Shared posts

09 Mar 18:25

Por qué llamamos (injustamente) a la dopamina la droga del siglo XXI

by Rocío Pérez
Jakeemipc

hola

redes-sociaoles-adiccion

Contaba este reportaje en The New York Times hace ahora un año que en lo que al consumo de drogas se refiere, Estados Unidos estaba viviendo una curiosa paradoja: en medio de la creciente oleada de consumo de opiáceos que tiene al país en crisis, los movimientos por la legalización de la marihuana y las drogas sintéticas también el alza, los adolescentes americanos son cada vez menos propensos a probar o a consumir drogas con regularidad.

Y tras señalar este dato, el autor se preguntaba: ¿podría se que los adolescentes estén consumiendo menos drogas porque toda la evasión que necesitan se la está dando su móvil? ¿Son los móviles la droga del siglo XXI?

Se trata de una hipótesis que merece la pena explorar, aseguraba el autor, porque los móviles se han expandido a la vez que los adolescentes daban de lado a las drogas. Correlación no explica causalidad, pero merece la pena echar un vistazo.

Claro que hablar de los móviles en este caso no sería del todo exacto, puesto que para hablar de una adicción necesitamos una sustancia. En ese caso, cambiemos móviles por dopamina, una sustancia química que libera nuestro cerebro y que está asociada con distintos procesos, entre otros el de expectativa y recompensa, como las que sentimos cada vez que nuestro móvil vibra porque tenemos un nuevo mensaje, un nuevo like, una nueva notificación.

Dicho esto, ¿es la dopamina la droga del siglo XXI? Hay quien opina que sí, siempre asociándola al uso excesivo de la tecnología, las apps y las redes sociales. En este vídeo que se hizo viral, el ponente, Simon Sinek, menciona la dopamina directamente como responsable de la adicción a la tecnología de los millennial. ¿Tiene razón?

Qué es la dopamina

La dopamina es un neurotransmisor, es decir, que se encarga de transmitir la información de unas neuronas a otras. Está involucrada en distintas funciones y procesos, uno de los cuales se creía hasta hace poco que era estimular los centros de placer del cerebro. Ahora, los neurocientíficos creen que la cosa es algo más compleja.

Se creía hasta hace poco que [una de las funciones de la dopamina] era estimular los centros de placer del cerebro. Ahora, los neurocientíficos creen que la cosa es algo más compleja

La dopamina se encargaría de estimular nuestro instinto natural de buscar y consumir estímulos nuevos, impulsándonos a aprender y a adaptarnos a los cambios. En cambio, sería el sistema opioide el que se comunica directamente con nuestros centros del placer.

Ambos instintos, el de buscar cosas nuevas y el del placer, trabajan coordinados: uno nos lleva a buscar cosas nuevas y a aprender, y el segundo nos hace sentirnos contentos y satisfechos, de forma que dejamos por un rato de buscar. El problema es que el primero es más fuerte y en ocasiones ignora al segundo, metiéndonos en un bucle de búsqueda incesante de nuevos estímulos.

Notificaciones, dopamina y cómo las empresas lo aprovechan

Los smartphones favorecen esto porque nos ponen la búsqueda de novedades más fácil de lo que podríamos soñar: haz un scroll y tendrás 10 tuits nuevos que leer; sube una foto a Instagram y cada vez que mires el móvil tendrás varias notificaciones nuevas.

Y las empresas detrás de esas apps que nos recompensan lo saben y lo aprovechan: dosificándonos las notificaciones para que siempre volvamos, o mandándonos notificaciones propias cuando pasamos mucho tiempo sin entrar.

Existe incluso una startup, Dopamina Lab, orientada a ayudar a las apps a utilizar la producción de dopamina de los usuarios a su favor para que las usen más veces y más tiempo. Aseguran haber desarrollado un algoritmo de inteligencia artificial que insertado en cualquier aplicación aplica el condicionamiento operante (recompensa del comportamiento positivo) para enseñar a los usuarios a utilizar más la aplicación.

movil-notificaciones

"Instagram utiliza nuestro ansia de 'likes' a su favor"

Hace unas semanas, Dopamina Lab se convertía en el centro de una conversación en Twitter sobre este tema. Una usuaria citó un extracto de una entrevista con su portavoz, Matt Mayberry, en la que éste explicaba que es vox populi que Instagram explota nuestro ansia de notificaciones a su favor racionándonos los likes: si la app decide que debes entrar más a menudo, te manda notificaciones solo de unos pocos likes, y no de todos los que has recibido, con la esperanza de que la escasez te decepcione y así vuelvas a entrar en la app un par de minutos más tarde.

Mike Krieger, CTO de Instagram, corrió a desmentir esta información. "Las cosas a veces no son instantáneas, pero no es algo intencionado. Intentamos encontrar un equilibrio entre mandar las notificaciones en el momento oportuno y no pasarnos enviando notificaciones".

Dopamine Labs recogió el guante y explicó que las declaraciones de Mayberry no provenían de elucubraciones suyas, sino de declaraciones públicas de la propia Instagram y de otras aplicaciones similares. "Como el propio CTO de Instagram ha dicho, Instagram no te envía las notificaciones cuando ocurren, sino que las aúna, y para decidir cuándo enviar ese puñado de notificaciones utiliza un algoritmo", explicaban en su mensaje, y para afinar ese algoritmo se emplean métricas de interactuación de los usuarios.

Es decir, que para decidir cuándo y cómo enseñarnos las notificaciones, utilizan todo lo que saben sobre cómo usamos su aplicación y lo manipulan. "Un programador entiende cómo funciona el cerebro y sabe cómo escribir un código que haga que el cerebro actúe de determinada forma".

Las redes sociales, el nuevo tabaco

La idea de que las tecnológicas manipulan nuestro cerebro a su antojo no debería pillarnos por sorpresa (empresas de todo tipo practican el neuromarketing desde hace décadas), pero es normal que nos dé tanto miedo porque en definitiva les hemos abierto las puertas de nuestra vida hasta el punto de que lo saben todo sobre nosotros.

Y quizá en eso hayamos sido demasiado confiados. ¿Llegará un día en que miremos atrás y pensemos en Facebook como ahora pensamos en el tabaco, algo a lo que debimos poner límites mucho antes? Algunos aseguran que sí.

ansia-movil

Marc Benioff es el jefe de Salesforce y en el pasado foro de Davos declaró que las redes sociales deberían ser reguladas "exactamente de la misma forma que lo está la industria tabaquera". En su opinión hay muchos paralelismos entre ambos sectores: "hay un producto adictivo, que no es bueno para ti, y en el que es probable que haya distintos intereses empujándote a hacer determinadas cosas". Y añadió: "hay diseñadores de producto intentando hacer estos productos aun más adictivos, y tenemos que frenar eso todo lo posible".

No es el único. Roger McNamee, inversor en tecnológicas, entre ellas Google y Facebook, publicaba hace unas semanas una columna en The Guardian titulada ¿Por qué no regulamos las redes sociales como el tabaco o el alcohol? en la que decía: "Con muy poca o ninguna supervisión o regulación en la mayor parte del mundo, compañías como Facebook, Google, Amazon, Alibaba o Tencent utilizan técnicas habituales en la propaganda y en el juego de los casinos, como las notificaciones constantes o las recompensas variables, para fomentar la adicción psicológica".

Dejad a la dopamina fuera de esto

Existen en este debate algunas cuestiones que pueden ser opinables, como si las redes sociales son en su conjunto una herramienta positiva para el debate y la libre expresión de los ciudadanos o si son elementos de distracción y manupulación mediados por las grandes empresas y agentes políticos con oscuras intenciones.

Pero otras deberían ser analizadas bajo una lupa científica con un poco más de rigurosidad. Y ahí entra la idea de que la dopamina es de alguna forma adictiva sin la cual viviríamos mucho mejor. Porque no lo es.

dopamina-neurotransmisor

La dopamina es una sustancia que genera nuestro cerebro de forma natural y cuyas funciones son complejas. Entre otras cosas, actúa como vasodilatador. La falta de dopamina puede desembocar en trastornos neuromusculares degenerativos. Algunos medicamentos psiquiátricos actúan inhibiendo la producción de dopamina pero no porque esta sea adictiva, sino porque algunos enfermos mentales pueden ser muy sensibles a sus efectos. Es posible que los trastornos por déficit de atención también se deban en parte a bajas dosis de dopamina en determinadas partes del cerebro.

Es decir, que tildar la dopamina de droga adictiva es, en el mejor de los casos, una simplificación hasta el absurdo que además supone medicalizar un problema, el del enganche al móvil (científicamente es incorrecto también hablar de adicción al móvil) o a la tecnología.

Sería fácil pensar que se trata simplemente de una forma de hablar, pero llamar adicción a lo que no lo es tiene consecuencias importantes. Por un lado, banaliza las verdaderas adicciones, que son un serio problema de salud. Por otro, es una forma en que los usuarios nos descargamos de responsabilidad sobre el modo en que utilizamos estos dispositivos, así como a la hora de educar a las siguientes generaciones en su uso.

Imágenes | iStock
En Xataka | Cómo conseguir estar menos pendiente del móvil según lo enganchado que estés

También te recomendamos

Sí, se puede vacunar contra la droga y esta vacuna contra la heroína está a punto de conseguirlo

Qué son y cómo evitar los chicharros en la Bolsa

Los nootrópicos, la droga que arrasa entre los ejecutivos y los programadores de Silicon Valley

-
La noticia Por qué llamamos (injustamente) a la dopamina la droga del siglo XXI fue publicada originalmente en Xataka por Rocío Pérez .

06 Feb 15:51

Qué es Bad Data y cómo utilizar Marketing Intelligence para vencerlo

by Ana Villagrasa Blasco
PuroMarketing - El Big Data ya se ha perfilado como una de las tendencias principales del 2018. Se prevé que las empresas realizarán un esfuerzo mayor por obtener una mayor cantidad y calidad de datos para gestionar la toma de decisiones pero para conseguirlo tendrán...
12 Jan 20:39

Primer aniversario de la muerte de Aaron Swartz

Aaron Swartz: la petición de despido del fiscal Heymann alcanza las firmas necesarias

El 11 de enero de 2013 Aaron Swartz se suicidó en Nueva York, una de las mentes más brillantes de esta generación cuya vida llegó a su final demasiado pronto.

Para muchos tal vez resulte un nombre desconocido, pero Aaron Swartz fue unos de los principales responsables de que disfrutemos de la Internet como la conocemos hoy en día. A pesar de que su vida fue muy corta, logró tener un enorme impacto en el mundo, dejando una huella imposible de borrar. Las contribuciones de Aaron a la red son más que destacables, y con su muerte todos sufrimos una gran perdida.

Aaron Hillel Swartz nació el 8 de noviembre de 1986, en la ciudad de Chicago, Illinois. Su padre tenía una compañía de software y desde pequeño Aaron estuvo empapado sobre el mundo de la tecnología. Ya a los 13 años Aaron recibía un premio por crear sitios web no comerciales con contenido educativo y colaborativo.

A los 14 años se convirtió en miembro del grupo de trabajo que creó el estandar RSS 1.0, uno de los más adoptados para compartir y diseminar información y contenidos entre webs, especialmente los blogs. En 2001 formaba parte del W3C (Worl Wide Web Consortium) donde creó un nuevo tipo de documento diseñado para soportar la web semántica.

RSS 1.0, Markdown, Reddit, Creative Commons, Open Library, son solo algunos de los proyectos en los que Aaron estuvo involucrado.

Tal vez una de las razones por las que más fue conocido en la web "mainstream", fue por su rol de co-fundador de Reddit. Cuando Swart asistía a la Universidad de Stanford creó una compañía de software llamada Infogami, cuya plataforma fue creada para apoyar a el proyecto Open Library de Internet Archive. En 2005 Infogami y Reddit se unieron en un mismo proyecto. Aaron Swartz también ayudó a John Gruber a crear el lenguaje Markdown, un derivado del HTML simplificado, que a la fecha es ampliamente usado, especialmente por bloggers.

Pero, Aaron Swartz no solo fue un tipo brillante que aportó al mundo del desarrollo de software, también fue un gran activista de Internet, que dedico sus esfuerzos a promover la cultura libre y de hecho colaboró con Larry Lessig en el primer borrador de la Licencia Creative Commons. En 2008 creo el sitio Watchdog.net, que permitía agregar y visualizar datos sobre los políticos. En 2010 fundó Demand Progress, una organización en pro del activismo en la red especializada en la lucha contra actividades y decisiones que pusieran en peligro la libertad en Internet.

muerte de aaron swartz

Aaron fue clave para evitar que se aprobara SOPA, la desastrosa e infame ley con la que el gobierno norteamericano pretendía controlar por completo la red, para criminalizar aún más las infracciones por derechos de autor.

Condenado a 35 años de cárcel por intentar liberar artículos científicos en favor del conocimiento libre.

En enero del 2011 Swartz fue arrestado por la policía del MIT y el servicio secreto por crímenes informáticos. El crimen de Aaron: haber descargado 4 millones de artículos científicos de JSTOR (a través de la red del MIT) sujetos a copyright con la intención de liberarlos, este acto le costó una absurda sentencia de 35 años de cárcel y el ser tratado como un terrorista por un claro gesto en favor del conocimiento libre.Y fue precisamente ese proceso judicial el que según su familia llevó a Aaron a su suicidio.

En Agosto del 2013 Aaron Swartz ingresó de manera póstuma al Salón de la fama de Internet, y será recordado por siempre por todos aquellos que valoramos las libertades de la red, el movimiento de la cultura libre y la democratización de la información.

No hay justicia con leyes injustas. En la gran tradición de la desobediencia civil, declaremos nuestra oposición a este robo privado de la cultura pública. Tenemos que descargar publicaciones científicas y subirlas a redes de file-sharing.

Aaron Swartz, Guerilla Open Access Manifesto.








05 Apr 05:28

More ambient noise to help you work

by Michael

I previously covered Coffitivity which allowed you to have all the noise of a coffee shop without the coffee or the shop. If you’d prefer the sound of the rain there’s the the Rainy Cafe Machine. There you can get the rain, or coffee shop, or both if you really want.

Rainy Cafe Machine

05 Apr 05:13

La delicia de aprender por gusto

by Angela

En Enero de este año vi el vídeo que te traigo hoy y fue como un flechazo. Cuando lo vi sentí que nada expresaba mejor una de mis inquietudes: aprender cosas aparentemente muy dispares, por el puro placer de aprender. Casi podría decir que mi vida es un viaje por el mundo del aprendizaje ¿cómo todas?

Triptrotting_viajar
Siempre me ha gustado mucho aprender y descubrir cosas nuevas pero en los últimos años, incluso mientras trabajaba en Portugal, me “especialicé” en hacer cursos por Internet de casi todo. Si comprendía el idioma en el que se impartían y me gustaba la temática lo hacía. Pero en realidad para mi la vida es estar en “modo aprendizaje” constante por eso no me suelo aburrir ;)  

Hoy en día con tantas opciones gratis y el despliegue de los MOOC  no es raro que alguien te diga que está haciendo un curso online. Yo empecé en 2005 por una cuestión profesional pero luego abrí el campo en muchas otras direcciones.

El objetivo del aprendizaje es ¿saber más?

Lo cierto es que nunca me ha importado nada invertir el dinero/tiempo en aprender, en formarme y en vivir experiencias como las que tuve al viajar. Sin embargo muchas personas me veían un poco como bicho raro. En el trabajo no entendían muy bien que fuera yo quien me pagara algunos cursos para avanzar en mi desarrollo profesional – y yo no entendía que eso  fuera cuestionable, no iba a quedarme sin aprendizaje solo porque otros lo decidieran – pero de ahí a que encima hiciera cursos o leyera sobre cosas que aparentemente no tenían nada que ver con mi profesión, eso les parecía (a algunos) de locos. 

La verdad es que lo que piensen los demás a ese respecto me importa bastante poco pero tengo que confesar que hasta estudiar Geología también fue precisamente siguiendo esa lógica, yo no quería estudiar la geología, yo quería APRENDER y entender el mundo que me rodeaba. Esa es la premisa que me lleva a cualquier aprendizaje de cualquier cosa, pero sobre todo disfrutando del viaje  ¡claro! Volvería  a hacer lo mismo si tuviera que elegir, aun conociendo la profesión y aún sabiendo que decidiría abandonarla más tarde.

Sé que hoy en día casi todos desearíamos tener más horas para hacer lo que queremos y que en muchos casos eso condiciona el modo en que empleamos nuestro tiempo. Buscamos recompensas rápidas, actividades que nos den resultados aquí y ahora ¿aprender sólo por gusto? Pues sí, a mi me gusta vivir así. Aunque no vea beneficios a corto plazo si hay algo que me gusta o de lo que me apetece conocer más le dedico tiempo. Para mi el objetivo del aprendizaje es el viaje en sí.

De aquí y de allí: conectando ando…

Internet nos ha abierto las puertas a curiosear por muchos lugares, a conocer gente diversa, a tener amigos por todas partes y a compartir aficiones y experiencias de muchas formas diferentes.

Para mi el saber no ocupa lugar y aprender algo que me interesa es un gusto, pero es que además ayuda a CREAR. Si pensamos en que Creatividad es simplemente conectar cosas (Steve Jobs) cuanto más diversas sean esas “cosas” más opciones tendremos de hacer conexiones diferentes a las de otros. La originalidad pierde relevancia y lo interesante es la capacidad de mezclar y ser capaces de resolver problemas, de salir adelante. Eso también es CREAR. Usar métodos que hayas conocido fuera del trabajo para resolver una situación reciclando conocimientos e ideas sacadas de otras experiencias. Creo que solo se trata de eso.

Cuando alguien se empeña en decirme que determinadas cosas no sirven para su vida, aunque le gustaría aprenderlas yo le pregunto:

  • ¿Quién sabe cuándo un curso de meditación te puede ayudar a relacionarte mejor con tu pareja o un jefe?
  • ¿Cómo saber si después de conocer a fondo la cocina no te pones a hacer recetas sabrosas y saludables para colegios porque no te gusta lo que come tu hijo en el suyo? ¿Y si eso te lleva a publicar un libro?
  • ¿Quien diría que después de un taller de escritura se te ocurre una presentación sobre ti mismo que despierta el interés de todos tus contactos de Linkedin y te empiezan a llover ofertas de trabajo?
  • ¿Cómo adivinar que diez años después de aprender italiano no te cruzas en una esquina con la mujer/el hombre que quieres que te acompañe en el viaje de la vida?
  • ¿Qué pasaría si después de hacer ese curso intensivo de pintura empiezas a descubrir que lo que quieres es decorar ambientes infantiles y creas tu propia empresa para ello?

Y justo hoy, antes de publicar este post recibí un email de Inspiras que decía así:

El aprendizaje amplia nuestro panorama,
Crea nuevas oportunidades,
Destierra prejuicios,
Aterriza ideas,
El aprendizaje es una herramienta que marca diferencia, el problema es que muchas veces creemos que este se acaba al terminar los estudios, cosa que no es cierto.
El aprendizaje tiene que ser constante en nuestra vida, es un motor de crecimiento y desarrollo que no tiene limite,
Aprende algo nuevo, cada día.

En fin, lo que te diga. O…

¿Quién le iba a decir a este pez que un aprendizaje le iba a ser tan útil? ;)

Visto en: El Arte de Pensar Diferente

Post Relacionados:

Las miserias de un país o el país de las miserias (1/3)

Ciudadana de un lugar llamado mundo

Educando emociones y emocionarse aprendiendo

…a veces…

puede resultar útil

y agradable

saber ladrar

como si fueras

un pez ;)


Archivado en: creatividad, videos Tagged: aprendizaje, creatividad, pez perro
05 Apr 05:04

avidoatlion: lifemocker: thejordanator: An expertly done...

Jakeemipc

OMG!



avidoatlion:

lifemocker:

thejordanator:

An expertly done three point turn

Weren’t expecting that house

#I have never seen someone nope that hard before

05 Apr 05:01

Virus Venn Diagram

Within five minutes of the Singularity appearing, somebody will suggest defragging it.
05 Apr 05:00

Frozach Submitted