda una maniobra de “limpieza” periodística sobre las pruebas, más que nada porque al otro lado del telón de acero la Unión Soviética estaba llevando a cabo ensayos similares y allí no había posible oposición a las mismas, con lo que nadie les iba a detener. La jugada no salió como se esperaba y el sentimiento antinuclear no sólo aumentó en Japón sino también en los Estados Unidos.

12279199156_e5ff828319_z
El Daigo Fukuryū Maru el 17 de marzo de 1954. Fuente.

Las cosas se pusieron feas para los militares, por lo que a finales de marzo del 54 el secretario de prensa de la Casa Blanca, Haggerty, invitó a periodistas y fotógrafos a un evento singular. Se trataba de una conferencia de prensa en la que Eisenhower y el presidente de la Comisión de energía atómica, Lewis S. Strauss, pretendieron calmar al público con un enfoque asombroso: mencionar la terrible potencia de sus nuevas bombas de hidrógeno. Fue una de las primeras ocasiones en que se habló en público de la “bomba de hidrógeno” (hasta entonces lo más común era usar el término “bomba termonuclear”). La estrategia de comunicación consistía en afirmar que, en realidad, todo estaba controlado, que los cálculos no habían sido demasiado erróneos y que todo aquello se hacía para tener a mano un arsenal mucho más potente que el soviético para así proteger al pueblo estadounidense. Ciertamente, eso era exactamente lo que se buscaba, tener las armas más potentes, es más, se señaló que el margen de error de dos o tres veces la potencia inicial calculada entraba dentro de lo esperado. Del desdichado pesquero se dijo que se encontraba dentro del área de peligro y que no había podido ser avisado antes, cosa que también era cierta si se volvía a hacer el cálculo del área de seguridad con los datos finales de la detonación (se llegó a decir más tarde incluso que era un barco espía). Pura maniobra que no sirvió de mucho, pues Eisenhower, que se encontraba al lado del contraalmirante Strauss cuando éste pronunciaba aquellas palabras, le miró con cara de asombro.

Todo el mundo sabía ya lo sucedido y, para colmo, la farsa se cerró con una frase lapidaria: “Norteamérica puede fabricar una bomba H lo suficientemente potente como para destruir una zona equivalente a toda la que ocupa la ciudad de Nueva York”. La cosa parecía un mal chiste porque la gente entendió, con razón, que aquello se ponía feo. No sólo se estaba negando lo que era ya de conocimiento público, sino que se afirmaba que las ciudades americanas podían ser barridas del mapa, cuando hasta entonces se habían cuidado mucho de utilizar tal lenguaje que permitiera pensar en términos de destrucción propia. Si una bomba “H” americana propia podía destruir Nueva York, una soviética también podía hacerlo. Y así, de golpe, la ingenuidad inicial en que vivían muchos norteamericanos en el comienzo de la era atómica, pensando que era posible “ganar” un conflicto nuclear global, se convirtió en un terror apocalíptico que duró décadas. Hoy el Daigo Fukuryū Maru puede contemplarse en Tokio, como recuerdo de aquella “tercera bomba” que cayó sobre Japón, un suceso que sirvió más tarde de inspiración para crear a Godzilla.

Más información:
The Japan Times – Lucky Dragon’s lethal catch.
Toxipedia – Lucky Dragon.

El Dragón Afortunado, la tercera bomba atómica sobre Japón apareció originalmente en Tecnología Obsoleta, 27 enero 2015.

24 Jan 01:13

Elton John talks about Freddie Mercury

24 Jan 21:10

Lars Andersen Puts Legloas to Shame

by Don
Hqdefault

Lars Andersen has mastered ancient archery techniques allowing him to quickly fire arrows while performing various stunts. Archery trainers hate him.

21 Jan 23:12

Liga de las Mujeres Solitarias, consuelo y alivio de los soldados alemanes

by Javier Sanz

Si importantes son los soldados y las armas en cualquier guerra, la historia ha demostrado que no lo son menos las labores de espionaje, propaganda o ...

La entrada Liga de las Mujeres Solitarias, consuelo y alivio de los soldados alemanes aparece primero en Historias de la Historia.

20 Jan 15:30

This Map Shows Famous Movies & TV Shows Set In Each U.S. State

Daniel Dalton / BuzzFeed / Thinkstock

Last year I was asked to try and label each US State on a map from memory. I didn't want to, so added a TV show or movie from each state instead. Now I've made a hi-res version.

For states with an abundance of options, like New York, Texas, or California I've picked one or two favourites. For others, like Arkansas and North Dakota, I've picked the only thing available (next to nothing is set in North Dakota. Even the movie Fargo, named for a North Dakotan town, is set in Minnesota).

.

Here's a ~slidey thing~ version with the states labelled...

Daniel Dalton / BuzzFeed / Thinkstock

In places I've tried to drop the logo close to the area of action within that state, but for the most part I put them where they fit. Here are some close ups:

The West:

The West:

Daniel Dalton / BuzzFeed / Thinkstock

The middle bit:

The middle bit:

Daniel Dalton / BuzzFeed / Thinkstock

The South East:

The South East:

Daniel Dalton / BuzzFeed / Thinkstock

Feel free to add your favourites below...

21 Jan 23:25

Mad race driver drifting near a cliff on a mountain pass

by Jesus Diaz

Mad race driver drifting near a cliff on a mountain pass

Witness professional driver Fredric Aasbø drifting on a Norwegian mountain pass on his 800hp 2JZ Speedhunters Toyota 86-X. It made me feel a knot in the stomach.

Read more...

22 Jan 00:05

Better do something I guess

18 Jan 17:08

The Rescued Film Project Discovers 31 Rolls of Undeveloped Film Shot by an Unknown WW2 Soldier

by Christopher Jobson

Founded by photographer Levi Bettwieser, the Rescued Film Project obtains unclaimed film rolls from the 1930s to the 1990s and develops them for the first time, salvaging hidden memories than might have otherwise been completely lost to time. In late 2014 at an auction in Ohio, Bettwieser discovered a lot of 31 undeveloped film rolls dating back to WWII with labels including Boston Harbor, La Havre Harbor, and Lucky Strike Camp. After acquiring the rolls of film, he set to work and developed dozens of usable negatives that somehow survived the last 70 years. The process was captured in this 10-minute film by Tucker Debevec.

Bettwieser says that although many of the rolls were too damaged to develop, the majority of them resulted in usable prints, and he still has one larger format roll to develop that requires special supplies. Staring carefully at so many photos may have also resulted in an additional discovery. Bettwieser noticed a single unidentified soldier seems to appear in several different shots, and he suspects this may be the photographer who lent the camera to others in order to get shots of himself. You can scroll through dozens more photos over on the project’s website.

Part of the Rescued Film Project’s mission is to connect photos with relevant places and people, so if you recognize anything, or if you have rolls of old undeveloped film, be sure to get in touch. (via PetaPixel)

ww2-7

ww2-6

ww2-8

ww2-2
Couresty the Rescued Film Project

ww2-3
Couresty the Rescued Film Project

ww2-4
Couresty the Rescued Film Project

ww2-9
Couresty the Rescued Film Project

ww2-10
Couresty the Rescued Film Project

ww2-11
Couresty the Rescued Film Project

17 Jan 00:43

Photo



15 Jan 18:23

The only surviving Ho 229 - German WW2 aircraft, the first pure...







The only surviving Ho 229 - German WW2 aircraft, the first pure flying wing powered by jet engines. 1944

13 Jan 19:20

coffeeandcuteboys: verysara: Source: This fictional...















coffeeandcuteboys:

verysara:

This fictional advertising campaign is a dystopian take on a future with room only for those able to afford their own body parts. The campaign idea and the products have all been designed and illustrated by Chantal Sherif, with art direction from Tarek Abdelkawi.
 
I used olympic athletes as an inspiration and a metaphor for physical superiority in the posters, and I translated sports and movements into organs.

Wow this looks really cool

13 Jan 09:20

Cómo 'aparcar' un ferry antes de desguazarlo [VÍDEO]

by noreply@blogger.com (Antonio Martínez Ron)
THUMBFERRY

El barco que vais a ver en el vídeo es el M/F Ostend Spirit, también conocido como MS Pride of Calais, un ferry de 160 metros de eslora que durante años (entre 1987 y 2012) prestó servicio en el Canal de la Mancha llevando a la gente entre Dover y Calais. Hasta que en noviembre de 2013 lo llevaron hasta esta playa de Turquía. Atentos, porque merece la pena:



Esta maniobra de varado tan aparentemente salvaje debe de ser habitual en este tipo de áreas de desguace, a juzgar por la falta de reacción de los paisanos que se ven fugazmente en el vídeo. El barco se dirige intencionadamente hasta la arena a gran velocidad para que quede sobre el el terreno y allí se pueda proceder a su desmantelamiento. Tenía este vídeo guadado por ahí, pero es tan 'Fogonazos', que no me he resistido a recuperarlo ;)

Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/
10 Jan 14:45

How focal length affects the relative scale of objects in a photograph

27 Dec 13:53

El invento que te permitía parir encima de una centrifugadora

by Sergio Parra

Nacimiento4Registrado con la patente número 3.216.423, en 1965 se concibió un estrambótico artilugio para parir sin dolor: una suerte de centrifugadora como las de las lavadoras. Los autores de semejante técnica fueron George y Charlotte Blonsky.

Funciona así: la parturienta se tumba sobre el artilugio con la cabeza a la altura del eje de rotación y el cuerpo bien abrochado con correas en los muslos y el pecho. Pudiera parecer una broma del día de los inocentes, pero así querían hacer llegar a los hijos estos dos inventores.

El texto de la patente reza así:

Es sabido que, a causa de las condiciones anatómicas naturales, el feto necesita una fuerza considerable para apartar las paredes vaginales que lo envuelven, superar la fricción de las superficies uterinas y vaginales y contrarrestar la presión atmosférica que se opone a la salida. A la mujer que ha desarrollado una buena musculatura y ha hecho bastante ejercicio físico a lo largo del embarazo, como sucede en todos los pueblos primitivos, la Naturaleza le ha otorgado el equipamiento y la potencia necesarios para un parto normal y rápido. Sin embargo, no es el caso de las mujeres más civilizadas, que a menudo no han tenido ocasión de desarrollar la musculatura requerida para parir.

Blonsky Patent Drawing

En su libro Crónica de ciencia improbable, el bloguero Pierre Barthélémy cuenta así el proceso de centrifugado de la máquina:

Todo está calculado, también, para evitar que el bebé sufra un desgraciado accidente. Delante de la vagina de la futuro madre se ha colocado una red elástica (aunque no demasiado), con un cómodo receptáculo de algodón en el fondo, para recibir suavemente al retoño y evitar que acabe su cortísima existencia espachurrándose contra las paredes de protección. Conviene precisar que, según las cifras facilitadas en la patente, la mesa puede, a su máxima potencia, efectuar más de ochenta vueltas por minuto. Bastante para expulsar sin dificultad a un bebé, su placenta, y, por añadidura, algunos órganos maternos.

Por supuesto, la máquina nunca llegó a comercializarse

-
La noticia El invento que te permitía parir encima de una centrifugadora fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .




17 Dec 15:32

latenightseth: If you need more examples, 50 Cent is happy to...











latenightseth:

If you need more examples, 50 Cent is happy to provide them. 

15 Dec 18:41

¿Por qué no hemos detectado vida extraterrestre? La paradoja de Fermi

by Jordi Pereyra

Ya lo he repetido unas cuantas veces pero, en respuesta a los e-mails que me siguen llegando, últimamente no tengo mucho tiempo libre para dedicar a Ciencia de Sofá. Esta situación no se alargará para siempre y a partir del mes que viene espero tener menos trabajo y poder volver a escribir más a menudo. Y, por supuesto, tampoco tengo pensado abandonar el blog. Así que, dejando las excusas de lado, vamos al lío.

Galaxias a 8.000 millones de años luz de distancia, captadas por el telescopio espacial Hubble. (Fuente)

Ante nada, esta entrada está basada en este artículo en inglés de Tim Urban para la página WaitButWhy que me gustó mucho y creo que merecía ser expuesto en castellano

No es raro ver en documentales y artículos gente afirmando que el universo está lleno de vida. Al fin y al cabo, se estima que sólo en nuestra galaxia existen entre 200 y 400 mil millones de estrellas alrededor de las cuales orbitan unos 100 mil millones de planetas. A su vez, se cree que existen entre 100 mil millones y 200 mil millones de galaxias. Tirando por lo bajo, eso significa que deberían existir entre 100 trillones y 10.000 trillones de estrellas en el universo, acompañadas por un número parecido de planetas.

La propia inmensidad de estos números parece obligarnos a suponer que por narices tiene que existir vida ahí fuera. Al fin y al cabo, por muy improbable que sea que la vida aparezca en un planeta, existen tantos mundos más allá de nuestro sistema solar que lo mismo que ha pasado en la Tierra debería haber ocurrido en algún otro sitio… ¿No?

Lo cierto es que no podemos afirmarlo. En el fondo, cuando alguien decimos que “hay tantos planetas y estrellas en el universo que seguro que está lleno de vida“, estamos reflejando más sus propias creencias que un dato que se ajuste a la realidad. La razón principal es que nunca hemos observado vida más allá de nuestro planeta y no sabemos cómo de probable o improbable es nuestra presencia en el universo, así que no podemos hacer más que especular.

Aún así, sigue pareciendo lógico e incluso necesario que exista vida extraterrestre por una simple cuestión de estadística: no sabemos con qué frecuencia aparece la vida pero, aún siendo pesimistas y suponiendo que un 1% de los planetas reúnan las condiciones necesarias para originar vida y sabiendo que alrededor de cada estrella orbitan (de media) 1.6 planetas, el universo debería contener casi 16 millones de billones de planetas que potencialmente podrían albergar vida.

Aplicando la misma lógica sólo a nuestra galaxia, deberían existir cerca de 1.000 millones de planetas habitables en la Vía Láctea.  ¿Y en cuántos de estos podrían vivir civilizaciones avanzadas? Aquí entra es donde entra la especulación más descarada. Podemos asumir, por ejemplo, que en un uno de cada 1.000 planetas habitables llega a aparecer la vida. Esta suposición dotaría a nuestra galaxia con unos 10.000.000 de posibles planetas habitados.  Si suponemos luego en el 1% de estos planetas las formas de vida han evolucionado hasta convertirse, como mínimo, en formas de vida con un grado inteligencia parecido al nuestro, entonces habrá unas 100.000 civilizaciones sólo en nuestra galaxia. Extendiendo el mismo razonamiento para todas las galaxias que componen el universo, entonces por muy bajas que hagamos nuestras estimaciones, la conclusión siempre es la misma: el universo debería estar a rebosar de vida inteligente.

Si, encima, además de tener en cuenta lo vasto que es el universo, pensamos en lo viejo que es, las cosas se ponen aún más fáciles para la existencia de posibles civilizaciones avanzadas.

Nuestro se formó hace “sólo” 4.600 millones de años, mientras que el universo lleva existiendo unos 13.700 millones de años. Es decir, que alguna forma de vida que apareciera mucho antes que nosotros y que haya seguido evolucionando y expandiéndose sin descanso durante ese periodo debería llevar mucho tiempo dejando su marca alrededor de nuestra galaxia. En nuestro caso, la tecnología se ha desarrollado a un ritmo exponencial en los últimos 200 años, así que una civilización que nos llevara miles, millones o miles de millones de años de ventaja debería haber colonizado ya la Vía Láctea… Y aún así no hemos encontrado la más mínima señal de que alguien lo haya hecho.

Para hacernos una idea de con qué tipo de inteligencias podríamos estar tratando, es bastante útil la escala Kardashev, que clasifica las civilizaciones avanzadas en varios grupos, según sus necesidades energéticas y grado de desarrollo:

Civilizaciones Tipo 0: aquellas que dependen de recursos fósiles y están confinadas en su propio planeta. Son vulnerables a la extinción vía desastres naturales de gran escala, como el vulcanismo extremo, el cambio climático o el impacto de un asteroide grande. Nosotros estamos en este punto básico de la escala. QUÉ BIEN.

Civilizaciones Tipo I: han aprendido a extraer energía de la fusión nuclear y el mundo se les empieza a quedar pequeño. Han desarrollado el viaje interplanetario y colonizado otros planetas de su sistema solar. Siguen siendo vulnerables a la extinción si se producen cataclismos a gran escala como la explosión de una supernova cercana.

Civilizaciones Tipo II: a diferencia de las Tipo I, estas han colonizado otros sistemas solares y han expandido su burbuja de influencia a través las estrellas más cercanas. Debido a su dispersión a lo largo de un gran volumen del espacio, es casi imposible que un evento catastrófico extinga a una de estas civilizaciones por completo.

Civilizaciones de Tipo III: su dominio se extiende por toda la galaxia y extraen sus recursos de cualquiera de los planetas y estrellas que esta contiene.

Civilizaciones de Tipo IV: pueden colonizar cualquier galaxia y tienen influencia a nivel universal. Su tecnología les permitiría, en teoría, permitirles viajar en el tiempo,  materializar cosas a partir de energía, teletransportarse, modificar propiedades de la naturaleza o mover sistemas estelares enteros.

De entre estos grados de evolución, las más fáciles de detectar deberían ser las civilizaciones Tipo II y Tipo III ya que, en teoría, deberíamos ser capaces de captar sus comunicaciones o incluso ver señales de su presencia en la forma de estructuras como las esferas de Dyson (de las que hablo un poco más adelante en este mismo artículo) en nuestro propio vecindario estelar.

De las posibles 100.000 civilizaciones avanzadas que podrían existir en la Vía Láctea, no sería descabellado pensar que algunas hubieran conseguido burlar posibles eventos capaces de extinguirlas hasta alcanzar el grado de desarrollo tecnológico que la convierta en Tipo II o Tipo III. Suponiendo de nuevo que un 1% de las civilizaciones no se extinguen antes de alcanzar este grado de desarrollo, entonces deberían existir alrededor de 1.000 civilizaciones de Tipo II o Tipo III sólo en nuestra galaxia.

Entonces, si hay tanta vida inteligente a nuestro alrededor haciendo de las suyas, ¿Cómo es que no hemos visto a nadie?

Esta es precisamente la pregunta que plantea la paradoja de Fermi. Como no podemos dar una respuesta concreta a la pregunta, lo único que podemos hacer es plantear algunas hipótesis. Estas hipótesis son las que quería mostraros porque me parecen muy interesantes como ejercicio mental y para enseñar que una pregunta como “¿Estamos solos en el universo?” no es tan fácil de responder como parece.

Respondiendo entonces a la pregunta que plantea la paradoja, existen dos grandes posibilidades.

EXPLICACIÓN NÚMERO 1. No hemos detectado la presencia de vida inteligente a nuestro alrededor porque realmente no existe ninguna civilización Tipo II o Tipo III en nuestra galaxia.

Aquí alguien podría argumentar, “bueno, a lo mejor existen pero simplemente no se dejan ver“, pero esto implicaría que de algún modo todas las civilizaciones se han puesto de acuerdo para no dar señales de vida y siguen esta regla a rajatabla. Esto parece poco probable porque, aunque el 99.99% de las civilizaciones obedecieran esta ley, siempre cabría esperar que alguna se saliera de la norma por intereses propios o por puro desacuerdo o rivalidad con las demás.

Dejando esto a parte, cabrá preguntarse por qué otras razones no hemos detectado civilizaciones de tipo II y III.

Conociendo la historia de la vida en nuestro propio planeta y sabiendo que varias extinciones masivas han hecho peligrar la vida en la Tierra durante toda su historia evolutiva, podemos asumir con bastante seguridad que una especie debe enfrentarse a muchos obstáculos a lo largo de su historia evolutiva, unos más difíciles que otros. Uno de estos obstáculos podría ser común a todos los organismos y particularmente difícil (o casi imposible) de superar comparado con los demás, así que muy pocas formas de vida lograrían salir airosas cuando se topan con él.

A este obstáculo se le llama el Gran Filtro y no necesariamente implica que una especie se extinguirá al alcanzar un cierto grado de evolución, sino que también puede significar que llega un punto en el que es probable que una especie se quede estancada y no siga desarrollándose.

No tenemos ni idea de cuál es este Gran Filtro ni de si lo hemos superado o no, ya que no conocemos otras formas de vida con las que compararnos. Lo único que podemos hacer es plantear hipótesis sobre las posibles localizaciones de este filtro durante la historia evolutiva de una especie. Dependiendo de qué opción sea la que se ajusta a la realidad, nuestro futuro como civilización puede ser esperanzador o pintar bastante negro. Básicamente, existen dos opciones: que la vida en la Tierra ya haya superado el gran filtro en el pasado o que aún lo tengamos por delante y tengamos que enfrentarnos a él en el futuro.

CASO 1. Ya hemos superado el gran filtro. 

En este escenario todo va bien. Habríamos pasado la criba y, en principio, tendríamos el camino despejado para convertirnos en una civilización Tipo III. También significaría que el número de civilizaciones inteligentes en existencia sería mucho menor de lo que imaginamos, ya que la inmensa mayoría de planetas con vida estarían desolados o habitados por especies más primitivas que la nuestra. Si esta fuera la situación, entonces cabría preguntarse: ¿Cuál es el evento al que nuestros ancestros sobrevivieron y que puede resultar cataclísmico para las formas de que aparezcan en otros planetas?

Por un lado, la primera barrera a la que tiene que enfrentarse la vida es el simple hecho de que un montón de materia inerte se una para formar estructuras moleculares autoreplicantes.

Desde mediados del siglo pasado se han realizado experimentos en los que se han simulado la composición química y las condiciones atmosféricas que había en la Tierra poco después de su formación y se obtuvieron una gran variedad de moléculas orgánicas que potencialmente podrían haberse unido para formar ARN, las moléculas que dirigen la síntesis de proteínas en las células vivas.  Si este caso fuera correcto, podríamos esperar que la vida fuera extremadamente escasa en el universo o incluso que estemos absolutamente solos, ya que las condiciones para que esto ocurra se darían con una frecuencia muy, muy baja.

Pero puede que ese no sea ese el paso difícil para la vida. Al fin y al cabo, la inmensa superficie combinada de todos los posibles planetas habitables del universo, la gran variabilidad química que hay entre ellos y el hecho de que lleven miles de millones de años existiendo podría facilitar mucho su ocurrencia.

A lo mejor el obstáculo complicado para la vida es el tránsito de simples moléculas autorreplicantes a algún tipo de células simples (procariotas). Pero hay que tener en cuenta que este tipo de células no son capaces de unirse y adoptar diferentes roles para formar estructuras más complejas, así que tal vez la barrera evolutiva se encuentra en el paso de células procariotas a eucariotas, que sí son capaces de unirse para formar seres pluricelulares que dan lugar a organismos complejos.

Hay que tener en cuenta que, tras su formación hace 4.600 millones de años, la Tierra permaneció deshabitada durante unos 1.000 millones de años hasta que aparecieron las primeras formas de vida, las células procariotas. Pasarían otros 1.600 millones de años hasta que la evolución diera lugar a las células eucariotas más complejas y otros 800 millones de años hasta que apareció la reproducción sexual, lo que facilitaba el intercambio de genes entre organismos y, por tanto, aceleraba muchísimo el proceso evolutivo. Si no hubiera aparecido el mecanismo de reproducción sexual a lo mejor aún estaríamos en pañales, evolutivamente hablando, y tal vez ese podría ser precisamente el paso que representa el gran filtro.

Si cualquiera de estos casos fuera correcto, la inmensa mayoría de planetas habitados estarían poblados por vida unicelular que evoluciona muy lentamente, permaneciendo en ese estado miles de millones de años, tanto tiempo que podría ser fácilmente extinguida por la muerte de su estrella.

Pero a lo mejor todo lo comentado hasta este punto de la evolución no representa un problema para la vida y ocurre con mucha más frecuencia de la que pensamos. Puede que el paso realmente difícil llegue después de que los organismos pluricelulares crezcan para formar seres más complejos y a alguno le toque desarrollar suficiente inteligencia como para empezar a fabricar sus propias herramientas.

Al contrario de lo que parece que la gente piensa, la evolución no tiende a hacer las cosas mejores ni más inteligentes, ya que no tiene una finalidad a largo plazo. La evolución consiste en la transferencia a través de las generaciones de las adaptaciones que ayudan a un organismo a adaptarse mejor a su entorno.

De entre los cientos de millones de especies animales que han vivido en este planeta desde que apareció la vida, sólo resultó beneficioso para los seres humanos desarrollar cerebros más grandes y fabricar herramientas para suplir la falta de recursos que tienen de manera natural. Esto puede sugerir que, aunque un planeta esté habitado formas de vida complejas y muy diversas, no necesariamente tendrá por qué aparecer una especie inteligente en él.

Si esta fuera la barrera que impide el avance de una civilización, en el universo deberíamos encontrar una buena cantidad de planetas llenos de vida, pero muy pocos iluminados por luces artificiales.

En definitiva: si el gran filtro se presenta al principio de la historia evolutiva de la vida será poco probable que existan un gran número de organismos inteligentes en la galaxia capaces de comunicarse con nosotros y aún más improbable la presencia de civilizaciones Tipo II y Tipo III, lo que explicaría que no podamos detectarlas.

Vamos con la segunda opción.

2.El gran filtro está por delante de nosotros. 

Si el desafío que limita el avance de una civilización está aún por llegar, entonces estamos jodidos.

Hay una gran cantidad de situaciones que podrían dar lugar a este escenario como, por ejemplo, las explosiones de rayos gamma que tienen lugar de manera regular y que lanzan chorros de radiación de alta energía al espacio. Estos rayos, aunque muy distantes, son tan energéticos que podrían acabar con la vida en la Tierra de golpe y porrazo si uno de ellos atravesara el sistema solar.

Un evento de esta magnitud borraría del mapa a cualquier civilización que no estuviera suficientemente dispersa por el espacio como para que el chorro de radiación no matara a todos sus individuos.

(Fuente)

Si un evento de estas características no es el gran filtro, entonces tal vez sencillamente llegue un punto en el que una civilización está condenada a autodestruirse. Una población creciente requiere de recursos cada vez mayores y, por tanto, de la colonización de otros planetas para dar cabida a todo el mundo. Al fin y al cabo, en el espacio las distancias que hay entre las cosas son inmensas y podría resultar prácticamente imposible para una civilización en crecimiento expandirse con suficiente rapidez antes de quedarse sin recursos.

EXPLICACIÓN NÚMERO 2. Existen civilizaciones Tipo II y Tipo III en nuestra galaxia y hay razones lógicas por las que no las detectamos.

Hay que considerar que, al fin y al cabo, las ondas electromagnéticas que utilizamos para comunicarnos escapan al espacio, pero sólo llevamos 100 años emitiéndolas. Durante estos 100 años, estas señales han viajado a la velocidad de la luz (casi 300.000 kilómetros por segundo), por lo que sólo civilizaciones situadas en el interior de esta esfera de 100 años luz de radio pueden haber recibido noticias nuestras. Teniendo en cuenta que nuestra galaxia mide 100.000 años luz de diámetro, nuestras señales apenas han recorrido una milésima parte de su diámetro.

Esto nos lleva a pensar que puede haber razones lógicas para que, aunque la galaxia estuviera llena de vida inteligente, no estar recibiendo señales de su existencia. Al fin y al cabo, la falta de evidencia de la existencia de vida extraterrestre no es una evidencia de su inexistencia. Aquí van unas cuantas:

1) La galaxia ha sido colonizada, pero vivimos en una especie de zona rural apartada de toda la actividad. Cuando los colonos llegaron a América, los habitantes del remoto norte de Canadá no se enteraron de inmediato de qué estaba pasando, ya que nadie se acercaba allí por las duras condiciones climáticas y no resultaba de interés para los asentadores. De la misma manera, las civilizaciones inteligentes podrían estar concentradas en determinados lugares de la Vía Láctea donde su proximidad facilita el viaje y la comunicación entre ellas y no se molestan en visitar zonas alejadas de la galaxia, debido al esfuerzo que supondría a causa de las grandes distancias que nos separan.

2) El concepto de la colonizar la galaxia puede resultar absurdo para una especie avanzada. Teóricamente, una civilización de Tipo II tendría una tecnología suficientemente avanzada como para abastecerse de energía de sobra como para satisfacer sus necesidades. Una opción sería, por ejemplo, la construcción de una estructura artificial alrededor de su estrella que les permita aprovechar toda la energía que esta emite. Este es el concepto de una esfera de Dyson (nada que ver con la empresa que fabrica aspiradoras del futuro) y tiene esta forma:

(Fuente)

Con tanta energía a su disposición, una civilización no tendría motivos para gastar una gran cantidad de recursos expandiéndose por el resto de la galaxia.

3) Hay una gran cantidad de señales siendo transmitidas al espacio por civilizaciones avanzadas, pero nuestros instrumentos aún no son suficientemente sofisticados como para detectarlas o están codificadas de manera que no parecen señales coherentes. Esto podría implicar que el lenguaje de otras civilizaciones inteligentes nos resulta totalmente incomprensible o que transmiten señales usando métodos que aún no conocemos. Sería algo así como intentar encontrar señal WiFi con un móvil muy viejo: las señales están ahí, sólo que el móvil no es capaz de detectarlas.

4) Alguna civilización estuvo por aquí hace millones de años, pero nosotros aún no habíamos aparecido. Al fin y al cabo, los seres humanos modernos llevamos 50.000 años en el planeta y el lenguaje escrito más antiguo que tenemos surgió hace apenas 5.500 años. Comparado con los 4.600 millones de años de existencia de nuestro planeta, eso no es nada. Algún grupo de cazadores-recolectores podría haber presenciado cosas muy raras en el pasado, pero no habría tenido manera de dejar constancia de ello.

5) Hay civilizaciones depredadoras ahí fuera y muchas de las civilizaciones inteligentes saben que es mejor no dar señales de vida. Esto no solo sería aterrador, sino que además nos convertiría en completos estúpidos: una de estas civilizaciones depredadoras tan sólo tendría que seguir nuestras señales de radio para encontrarnos.

Joder, si hasta acoplamos una placa en la sondas sondas Pioneer (que ahora andan por los confines del sistema solar) que dice exactamente en qué planeta encontrarnos.

6) Existe una sola civilización Tipo III o Tipo IV que se dedica a eliminar al resto de civilizaciones una vez alcanzan cierto nivel de desarrollo tecnológico para evitar que se conviertan en una amenaza. Probablemente, esta sería la primera civilización avanzada que apareció en la galaxia (o una de las primeras) y aprovechó su ventaja tecnológica para borrar del mapa a cualquiera que le haga la competencia. Como podéis ver, esta perspectiva tampoco resulta demasiado alentadora.

7) Hay un montón de civilizaciones Tipo III a nuestro alrededor, pero somos demasiado primitivos como para percibirlas. De la misma manera que una hormiga que da vueltas por nuestra habitación no entiende qué propósito tiene el lugar donde está ni que son todas las cosas que contiene, una civilización Tipo III podría ser tan avanzada que ni siquiera comprenderíamos qué está haciendo. La misma lógica se aplica en el caso inverso: para una civilización Tipo III podríamos ser tan primitivos que ni siquiera se molestarían en pasarse a hacer acto de presencia por la Tierra, igual que nosotros ignoramos un hormiguero cuando paseamos por el campo.

EN RESUMEN.

De momento, nadie puede afirmar que ninguna de estas opciones sea la que más se ajusta a la realidad. Pero en realidad eso da igual: al final, el día que podamos responder con certeza a la pregunta “¿hay vida fuera de nuestro planeta?” la noticia será arrolladora, independientemente de la respuesta. Tanto si resultamos estar completamente solos en el universo como si descubrimos que hay vida ajena a este planeta a nuestro alrededor, nuestra visión de la realidad cambiará para siempre.

Mientras tanto, esperemos que las sondas que están explorando Marte encuentren algún tipo de microorganismo fosilizado. Al menos esto inclinaría la balanza hacia la opción de que ya hemos superado el Gran Filtro.

 

 

 

Por cierto, ahora hago la publicidad menos invasiva del mundo para National Geographic y esto es sólo un recordatorio de que, si os gustaría suscribiros a la revista durante un año a un precio irrisorio y recibir varias cosas más de regalo, podéis hacer click sobre este texto verde que os llevará a la entrada donde os explico la oferta.