Shared posts

13 Jul 19:35

PARFAIT A LA GRAINE DE CACAO CRUE ET TORREFIEE. GLACE AU CHOCOLAT DE CLAIRE HEITZLER

Vgreco51

postres

Bonjour! Je n'ai vraiment pas eu le temps de me consacrer au blog ces dernières semaines. Et ça risque de continuer comme ça un petit moment encore... Cette recette est encore une fois tirée du livre de Claire Heitzler, mais vous pouvez aussi la retrouver...
13 Jul 08:04

Gua Bao, pan chino al vapor

by Eva
Vgreco51

bollos

Desde que probé los Gua Bao quedé totalmente prendada de ellos, qué ternura y qué textura tan maravillosa. Además los tendremos listos en poco más de 2 horas, cubriendo una comida y/o cena de manera muy peculiar. Estos panes no pasan por el horno, están elaborados al vapor y podemos encontrarlos denominados de infinidad de formas; Bao, […]

La entrada Gua Bao, pan chino al vapor aparece primero en Bake-Street.com.

15 Jul 08:17

Tarta de chocolate, frambuesas y remolacha

by Eva
Vgreco51

tartaleta

Tarta de chocolate, frambuesas y remolacha, así da gusto comenzar un viernes. Últimamente siento una necesidad imperiosa por elaborar tartas, me encantan y me apetece hacerlas a todas horas. Y no hablo de la clásica tarta con varias capas de bizcocho, crema, nata… que puede ser la primera imagen que se nos venga a la cabeza. Sino […]

La entrada Tarta de chocolate, frambuesas y remolacha aparece primero en Bake-Street.com.

07 Jul 13:00

Bensone alla confettura di prugne

by Stefania Dalla Pria
Vgreco51

desayuno


Visto e rivisto ma mai provato, la ricetta lì in attesa, da provare. Mi ha sempre dato l'idea che il suo sapore fosse di ciambelle di una volta. Quelle che si facevano senza stampo semplicemente formando un rotolo e poi unendo le estremità, insomma uno di quei dolci che sanno di..nonna. Questa mattina mi è capitata tra le mani un vasetto di confettura alle prugne fatto lo scorso anno e così finalmente l'ho provato. Buono, è proprio come pensavo, secondo me nel latte o nel tè deve essere perfetto; domani lo provo.
Cosa ti serve
500 gr. di farina 00

150 gr. di zucchero semolato

100 gr. di burro morbido

2 uova + (1 per spennellare)
1 tuorlo           
1 bustina di lievito per dolci

buccia grattugiata di 1 limone

½ cucchiaino di vaniglia in polvere

3-4 cucchiai di latte

1 pizzico di sale 
confettura di prugne
zucchero in granella
Come si fa
Nel recipiente della planetaria, oppure su una spianatoia, miscela la farina con lo zucchero, il sale e il lievito. Aggiungi le 2 uova e il tuorlo, 3 cucchiai di latte, il burro a tocchetti e lavora il tutto per bene, dovrai ottenere un impasto omogeneo, eventualmente aggiungi ancora un po’ di latte. Fai riposare l’impasto in frigorifero per mezz’ora avvolto nella pellicola.

Prendi dal frigo l’impasto riposato, lavoralo brevemente e stendilo, sopra un foglio di carta forno, formando un quadrato di circa cm. 25x25, centimetro più centimetro meno, stendi la confettura lasciando circa 1-2 centimetri di bordo. Aiutandoti con la carta forno ripiega in tre in modo da avere la parte liscia sopra, quindi senza giunture che andranno sotto.

Pratica un leggero taglio al centro per quasi tutta la lunghezza. Batti leggermente l’uovo,  spennella la superficie del dolce e cospargi con lo zucchero in granella. 
Metti in forno caldo a 180° per circa  40 minuti.



A presto Stefania

29 Jun 08:24

Cocco e limone

by Stefania Profumi&Sapori
Vgreco51

tarta

Cocco e limone per una torta dolce e fresca, che evoca l’estate e la voglia di relax. La composizione è molto semplice, ma è ben bilanciata e gradevole al palato. Cocco e Limone Per uno stampo da 24 cm Per il pandispagna al limone: 4 uova 120 gr zucchero 120 gr amido di mais scorza […]
22 Jun 09:35

Cheesecake fiordifragola al cioccolato bianco

by Dolci a gogo
Vgreco51

tarta

   L'estate è arrivata...forse no...però il caldo non manca quindi si ha voglia  di dolci freschi golosi e veloci come le mie amate cheesecake  che nel corso degli anni sono diventate quasi  un "marchio di fabbrica" del mio blog! Il numero proposto in questi anni ne è una chiara dimostrazione  ma con l'arrivo del caldo la cheesecake fredda è di sicuro  la mia preferita e sul sito Galbani
22 Jun 09:38

Cookies rellenas de Marshmallows

by Alma
Vgreco51

galleta


Pocas veces una receta me ha costado tantos intentos...

No sé si alguna vez habéis intentado hacer cookies rellenas de marshmallows.

Pues os diré lo que pasa...

QUE DESAPARECEN LOS DICHOSOS MARSHMALLOWS Y SE DESHACEN DENTRO DE LAS GALLETAS Y CUANDO CREES QUE AL PARTIR LAS GALLETAS ENCONTRARÁS EL RELLENO SÓLO ENCUENTRAS EL VACÍO QUE HAN DEJADO!!!!

ARGHHHHH

(Creo que ha quedado claro el nivel de mi indignación en este aspecto. Entendedme. Han sido muchas galletas desperdiciadas. Muchos marshmallows evaporados. Muchas lágrimas en vano!!)






Pero al fin he dado con la clave tras investigar miles de páginas americanas.

Congelar los marshmallows. 

Desde el día anterior. 

Es verdad que es un sufrimiento extremo. Porque los marshmallows congelados son de las cosas que más me gusta en este mundo, y una vez fríos ya no me apetece tener que meterlos en las galletas y me los como... Pero bueno, que hice el sacrificio y lo soporté.

Bueno, en realidad congelé la bolsa de mini marshmallows y también una de jumbo marshmallows que nos han llegado y son ENORMES y esos me los voy a zampar así, tal cual, congelados, felizmente :)



COOKIES RELLENAS DE MARSHMALLOWS

Receta de Alma Obregón
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente (yo uso siempre Kerrygold)
  • 100g de azúcar blanco
  • 60g de panela (azúcar de caña integral)
  • 1 huevo M
  • 265g de harina todo uso
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 100g de chips de chocolate negro
  • Un puñado de mini marshmallows

El día anterior a hacer las galletas metemos los marshmallows al congelador. Esto es FUNDAMENTAL.

Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta tener una masa homogénea. Incorporamos el huevo y el extracto de vainilla y seguimos batiendo, siempre a velocidad baja, hasta que se integre.

Incorporamos la harina, tamizada con el bicarbonato. 

Cuando la masa sea homogénea, incorporamos los chips.


Dividimos la masa en 24 porciones de 30g.
Hacemos una bolita con cada porción y la aplastamos un poco.
Las colocamos sobre una bandeja y las refrigeramos media hora.

Una vez frías, las sacamos de la nevera y colocamos dos o tres mini marshmallows encima de una de las bolistas aplastadas. Cerramos con otra y afianzamos los bordes.



Colocamos las galletas espaciadas en una bandeja de horno cubierta por papel de horno.

Horneamos las galletas a 180º (calor arriba y abajo) durante 15 minutos o hasta que se doren un poco los bordes.


Estarán blanditas al salir del horno, así que conviene esperar a que se templen un poco...

Pasados 15-20 minutos podemos empezar a devorarlas...


En fin.

Que no tengo nada más que decir.

Que lo probéis porque es la BOOOOOOOOMBA!!!

Me despido por hoy, pero pronto más recetas para boicotearos la operación bikini (como debe de ser!)

Besos a porrón!

Alma
Si tienes alguna duda no contestes a este email. Escríbeme a igalmacupcakes@gmail.com y prometo contestar lo antes posible.
13 Apr 06:00

Date Cookie

by Muriel's Baking Passion
Vgreco51

galleta

Date Cookie

 

A few weeks ago my youngest stepdaughter texted me a picture of a cookie that she was enjoying during a cozy night out. The text she sent with it was: ‘Muriel, please can you make these sometime, they are sooooo yummy!!’ Well, when she’s requesting me this, so sweet and full of enthusiasm, then of course I can not say no. As I wrote in my last blog, I was about to prepare something which has date paste incorporated. So, this date cookie is what I meant.

A date cookie is one of the most famous Moroccan cookies that exist and served a lot during the Sugar Feast (Eid al-Fitr ). They have a variety of shapes, but the most typical thing about it is that they’re generously sprinkled with powdered sugar. The main ingredient is date paste and above that there’s a diverse variation of other ingredients such as cinnamon, cardamom, Mazhar (i.e. orange blossom water) or Maward (i.e. rosewater). In addition, different elements are used as filling, such as nuts and/or seeds. Chopped almonds, walnuts, cashews, pistachios and sesame seeds are the most used. I have already described date paste in detail in my previous blog, so this requires no further information. In this particular recipe I used cinnamon and Mazhar as ingredients. But what exactly is Mazhar? Mazhar is orange blossom water. Orange blossom water is hot nowadays. This particular water, distilled from the leaves of orange blossom, is widely used in the Moroccan cuisine. But what can you do with it exactly? It’s originally used mainly in sweet dishes. Think of desserts, cakes, cookies and puddings, but you can also add a special twist to savory dishes with it (for example, sprinkle it on your salad one time or use it in an oriental stew). Furthermore, orange blossom water combines well with oranges, pistachios, almonds and rice. Some find it super tasty, others super gross. In case you want to try it sometime anyway, taste it first and see what you think about it. In case you don’t like it, just skip it or you could for example recplace it by marrow of 1 vanilla pod or a drop of lavender oil. In this case you’ll miss the characteristic taste of the water, but without it the cookie is also appetizing, don’t worry. If you want to use it anyway, don’t be too lavish in all your enthusiasm! The taste may quickly dominate and that would be very unfortunate. Where can I buy Mazhar? Of course at the Turkish and Moroccan and Oriental Asian stores, but nowadays they’re also available in some well-stocked supermarkets.

Surely you want to know what this cookie tastes like? First you bite in a crunchy piece of dough, then you get a piece of soft dough, then a sweet creamy date flavor mixed with cinnamon and Mazhar, and finally (in this case) sesame seeds. Indeed, my stepdaughter is absolutely right: sooooo delicious!! I’m truly grateful that she suggested this cookie to me and in gratitude for that, I will prepare a whole bunch just for her. That, she can certainly count on!

 

Dadelkoekje

 

Recipe Date Cookie

Prep Time: 20 minutes

Cook Time: 15 minutes

Total Time: 35 minutes

Yield: 15 pieces

Recipe Date Cookie

Ingredients:

    Dough
  • 250 gr flour
  • 125 gr unsalted butter
  • 50 gr sugar
  • ¼ tsp salt
  • ½ tbsp orange blossom water (Mazhar)
  • 1 tbsp milk
  • Filling
  • 200 gr Medjoul dates
  • 2 tbsp boiling water
  • 1 tsp orange blossom water (Mazhar)
  • 1 tsp cinnamon
  • 1 tbsp roasted sesame seeds
  • Extra
  • powdered sugar for sprinkling the cookies (approx 75 gr)

Directions:

    Dough
  1. Mix the butter fluffy with the sugar.
  2. Add the flour, salt and orange blossom water and mix until combined.
  3. Knead with your hands until a ball of dough. The dough will be dry so try to push everything together as well as possible.
  4. Wrap the dough in plastic wrap and let it rest for 1 hour in the fridge.
  5. Filling
  6. Remove the stones from the dates and cut the dates into small pieces.
  7. Put the date pieces in a blender or food processor.
  8. Add the boiling water, cinnamon and orange blossom water and grind well into a paste.
  9. Stir in the roasted sesame seeds and set aside until needed.
  10. Preheat the oven to 180°C/355°F (fan) or 200°C/390°F (without fan).
  11. Line a baking sheet with parchment paper.
  12. Finish
  13. Knead the dough with a tablespoon of milk until smooth.
  14. Roll the dough into a rectangle of approx 45 x 15 cm.
  15. Put in the middle of the dough a strip of date paste of approx 4 cm wide and 45 cm long.
  16. Fold the dough around the date paste.
  17. Roll it as tight as possible in plastic wrap and press the dough firmly together. Form a rectangle of around 45 x 5 x 2 cm.
  18. Remove the dough from the plastic and cut it into equal pieces of about 3 cm wide.
  19. Place the cookies on the baking sheet and bake for 15 minutes.
  20. The cookies will remain light in color on the top and will become light brown at the bottom.
  21. Sprinkle the cookies generously with powdered sugar when they are still hot.
4.4.2.1
http://murielsbakingpassion.com/date-cookie/
Copyright© 2016 by www.murielsbakingpassion.com
17 May 09:32

Chocolate Pear Loaf

by Muriel's Baking Passion
Vgreco51

bizcocho

Chocolate Pear Loaf

 

For a long time already I had plans to prepare this loaf but every time something came in between or at the decisive moment there were no pears in the house. Finally, this weekend, in between all the busy work I was struggling with, I had a moment of piece to prepare it. I deliberately had bought a large quantity of ripe pears on the market so I had more or less obliged myself to go and work on it. The loaf now adorns my kitchen and I must say it was worth the wait!!

This sugar-free loaf makes a wonderful breakfast but can also be enjoyed as a snack. Deliciously spread with a dollop of jam or just plain. Prepared without butter and yet moisty. Yummy, can I have another bite please!!

 

Chocolade Perencake

 

Recipe Chocolate Pear Loaf

Prep Time: 15 minutes

Cook Time: 45 minutes

Total Time: 1 hour

Recipe Chocolate Pear Loaf

Ingredients:

  • 2 ripe pears
  • 200 gr all purpose flour
  • 4 tbsp cocoa powder (dutch prosessed)
  • 200 ml half and half milk
  • 2 tbsp honey
  • 1 vanilla bean
  • 2 eggs
  • 2 tbsp cornstarch
  • 1 tsp cinnamon
  • ½ tsp salt
  • 2 tsp baking powder
  • 2 ripe pears
  • almond flakes to sprinkle

Directions:

  1. Preheat the oven to 175°C/350°F (no fan) or 155°C/300°F (fan).
  2. Line a loaf pan of 22 cm/9 inches with parchment paper.
  3. Put flour, cocoa powder, salt and baking powder in a bowl and stir with a wooden spoon.
  4. In a seperate bowl whisk eggs, milk and honey.
  5. Scrape the seeds from the vanilla bean and add to the milk mixture.
  6. Little by little whisk in the milk into the flour mixture. Whisk firmly.
  7. Peal, coarse and dice the pears.
  8. Add cornstarch and cinnamon to the pears and mix firmly.
  9. Add the pears to the batter.
  10. Pour the batter into the lined loaf pan and sprinkle with almond flakes.
  11. Bake for 30-35 minutes.
  12. Check with a toothpick, when it comes out clean your loaf is done.
4.4.2.1
http://murielsbakingpassion.com/chocolate-pear-loaf/
Copyright© 2016 by www.murielsbakingpassion.com
20 May 07:28

Şekerpare

by Muriel's Baking Passion
Vgreco51

galleta

Sekerpare

 

Today a delightful authentic Turkish dish. Şekerpare (pronounced ‘Sheh-ker-PAK-Reh’) is one of the many beautiful and popular desserts of Turkish cuisine, mainly prepared by baking soft dumplings and then dipped in thick lemon syrup. Şekerpare has become one of the most popular Turkish sweets among locals and visiting tourists in Turkey. Because of the butter, semolina and syrup it is so soft that it melts in your mouth and in spite of the syrup is not excessively sweet. Although the syrup needs a rather long to time in order to be absorbed, it’s a simple and quick to prepare recipe, so as far as I am concerned just give it a try, if only to experience the Turkish atmosphere in your home.

Really good as dessert, with a High Tea or just with a cup of coffee.

 

Sekerpare

 

Recipe Şekerpare

Prep Time: 20 minutes

Cook Time: 25 minutes

Total Time: 45 minutes

Yield: 20 pieces

Recipe Şekerpare

Ingredients:

    Dough
  • 225 gr flour
  • 65 gr semolina
  • 125 gr unsalted butter
  • 65 gr icing sugar
  • 1 egg
  • 1 tsp baking powder
  • 1 tsp vanilla extract
  • pinch of salt
  • 10 hazelnuts and 10 almonds (or nuts of your choice)
  • Syrup
  • 375 gr sugar
  • 500 ml water
  • ½ tbsp lemon juice

Directions:

  1. Bring the water together with the sugar and lemon juice to a boil. Let it cook for 10 minutes. Set aside.
  2. Preheat the oven to 180°C (no fan) or 160°C (fan).
  3. Line a baking sheet with parchment paper.
  4. Mix all ingredients for the dough (except nuts) in a bowl and knead until a cohesive dough (dough should not stick to your hands, add a spoonful of flour if the dough is too sticky).
  5. Divide the dough into 20 equal balls.
  6. Place the balls of dough on the baking sheet and press a nut into each ball (about ½ cm deep).
  7. Flatten the balls a little.
  8. Bake the cookies for approx 25 minutes.
  9. Place the cookies in a deep bowl and pour the syrup over them. Leave the syrup to be absorbed for at least 5 hours before serving!!
4.4.2.1
http://murielsbakingpassion.com/sekerpare/
Copyright© 2016 by www.murielsbakingpassion.com
23 Jun 16:17

chocolate almond situation | un manjar que te pone en problemas

by juliana alonso dorola
Vgreco51

bizcocho

Sigo con la propuesta de Deb en Instagram de cocinar todos los meses de un libro diferente.
A veces se torna un tanto complicado encontrar las recetas online (espero que toque algún libro que sí tenga!), pero a la larga aparecen... a veces pocas, muy pocas.
Pero si las que aparecen son como esta, por mí que aparezcan así de pocas!


Este mes el #rainydaybitescookbookclub eligió el libro Zahav: a word or israeli cooking, de Michael Solomonov.
En amazon está el índice. Por supuesto que de solo leerlo se te hace agua la boca, y a mí los ojos se me fueron al título de este postre. Debe ser la receta menos regional de todo el libro: almendras y chocolate, cocina de cualquier parte del mundo.


En fin... El resto del índice es maravilloso, y te dan ganas de probar todo! En mi lista? El arroz persa y el caldo de zapallo y fideos, entre cantidad de preparaciones con carne que parecen caídas del cielo.
Además, si miran el # del reto en instagram van a ver de que les hablo: brochettes, hummus, pan pita... de-li-cia.


Por ahora, como caída del cielo, me cruce con esta receta que pasa a ser número 1 en cuanto a tortas fáciles de chocolate. Es de esas que a pesar de saber que es puro chocolate (se ve en el color), no podes parar una vez que comiste el primer pedacito. La famosa torta: no paro hasta no ver el plato vacío.


Una receta que hay que probar y guardar en la primer página del recetario.

Hay una receta!
07 May 22:16

Xuxos (hojaldrados)

by Pepe Calo
Vgreco51

bollos

Xuxos

Xuxos

¡¡¡Come on, come through. Galicia, Galicia!!! Si me viese obligado a responder cuál es mi postre preferido o de qué dulce no estaría dispuesto a prescindir, serían estos xuxos, junto con mis últimos croissants (n-ésimos) que todavía no he publicado y no hago más que repetir con insistencia durante los días de mayor decaimiento. Por ahora, estos son los mejores que, en mi nada humilde opinión [*], puedo presentar.
[*] Pocas cosas se me hacen más insoportables que la falsa modestia o la presencia de presunta “objetividad”. Es imposible dejar de ser uno mismo y, ahora, es lo que pienso o siento… Mañana será otro día..

Xuxos (hojaldrados)

Reinventando

Tiempo atrás, no sé cuándo, pues en los últimos años la vida parece, mejor dicho, desaparece, con una celeridad insoportable, publiqué una receta de unos cronuts. Ahora las horas son segundos, los días horas, los meses semanas y los años ni se cuentan.
Cuando era pequeño el tiempo parecía caminar más despacio y la VIDA se escribía en mayúsculas. Hace un tiempo, decía, cuando presenté la receta de una de mis primeras versiones de unos cronuts, hice hincapié en que ese dulce, creado por Dominique Ansel, que la revista Time había incluido (se ve que era el año 2014) entre los 25 mejores inventos del 2013, no era más que una revisión de nuestros conocidos xuxos: “Freír una masa fermentada y hojaldrada no es ninguna novedad. De hecho, el mejor ejemplo puede ser un xuxo (o xuixo), que nosotros solemos laminar con mantequilla o manteca, más lo segundo, y rellenar de crema (y nada tiene que ver con esa receta de masa de berlina o donut que en los inicios del blog me atreví a llamar xuxo/xuixo).”, decía.

Xuxos (hojaldrados)

La primera y única vez que presenté una receta de xuxos se trataba, simplemente, de una masa de donuts rellena de crema. Por supuesto, aunque alguna conocida empresa de bollería comercializaba este tipo de bollos con la denominación “xuxos”, no es el modo tradicional e idóneo para hacerlo, puesto que, como he dicho, un xuxo es una masa hojaldrada, muy parecida a la de los croissants. De hecho, podría usarse la misma masa para ambos tipos de preparaciones, aunque lo ideal es realizar pequeños cambios en la receta que haga de la masa más apta para freír y con mejor textura final. Aquí presento algunos cambios que considero básicos para transformar un excelente croissant en un mejor xuxo.

Xuxos (hojaldrados)

A diferencia de los croissants, prefiero preparar los xuxos sin incorporar mantequilla a la masa, puesto que, por el hecho de ir fritos, la cantidad de materia grasa es suficiente y su sabor resultaría imperceptible. De este modo, el resultado son unos bollos más crujientes y con mejor textura, casi imperceptible.
Por otro lado, aunque el número de pliegues es el mismo que para los croissants, prefiero usar menor cantidad de mantequilla para el empaste, puesto que su función es básicamente la de conseguir un ligero hojaldrado y no que la mantequilla se funda en el aceite de la fritura. Aquí entramos en el primer conflicto: ¿qué es mejor, una vuelta doble y otra sencilla o tres vueltas sencillas? Para no darle demasiadas “vueltas”, creo que prefiero el resultado cuando practico tres vueltas sencillas, aún a costa de tener que esperar una hora más.
Otro elemento que considero importante es la adición de algún aroma, preferiblemente vainilla, que puede añadirse en forma de semillas (de una a media vaina) o como esencia concentrada. El dulce lo agradecerá, sobre todo si los vamos a tomar sin el relleno de crema.
El resultado final, con estos pequeños cambios, es el de unos bollos más sabrosos y crujientes. Deliciosos.

Xuxos (hojaldrados)
El relleno. Los xuxos suelen rellenarse con crema pastelera. Dicho relleno podría aplicarse antes de freír, en el momento de darle forma al bollo y antes de la fermentación. Sin embargo, hacerlo así da lugar a que la masa absorba líquido durante la fermentación, dificultando su conservación si deseamos guardarlos en perfectas condiciones en el frigorífico hasta su uso (que podrían ser varios días) y reblandeciendo la masa.
Sin dudarlo, si os gustan crujientes por fuera y blanditos por dentro, la mejor opción es rellenarlos una vez fritos. Siempre podemos practicar una incisión con una brocheta que cruce longitudinalmente el xuxo o abrirlo lateralmente para proceder al relleno. Yo casi los prefiero sin relleno, me gusta disfrutar del crujiente o aplicarles un ligero glaseado de caramelo, en vez del tradicional rebozado de azúcar. Como todo, sólo es una cuestión de gustos.

Xuxos (hojaldrados)

Todo lo demás está dicho y, si no lo está (algo infinitamente probable), siempre es bueno reservarse las palabras ausentes para otro momento, autoobligándome a publicar de nuevo otra receta de xuxos que, seguro, tampoco será definitiva [*].
Resulta curioso como esa satisfacción por un resultado que parece insuperable (como la primera vez que me aproximé a esta receta) se va desvaneciendo con el tiempo y siempre deseo hacer nuevos cambios, nuevas pruebas, aunque a veces dichos cambios resulten imperceptibles o, como Ulises, acabe por volver a Ítaca. ¿La perfección?, la perfección es un hito inalcanzable.
Son una pasión personal… hasta la llegada de mis nuevos croissants. ¿A quién quieres más? ¿A mamá o a papá? A ambos, pero de diferente modo.

Xuxos (hojaldrados)

Re-vuelta

Han sido días difíciles en lo personal, en todos los sentidos. Al final el cuerpo siempre padece todos los excesos de trabajo, la tensión o el decaimiento. Y así fue. No es normal padecer dos neumonías en un período de tres meses.
Cuando el ocio no existe y la vida es una sucesión de pasos cronometrados, hay que replantearse la vida, porque, a fin de cuentas, el ocio no es más que un momento de reflexión y, en su ausencia, es imposible cualquier tipo de replanteamiento.

Xuxos (hojaldrados)

Podría pensarse que este espacio está perdido, abandonado. Pero no, ni de lejos. No para mí, porque sí cumple los objetivos y funciones por los que empecé a escribir en un blog. Aquí estoy.
Cuando la cocina, los blogs de cocina y los movimientos gastronómicos en las redes sociales acaparan el interés de aficionados, empresas y oportunistas, creo que es el momento de intentar [*] (sin éxito, en mi caso) presentar un modo diferente de enfrentarse a estos espacios, lejos del marketing o los objetivos meramente cuantitativos o de mercado, en el que el éxito o el fracaso se mide en “me gusta” o número de seguidores. Algo falla, o todo.
[*] He escrito “intentar”.
Xuxos (hojaldrados)

El ego siempre ha formado parte del combustible de estos espacios. Porque las constantes alabanzas, asimiladas o no, no hacen más que reafirmar el “yo” y convertirnos en personas autocomplacientes. Por supuesto, hace falta una buena dosis de madurez y perspectiva para que esas palabras no alimenten ese egocentrismo.
No quiero resultar pesado al respecto, pues al final todos caemos en los mismos errores y, a fin de cuentas, estamos hechos con la misma esencia. ¡Qué difícil es intentar no caer en los mismos errores de aquello que intentas criticar!

Xuxos (hojaldrados)

En Galicia todo parece más difícil, a mí me lo parece. El tiempo marca carácter, el mal tiempo. Entiendo la alegría del sur, porque cuando se asoman los rayos de sol es más fácil esbozar una sonrisa y enfrentarse a la vida con más optimismo. Ahora llueve, no es extraño durante las fiestas de La Ascensión.
Echo de menos muchas cosas, sobre todo la amistad y la complicidad de las palabras. Comparto la visión aristotélica de la amistad como algo extremadamente valioso. “Nadie querría vivir sin amigos, aun estando en posesión de todos los otros bienes” (Ética a Nicómaco VIII 1, 1155a5-6). Amistad, filia, amor. Amamos lo que es “amable”, recíproco en sentido estricto, pero ahí ya no puedo entender por qué, aunque la compañía se vuelva a veces difícil y con un dolor que no hace más que herirte, no hago más que empeñarse en seguir (intentado) amar. Ahí Aristóteles tendría mucho que explicarme, porque él sí tenía ese “ocio” y esa “amistad” que yo no tengo para conseguir esa vida plena y ¿feliz?

Xuxos (hojaldrados)

Voy a plantar unas semillas en la jardinera (¿se llama así?) de la terraza. Tengo ganas de ver crecer albahaca (¡qué perecedera!), el tomillo, el romero, la hierbabuena, la salvia. Tengo las semillas, creo que ya es un poco tarde, pero por suerte (esta vez sí) en Santiago mayo es abril. Si crece alguna, seguro que el romero y el tomillo, estaré más que satisfecho. La hierbabuena la usaré para unos guisantes o una carne a la brasa, seguro que le queda bien.

Disfrutad de la amistad, si la tenéis. A ser posible sin móvil ni WhatsApp, dando largo paseo una mañana de primavera, en Galicia con paraguas e impermeable. Felices días.

Xuxos (hojaldrados)

Xuxos

El modo tradicional de preparar unos xuxos es como una masa fermentada y hojaldrada, como un croissant, pero con menor cantidad de mantequilla. Tradicionalmente el hojaldrado se hacía con manteca, al modo de una ensaimada. Por supuesto, podría hacerse así, pero prefiero presentarlo de este modo.
Como se trata de una masa que va frita, he eliminado la mantequilla de la masa y disminuido la cantidad de mantequilla del hojaldrado con respecto a los que considero mis (últimos) mejores croissants.
El hojaldrado podría hacerse con una vuelta doble y una sencilla, pero prefiero darle 3 vueltas sencillas, queda mejor.
Para mí es importante darle sabor a la masa, por lo que le añado semillas de una (o algo menos) vainilla en rama. Como va frita, es una buena idea emplear esencia de vainilla líquida y no semillas de vainilla, en cuyo caso eliminaríamos esa cantidad en el agua empleada para el amasado.
Podría aplicarse el relleno de crema antes de freírlos, pero reblandece el interior de la masa y absorbe más aceite. Siempre prefiero rellenarlos con crema pastelera una vez fritos.

  • 200 gr. de harina de fuerza (de pan, W>300) [250 gr]
  • 5 gr. de levadura fresca de pan [6-7 gr]
  • 25-30 gr. de azúcar (o algo menos si se desea) [1] [30-35 gr]
  • 4-5 gr de sal fina o flor de sal [5 gr].
  • 5 gr. de leche en polvo [2] [6 gr]
  • 105 gr. de agua mineral fría (del frigorífico) [3] [130 gr]
  • 1 vaina de vainilla (o algo menos), las semillas interiores. También puede molerse los restos de una usada o emplear aroma que sustituiremos por la cantidad proporcional de agua.
  • 100 gr. de mantequilla fría (para el hojaldrado, aprox. el 50% de harina, ~1/3 del peso total) en un bloque cuadrado de 12x12 cm2, aproximadamente. [125 gr]
  • c. s. de azúcar grano (y canela) para espolvorear.
[1] Como se suele rebozar en azúcar, podría disminuirse la cantidad de azúcar de la masa. 25 gr de azúcar es un buen punto de partida. Para mi gusto, 30 gr es lo idóneo, sobre todo si no los rebozamos en azúcar.
[2] Si no se desea emplear leche en polvo (mejora la fermentación, conservación y aroma) sustitúyase el agua por leche.
[3] He llegado a la conclusión, de momento ;-), de que prefiero el resultado de los croissants y los xuxos cuando la cantidad de líquido es ligeramente mayor que lo que podría pensarse inicialmente. Ello me obliga a trabajar mucho más la masa para conseguir la densidad adecuada, permitiendo una masa más suave, flexible y mejor trabajada, con una mejora en el resultado.


(1) En un bol grande mezclamos la harina con las semillas de la vainilla y la leche en polvo, formando un volcán, depositando la sal y el azúcar en los extremos y la levadura desmigajada en el centro del volcán. Añadimos el agua bien fría y amasamos llevando la harina hacia el centro. Yo suelo empezar el amasado con una cuchara y, cuando la masa ya no resulta pegajosa, sigo amasando hasta que queda una masa fina, elástica y no demasiado dura (ni blanda). Trabajamos la masa sobre la superficie de trabajo hasta que quede lisa y nada pegajosa. Unos 10 minutos.
Suelo emplear dos marcas comerciales de harina, una empieza por H y otra por G. En la primera la capacidad de absorción de agua ínfimamente mayor, aun así, empleo la misma cantidad de agua en ambos casos.

La masa no debe quedar demasiado dura ni demasiado blanda. Como he sugerido una cantidad de líquido superior a la mitad de la harina, la tendencia es a que pueda quedar más suelta que no dura. Así podemos trabajarla mucho más, incluso 15 minutos, hasta obtener una textura intermedia. Debe trabajarse hasta que quede lisa y homogénea. No debe quedar demasiado dura, algo que pasará si la trabajamos demasiado o la cantidad de agua no es adecuada.
La cantidad de agua depende del tipo de harina. Para las típicas de pan que venden en los supermercados en España (las dos más populares) uso 105 gr de agua por cada 200 gr de harina. Si queda muy blanda amasaremos hasta que no se pegue absolutamente nada, dándole vueltas sobre la mesa.

(2) Importante: nos interesa que la masa no fermente entre los laminados, por lo que la mejor opción es bloquear la fermentación después de trabajar la masa o darle alguna vuelta, depositándola en el congelador durante unos 15-30 minutos. Después siempre irá al frigorífico (3-4 ºC), dejando un reposo mínimo de una hora entre cada vuelta.
Las masas de los croissants, xuxos, etc, quedan mejor después de los reposos, por lo que, si cortamos la fermentación, podemos guardar la masa formada en el frigorífico hasta su uso.
.
Una vez preparada la masa inicial, extendemos la masa de ¿un centímetro de espesor?, aproximadamente, la envolvemos en película plástica de cocina (film) y la introducimos en el congelador por un período de unos 15-30 minutos [4]. Después la llevamos al frigorífico para que adquiera la consistencia necesaria para proceder al laminado. Así, además de cortar la fermentación de la masa, conseguimos que la textura sea adecuada para aplicar el empaste. La fermentación principal la deseamos sólo cuando las piezas estén creadas, justo antes de freírlas. [4]
Requiere un reposo mínimo de unas dos horas, aunque la suelo dejar toda la noche si la preparo la noche anterior o toda la mañana si las quiero hojaldrar por la tarde.
[4] Alguna vez, sobre todo cuando la masa me ha quedado algo suelta o deseo acelerar el proceso, la he dejado fermentar antes durante unos 45 min a una hora. Rompo la masa y la llevo al congelador por unos 15-20 minutos antes de guardar en el frigorífico por un período mínimo de unas 2 horas o toda la noche.

(3) Empaste y primera vuelta.
Necesitamos un cuadrado de 100 gr [125 gr] de mantequilla de, aproximadamente, un centímetro de espesor. Como las mantequillas vienen envasadas de porciones que no se ajustan a este hecho, formo el cuadrado con porciones de mantequilla, trabajándola (muy poco para no reblandecerla) para que no quede fisuras y la guardo en el frigorífico después del amasado o en el congelador durante unos 15 minutos, como haría con la masa.
Para 250 gr de harina hago un empaste de mantequilla de unos 12-13x12-13 cm2, que puede ser idóneo en ambos casos. No lo he medido nunca, o sí.. Homogeneizamos un poco la mantequilla (fría) para hojaldrar hasta que quede como una única pieza, con una densidad similar a la masa.

Extendemos la masa sobre superficie de trabajo de unos 13x23 cm2, el doble de ancho que la mantequilla, sin aplicar ni una pizca de harina. Si vemos que no tiene la densidad adecuada (es algo blanda), podemos introducir la masa en el congelador unos 15-30 minutos (importante). Es importante que durante el empaste inicial la densidad de la masa y de la mantequilla sean similares.
Con las masas que llevan levadura fresca, a diferencia del hojaldre, no es tan crítico enharinar ligeramente la superficie, siempre que la masa no quede dura y eliminemos la harina sobrante con ayuda de un pincel.
Formamos un rectángulo con la masa, de unos 12-15 cm x 23-24 cm, creo recordar, el doble de la anchura del cuadrado de mantequilla. Reitero hasta resultar cansino, es una buena recomendación introducir la masa en el congelador durante unos 15-20 minutos para que esté fría en el momento de aplicarle la mantequilla y para que tenga una densidad similar.
Depositamos la mantequilla en el centro del rectángulo y sellamos bien la mantequilla doblando la masa por ambos lados, de tal forma que cubra toda la mantequilla y que no queden partículas de aire en su interior.

Si la masa está en buenas condiciones, fría, extendemos la masa, formando un rectángulo de modo que donde hemos hecho la unión quede en el lado largo del rectángulo. El grosor de la masa debe ser de algo menos que 1 cm, unos 15x30 cm2 (una vez, para 200 gr de harina fue de 12x30 y otra, para 250 gr de harina fue de 16x31)
Procedemos a dar una primera vuelta sencilla. Esto es, dividiendo en 3 y uniendo los extremos más alejados hacia el centro, de modo que un extremo cubra al otro. Tendremos 3 capas de masa. Envolvemos en película de cocina, introducimos en el congelador durante unos 15-30 minutos y la volvemos a llevar al frigorífico para que repose, una o dos horas mínimo.

Aunque no lo recomiendo, puede facilitar el trabajo enharinar ligeramente la superficie de trabajo para que no se pegue la masa. Si se rompe y se desprenden trozos de mantequilla, taparemos los agujeros espolvoreando con un poco de harina.
[*] IMPORTANTE: mi experiencia, pese a usar siempre las mismas cantidades de harina y mantequilla para laminar, dando el mismo número de vueltas, me ha demostrado que lo más difícil es extender la masa la cantidad justa para conseguir un buen hojaldrado. Si la extendemos en exceso podríamos romper las capas, pero si no la extendemos suficientemente tendríamos pegotes de mantequilla que se separarían durante el laminado. El grosor de la masa debe ser de unos 8 a 10 mm.
La próxima vez mediré las dimensiones de la masa, así no someteré la calidad del hojaldrado a la pericia que tenga ese día. Lo podré en la receta. Para evitar ese problema, los profesionales usan una laminadora con grosor numerado.


(4) Segunda y tercera vueltas. Pasado el tiempo, una o dos horas, retiramos la masa del frigorífico, extendemos en forma rectangular y procedemos a dar otro pliegue sencillo, en tres, doblando un borde largo hasta 1/3 de la masa y cubriéndola con el otro extremo. Tendremos 3 capas de masa.
Es importante que la mantequilla del centro no esté demasiado fría, y de una densidad similar a la masa, para que al proceder a practicar la vuelta no se separen en pegotes y, sobre todo, extender la masa del grosor idóneo durante los pliegues.
Si no tenemos tiempo, como me suele suceder, alargamos los tiempos de reposo entre vuelta y vuelta. Yo, a veces, puedo llegar a dejar la masa un par de días en el frigorífico antes de darle la última vuelta.
Dejamos reposar en el congelador por espacio unos 15-30 minutos y reservamos en el frigorífico por un tiempo mínimo de 1 a 2 horas antes de darle la última vuelta.
Pasado este tiempo volvemos a proceder como en este punto (4) y le damos la tercera (última) vuelta. Llevamos al congelador unos 15-30 minutos y reservamos en el frigorífico por un período no inferior a 1 hora antes de proceder a formar los xuxos.

(5) Formación de los xuxos. Retiramos la masa del frigorífico y la extendemos, algo más fina que durante los pliegues. Formamos triángulos, de unas 3-3,5 veces más largo que ancho.
A diferencia de unos croissants, los xuxos no los hago demasiado grandes para así freírlos con mayor facilidad. Quizás con una base de 5 cm es más que suficiente [**].
[**] Una vez formados, podemos congelarlos para ir retirándolos unas horas antes cuando nos apetezca o tengamos una merienda. También pueden llevarse al congelador 15-30 minutos para romper la fermentación y guardarlos en el frigorífico hasta el momento que queramos fermentarlos. Tendrán incluso mejor textura.

Xuxos (hojaldrados)

Depositamos los xuxos en una bandeja con papel de horno (y/o) espolvoreada con un ligerísima capa de harina e introducimos en el horno para que fermenten a unos 25-30 ºC, como muchísimo, hasta que haya duplicado su volumen, unas dos horas o más, dependiendo de la acción de la levadura, pues la masa debe estar bien fermentada cuando vayamos a freírlos. Si nuestro horno no admite esas temperaturas lo dejaremos con el horno apagado por un período de tiempo que quizás necesite ser ligeramente mayor, dependiendo de la época del año.

(6) Cuando haya doblado su volumen, sin despegarlos del papel, recortamos el papel sobre el que está cada uno de los xuxos para poder recogerlos sin romperlos y añadirlos al aceite caliente.
Freímos en abundante aceite suave (puede, mejor, ser de girasol o semillas con antioxidantes) a unos 165-170 ºC (lo correcto sería en torno a 180ºC, pero así podrían quedar con un color demasiado tostado). Los freiremos con el papel de horno, pues en cuanto entre en contacto con el aceite éste se despegará. Los vamos girando cuando veamos que va tomando color por cada lado, sin que lleguen a quemarse o tomen un tono demasiado oscuro.

Xuxos (hojaldrados)

Yo los frío a temperatura media, cuando se forman burbujas en los bordes de la masa, aunque pueda coger un poco más de aceite. Así se harán por dentro y no se oscurecerán demasiado.
A medida que lo vamos friendo los depositamos sobre una fuente con papel absorbente.
Recubrimos con azúcar grano y una pizca de canela, si nos gusta, y los rellenamos con crema pastelera, aunque yo casi los prefiero sin relleno
.
Aunque su aspecto es el de unos croissants, su textura y sabor es diferente. Son más crujientes por fuera. Además, suelen conservarse algo mejor que los croissants, incluso de un día para otro, en perfecto estado.

Crema pastelera

250 ml de leche entera. Puede sustituirse una parte (un 65 gr.) por nata líquida.
22gramos de maicena (harina refinada de maíz).
65 gr. de azúcar (puede batirse todo con los huevos o disolver parte con la leche, 35 + 30).
60 gr. de yemas de huevo (3 unidades).
Una vaina de vainilla cortada longitudinalmente y con las semillas extraídas.
Opcional: Una rama de canela, piel de naranja y/o piel de limón (sin parte blanca)
25 gr. de mantequilla.
Opcional: una cucharada sopera de licor kirsch o ron.

(1) En un cazo que pueda ir al fuego, vertemos la leche, la vainilla con las semillas y las pieles de los cítricos con la canela, si las usamos. A veces añado mitad del azúcar y la otra mitad lo uso para batir con los huevos. Removemos un poco y dejamos que hierva, justo hasta hervir. Cuando haya hervido retiramos del fuego y reservamos para que coja más aroma mientras continuamos con la receta.

Con un batidor de varillas batimos las (3) yemas con el azúcar y la maicena, hasta que no tenga grumos y esté espumoso. Volvemos a calentar la leche si ha quedado fría y la colamos para que no tenga restos de sustancias sólidas (vainilla, canela, limón,….), vertiéndola poco a poco sobre la mezcla de yemas sin dejar de remover con un batidor de varillas. La rama de vainilla la podemos reservar para aromatizar otro día una crema, pues permiten varios usos, o aromatizar azúcar, por ejemplo. También se puede triturar para añadir a una masa, como la de unos bollos.

(2) Se vuelve a llevar todo al fuego (no demasiado fuerte, lo ideal son unos 85º C) y, sin dejar de remover con unas varillas, esperamos a que espese. Cuando haya espesado, la retiramos de la fuente de calor y, si nos gusta, podemos añadir un poco de licor.
Cuando la crema haya bajado de unos 50 º C, añadimos la mantequilla troceada y removemos con el batidor para que se integre. Es importante que la crema no esté demasiado caliente para que la mantequilla no se funda y se separe la materia grasa, lo que queremos es que se integre en la crema y le dé untuosidad.
La cubrimos con película de cocina, tocando la superficie de la crema, y, si no la vamos a usar de inmediato, reservamos en el frigorífico hasta el momento de su uso.
Visita la entrada original en pepinho.com
09 May 07:26

New York Style Cheesecake

by Ingrid Blacha
Vgreco51

tarta


¡Buenos días preciosos! ¡Dos publicaciones seguidas de tarta de queso! lo mío ya es un problema grave. Entre el chocolate y el cheesecake creo que la operación bikini se ha ido corriendo para no volver :):) 

La tarta de queso es uno de los postres que he preparado en más ocasiones. A mí me pirra, pero es que cada vez que hay una celebración familiar siempre me la piden, así que no hay discusión. Y no me dejan experimentar con diferentes sabores, quieren ésta tal cual, la de siempre y con el toque de la fresa

Así que si os vuelve loca como a mí el cheesecake, ésta es vuestra receta. Os quedará perfecta, de textura y sabor, y cualquiera que la pruebe ¡quedará enamorado al instante!... esta parte podría ser un peligro, así que en vuestras manos está :)


New York Style Cheesecake

Ingredientes 
para un molde de 23 cm de diámetro y de desmoldado lateral

Para la galleta:
375 g de galleta tipo digestive bien triturada
50 g de mantequilla derretida

Para el relleno:
1.250 g de queso crema tipo philadelphia 
250 g de azúcar
45 g  de harina normal
1 y 1/2 cucharaditas de zumo de limón
1 y 1/2 cucharadita de zumo de naranja
5 huevos medianos
2 yemas de huevo
1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla
60 ml de nata líquida para montar
3 cucharadas de pasta concentrada natural de fresa (Home Chef)




Preparación de la base de galleta:

Trituramos las galletas bien finas y en un bol las mezclamos con la mantequilla.

Engrasamos ligeramente con un poco de mantequilla el contorno del molde y agregamos la base de galleta. Presionamos bien en la base y contorno, para que nos quede la galleta bien compactada. 

Dejamos en el congelador mientras preparamos el relleno.

Preparación del relleno:

Precalentamos el horno a 200ºC, calor arriba y abajo

Con la batidora eléctrica batimos conjuntamente la crema de queso y el azúcar, a velocidad media alta, unos 3 minutos. 

Añadimos la harina, los zumos de limón y naranja, y seguimos batiendo.

Agregamos los huevos y las yemas, uno en cada tiempo y batiendo bien después de cada añadido.

Incorporamos la pasta de vainilla y la nata líquida sin dejar de batir. 

Acabamos de remover bien con una espátula para que no nos queden grumos y vertemos en el molde sobre la base de galleta.

Con la ayuda de una cucharadita repartimos por toda la superficie la pasta de fresa y con un palillo de brocheta, realizamos movimientos en zig zag para integrar

Horneamos 10 minutos a 200ºC e inmediatamente bajamos la temperatura a 100ºC
Seguimos horneando unos 60-80 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro, éste salga limpio.

Dejamos enfriar en el molde. Desmoldamos, enfilmamos y lo dejamos reposar en la nevera un mínimo de 24 horas.


Tip: Es muy importante utilizar ingredientes de buena calidad, sobretodo del queso crema, si queremos que la textura y el sabor sean los adecuados.

Tip: Si lo hacemos con poco tiempo, podemos reducir el tiempo de refrigerado a unas 4-5 horas, pero es mucho más recomendable dejar el reposo de 24 horas, la tarta estará más compactada, igual que la galleta y no se nos romperá ni estará blanda.

Tip: El tiempo de horneado en este caso es muy relativo, ya que cada horno es diferente. Lo importante es colocarlo en la rejilla más baja que tenga el horno para que no se nos queme el top en los primeros 10 minutos y podamos apreciar bien el zig zag de fresa.
 
Espero os guste la receta y la probéis, porqué si os gusta la tarta de queso con ésta triunfáis seguro :)
¡Muchas gracias por leerme!
Ingrid
10 May 07:30

TARTA DE FRESAS ESTILO ALEMÁN ( ERDBEERKUCHEN)

by tartasacher
Vgreco51

tarta

Una riquísima tarta muy similar a la que se encuentra en casi toda Alemania para hacer con unas exquisitas y perfumadas fresas.  Espero que os guste.  






 




TARTA DE FRESAS ESTILO ALEMÁN  ( ERDBEERKUCHEN)
Ingredientes para un molde desmontable de 26 cm. de diámetro más o menos:

Una base de bizcocho de plancha

Para la mouse de vainilla

¼  litro de leche

3 yemas de huevo

150 gr. de azúcar

20 gr. de harina

Una vaina de vainilla  o azúcar avainillado

5 hojas de gelatina

250 gr. de nata semimontada

Para las fresas y adorno

500 gr. de fresas

250 gr. de agua

3 hojas de gelatina

100 gr. de . azúcar

200 gr. de nata montada

crocanti o granillo de almendra o laminada tostada



Preparación:  Calentar la leche, reservando un poco, con la vainilla y el azúcar.  Mientras se calienta la leche batir las yemas con la leche reservada  y  la harina y agregar el batido poco a poco a la leche calienteSin dejar de remover, y a fuego suave, dejar espesar. Separar del fuego, retirar la  vaina de vainilla si se emplea ésta, y añadir las hojas de gelatina previamente remojadas.  Dejar enfriar, pero sin que se cuaje la gelatina y mezclar con la nata semimontada.  También puede emplearse nata de textura espesa bien fría. Poner un aro de pastelería o un molde desmontable y colocar el bizcocho. Verter la crema de vainilla y dejar en la nevera.  Limpiar las fresas, trocear o partir por la mitad según el tamaño y reservar.  Calentar la mitad del agua y diluir en ella el azúcar y las tres hojas de gelatina.   mezclar con el resto del agua y añadir las fresas.  Mezclar bien.  Esperar que enfríe un poco y colocar sobre la crema de vainilla ya cuajada.  Volver a dejar en la nevera, mejor hasta el día siguiente. Luego cubrir los laterales con una fina capa de nata y aplicar el granillo, crocanti o almendra laminada tostada, para finalizar la tarta



13 May 07:00

Cocco, banane, rum e cioccolato

by Stefania Profumi&Sapori
Vgreco51

tarta

Ricordo che quando ero piccola, l’unico gusto di gelato che mi piacesse era cocco e banana. Non esistevano altri gusti. Poi crescendo, ho imparato ad assaggiare qualcosa di diverso, ho imparato ad apprezzare i gusti alla crema e il mio preferito in assoluto è diventato il gelato alla nocciola, seguito da quello al pistacchio di […]
27 May 08:52

El mejor pastel de chocolate de Suiza y del mundo (de mi mundo al menos) - adictivo y sin harina

by Liliana Fuchs
Vgreco51

bicocho

Ayer, por fin, hice el cambio definitivo de armario. Esto de hacerlo por etapas me agobia un poco, pero al no tener el calor de golpe y porrazo no era buena idea desterrar toda la manga larga y los calcetines más largos antes de tiempo. El entretiempo, esa quimera inexistente en Murcia! En Madrid por fin he conocido su significado real y al menos hace la vida cotidiana algo más entretenida. No saber si te vas a congelar o achicharrar aporta un toque de misterio a la hora de escoger vestuario por las mañanas. Por cierto, ¡que se nos acaba mayo! Y yo todavía sin traeros las tartas de Viena, no tengo perdón :P. A ver si este fin de semana me pongo con ello, aunque tengo mucho trabajo y sobre todo necesito estudiar, que tengo los exámenes de alemán encima y no lo llevo naaada bien. Pero antes, para ir abriendo boca, una receta de pastel de chocolate, el mejor del mundo mundial. O casi.

The best swiss chocolate cake

Vale, afirmar que una receta es la mejor del mundo es arriesgado y un clickbait básico, pero se ha convertido en mi mejor pastel de chocolate. Porque ya lo advierto: es ideal para chocoadictos, pero chocoadictos de verdad. Los que nos gusta el sabor profundo y potente a chocolate, a cacao, con una textura entre húmeda y jugosa, sin más adornos ni añadidos ni nada más. Es peligrosamente adictivo, pero mucho, y está buenísimo ya sea recién hecho y algo templado, como reposado en la nevera y fresquito. Es importantísimo usar buen chocolate de calidad, negro y con poco azúcar, ya que es el ingrediente principal y que marcará la diferencia.

Lo he horneado ya varias veces cambiando el molde, para probar las diferentes texturas según el grosor que adquiere. Esta primera versión es de unos 25 cm de diámetro, más bajito, y queda más fino y elegante. Es más fácil de cortar y comer, aunque hay que vigilar que no se pase de cocción. La segunda vez usé un molde desmontable de unos 20-21, y salió gordote, con una miga tremenda. Pero es más complicado cortarlo sin que se desmorone mucho, y, por algún motivo, en formato gordo se hace difícil parar de comerlo. En serio, es adicción pura, al menos para mí y para el elfo, lo que nos costó controlar las raciones!

The best swiss chocolate cake

En cuanto al nombre: la receta la encontré en la página de la SRF, televisión y radio suizas. En el programa plantearon a los oyentes cuál era la mejor receta de pastel de chocolate, y los sufridos periodistas probaron 5 finalistas escogidos. Al final se seleccionó una ganadora, calificándola como "la mejor de Suiza", y claro, tuve que probarla. He adaptado un poquito los ingredientes y al final me quedo con la que, para mí, es la mejor del mundo. Además de deliciosa es sencillísima, y tiene muy poquitos ingredientes: esencialmente se compone de chocolate, mantequilla (o una versión vegetal/sin lactosa), huevos y azúcar. Así que es lowcarb, y apta para celíacos al no llevar nada de gluten, pefecta para el #DíadelCelíaco que se celebra hoy :).

The best swiss chocolate cake

Receta de mi mejor pastel de chocolate del mundo mundial
Inspiración: adaptada de SRF
Ingredientes para un molde de unos 20-25 cm de diámetro*

- 280 g de chocolate negro de buena calidad
- 5 huevos L
- 100 g de azúcar, dividido en 50 g y 50 g**
- 1 buena pizca de sal
- 85 g de mantequilla sin sal
- 1/4 de esencia de vainilla

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar bien el molde, que puede ser desmontable o no, mejor cubriendo la base con papel sulfurizado para que sea más fácil de servir después.

Derretir el chocolate troceado con la mantequilla cortada en cubos al baño maría, y dejar enfriar ligeramente. Mezclar con la vainilla y reservar.

Separar las claras de las yemas de los huevos. Batir las yemas en un recipiente grande con 50 g de azúcar, usando una batidora de varillas, hasta que dupliquen su volumen. Batir aparte las claras con la pizca de sal y el resto del azúcar, hasta montarlas.

Añadir el chocolate derretido con la mantequilla a las yemas y mezclar bien con unas varillas. Incorporar por último las claras montadas en varias tandas, mezclando con una espátula, con movimientos suaves envolventes, hasta tener una masa homogénea.

Llenar el molde, igualando la superficie, y hornear durante unos 25 minutos. Crecerá mucho por arriba pero luego se desinflará, es normal. Esperar un poco fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar.

Como decía antes, se puede servir templado pero está mucho más rico reposado en frío, sobre todo ahora que ya hace más calor. Podemos decorarlo con azúcar glasé tamizado o sin nada más, añadiendo un poco de nata montada o helado con fruta fresca a la hora de servir.

* Como comento en la introducción, el diámetro del molde nos dará un pastel más finito o más gordote. En el primer caso las porciones se sirven mejor, no se desmorona tanto la miga y queda más elegante, además hay menos riesgo de no poder parar de comer. Pero conviene vigilar la cocción en cualquier caso, el interior debe quedar jugosito y no quemarse por fuera.

** También lo he hehco reduciendo el azúcar a 80 g, porque me gustan los postres menos dulces pero con mucho sabor a cacao. De todas maneras, empleando un chocolate negro de calidad con 100 g no queda empalagoso, ni mucho menos.

The best swiss chocolate cake

¡Buen fin de semana! Yo me quedo en casa que tengo muchas tareas pendientes. El elfo ya está nervioso por el partido de mañana, no le tocaron entradas para la final pero como socio sí que tiene acceso al Bernabeu para vivirla con todos los aficionados madridistas gracias al pantallón que van a instalar en el césped. Yo creo que estaré viendo alguna serie a esas horas ;).
Esta es una entrada publicada originalmente en http://albahacaycanela.blogspot.com. Gracias por leerme, anímate a visitar el blog y dejar algún comentario!
31 May 21:56

Xuxos (sin hojaldrar)

by noreply@blogger.com (Pepe Calo)
Vgreco51

bollos

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

“Meu Deus!”. “Te quiero más y más, sí”.
Aunque estrictamente hablando no deberían llamarse xuxos, estos “pepiños” (pepinhos) se han convertido en uno de los postres preferidos de casa, casi el mejor. Esponjosos, con un intenso y equilibrado sabor a vainilla, acompañados de un ligero glaseado sencillo cuyo sabor podemos potenciar con vainilla, agua de azahar u otro aroma.
Si encuentro la combinación perfecta (para mí) de sabores para el glaseado, os lo haré saber. Hay que controlar la cantidad de vainilla del glaseado, pues depende muchísimo de la variedad empleada. De momento, con vainilla y unas gotas de esencia naranja es (para mí) una grandísima opción.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

O casi

Ya lo comentaba en la anterior receta, la de los xuxos hojaldrados, los ¿auténticos?, que había otro tipo de bollos que muchos nos atrevemos a llamar “xuxos” sin llegar a serlo del todo, porque se parecen más a unas berlinas o unos donuts rellenos, salvo por su aspecto alargado o porque se suelen presentar rebozados en una generosa cantidad de azúcar, que, sin dudarlo, prefiero presentar con un sencillo glaseado con sabor a vainilla y/o agua de azahar o naranja. Otros les llaman ¿pepitos?, a estos les llamaría “pepinhos".



Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Llamemos como los llamemos, estamos ante uno de los mejores bollos rellenos de crema (que puede ser crema de chocolate, caramelo,...., sin ella) que he llegado a preparar (¿últimamente?). Me encantan. Los de ayer, que los probó Teo, tenían una textura y sabor casi insuperables, porque Teo, que no es un apasionado del dulce, los calificó como un “placer”, acompañando las palabras de gestos de gozo. (…) Ahora, pasadas varias semanas, ya dice que ese olor es algo a lo que no se puede resistir.

Mi indecisión no acaba de decidirse, porque cuando se disipe la duda dejará de serlo y la decisión habrá tomado la palabra. Quizás me había fallado la memoria cuando dije que los xuxos hojaldrados eran, junto con los croissants, los dulces que más me gustaban. Ese lapsus memorístico había apartado estos bollos de sabor a vainilla y crema, esponjosos y duraderos si alargamos las fermentaciones, empleamos leche en polvo (, un poco de azúcar invertido o miel) y no añadimos demasiada levadura. Con mi amasadora el resultado de la masa es óptimo.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Como no siempre se puede tener levadura fresca de panadería en casa, algo que en mi caso sucede pocas veces, he empleado levadura seca de panadería (¡no debe confundirse con el impulsor, levadura química o los polvos de hornear!, que son gasificantes basados bicarbonato sódico y acidulantes). La levadura seca de panadería que empleo incorpora, además de la propia levadura, una pequeña cantidad de ácido (creo que ascórbico –precursor de vitamina C), hecho que ayuda a mejorar la conservación de la masa. Esa siempre ha sido, junto con la alta disponibilidad, una de las razones por las que a veces empleo levadura seca y no fresca. Su activación es inmediata, incorporándose de un modo más homogéneo en la masa.
También me gusta emplear harina de fuerza de buena calidad, que, creo recordar, tiene una pequeña dosis de mejorante. Consultaré los ingredientes algún día. Ahora no puedo.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Estos los alterno últimamente los xuxos hojaldrados, los croissants y mis incombustibles gofres para acompañarme en la sección “los caprichos dulces del día”. Primorosos.

Creo que hoy, a diferencia de lo que suelo hacer, he sido muy generoso con los adjetivos. Lo sé, pero la ansiedad, decaimiento, necesidad y apetito de ayer, unidos a la calidad de estos últimos bollos, han estimulado hasta límites inusuales la generación de serotonina, muy baja durante las últimas semanas por motivos biológicos y, sobre todo, “ambientales”.

Si no lo ves desde la página original (http://www.pepinho.com), recordad que ésta y otras están a tu disposición para que puedas consultarlas.

I've got it

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Hace bastante tiempo, cuando concreté los detalles de esta receta, intentando centrarme en las pequeñas mejoras, todo el proceso de amasado lo hacía en un pequeño cuenco o cazo, empleando una cuchara de madera. Raramente llegaba a usar las manos, sólo para romper la masa o retirarla del frigorífico para estirarla y formar los bollos.
Ese amasado inicial, aunque sencillo, resulta trabajoso, de unos 15 minutos, o más, sobre todo una vez añadida la mantequilla, pues debe ser absorbida perfectamente por la masa, hasta que no se pegue a las paredes del cuenco. Llegados a este punto, la masa deja de ser pegajosa, mucho más fácil de trabajar, más duradera y de mejor estructura. Era divertido, siempre que tuviese tiempo para ello.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Hace un par de meses que tengo amasadora. Me costó muchísimo tomar la decisión (desde los principios del blog pensé en ello), pues me preocupaba el espacio que ocuparía en la cocina y, sobre todo, si al final resultaría un gasto inútil por poco uso. Siempre me ha provocado un gran malestar el despilfarro o la compra de productos que acaban guardados por tiempo indefinido. Esa sensación de poseer algo para guardar por un tiempo indeterminado, largo, hace que me sienta mal.
En otro ámbito, sólo ayer me vi “obligado” por las circunstancias a comprar un móvil (chino), después de comprobar que el terminal con más de 5 años de antigüedad, tras cuatro cambios de baterías, dos cambios en el conector de alimentación y varias fundas, había dejado de responder. Estoy hasta los “c” de la obsolescencia programada.
Aun así, no he podido evitar sentirme CULPABLE, pues creo que hay muy pocas cosas realmente necesarias en la vida: la comida, un ligar en dónde vivir y la compañía, la buena compañía. Incluso se puede vivir sin alguna de ella, lo sé por experiencia.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Encontrar un espacio en la cocina para la amasadora no fue demasiado difícil, sobre todo guardando la cubeta en el cajón de las ollas. Su uso es otro cantar. Sigo prefiriendo trabajar muchas masas a mano, como los panes, la masa de pizza, el hojaldre, los anteriores xuxos o los croissants. Sin embargo, me ha liberado del (cansino) amasado de preparaciones tipo “brioche”, en las que la cantidad de huevo o materia grasa son una parte importante de la masa. Como esta receta, las orejas, los roscones, las “babàs”/savarín o los brioches. Ahí sí que no tiene competencia. Conecto y me olvido… salvo que tengo que cerrar la puerta de la cocina por el molesto ruido cuando, al final, aumento la velocidad para que la masa se despegue totalmente de las paredes del recipiente.
Quizás algún día llegue el momento de emplearla para levantar claras, airear bizcochos u otro tipo de preparaciones más sencillas. Para esas, de momento, prefiero un sencillo batidor de mano o un levantaclaras. Rápido y fácil.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

E o pan non se tiraba…

“… que era pecado”, escribía Suso de Toro.
“Obligado”, escribía unos pocos párrafos atrás. Vaya justificación estúpida, la excusa del pecador en conciencia. Pese a todo, no he podido evitar sentirme culpable, y con razón. Nos pasamos la vida acumulando y comprando cosas innecesarias. Porque… ¿qué es realmente necesario? ¿Cuál es el límite entre el capricho y el derroche? Ya no hay límite, ya sólo cuenta poseer el último móvil con la mejor tecnología para (simplemente) usar el Whatsapp, hacer selfies o fotos a los platos cuando vamos de cena y así presumir ante nuestr@s amig@s virtuales. Somos creadores nuevas necesidades (innecesarias) y víctimas a merced de nuestras debilidades. En eso, y en otros aspectos, no dejamos de ser unos simples “animales” con oratoria.

Mi madre, ante mi negativa a comer algo, apelaba a mi conciencia por los millones de personas que pasaban hambre. África. África para mí era muy lejana, demasiado. Pese a la distancia, conseguía hurgar en mi sentimiento de culpa, cuando la realidad cercana era igual o más dura en muchos aspectos.
Eran los primeros años de Democracia, pensábamos y calificábamos erróneamente, poco antes de la fuerte inversión pública en infraestructuras, Educación… o de la aparición del concepto de “clase media” y del mal llamado “estado del bienestar”.
Ese castillo de naipes se ha derrumbado, en parte porque esa democracia no fue (es) real del todo, porque el sistema oligárquico previo se instauró y acomodó en las nuevas instituciones, haciendo de las viejas prácticas algo cotidiano y, todavía peor, asimiladas por todos los ciudadanos sin pudor. Son algunos de los hijos y nietos de aquellos los que ahora han llenado sus bolsillos o se creen con la impronta divina para gobernar con la convicción de poseer la verdad. Verdad, ¡cuántas mentiras oídas por la absoluta convicción del devoto! Y ahora volvemos, volvemos a aquellos tiempos en los que las carencias y el hambre son reales, pero con la rémora del consumo y el derroche que todos padecemos.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Aquella austeridad no era promovida por ningún asceta ni conciencia solidaria. Era fruto de una realidad en la que nos conformábamos con poco. De hecho, ni se podría llamar “conformar”, porque no nos planteábamos mayores objetivos que el vivir día a día y poco importaba si los yogures eran un alimento de lujo que se tomaba una vez al mes o que el embutido para la merienda se cuantificase en “deme 100 gr de chorizo Revilla”. Creo que todos recordamos la paga de los domingos, que para mí empezó con una peseta para así poder comprar un caramelo en la Pastelería Almar. No teníamos, pero tampoco necesitábamos. Ya conocéis el dicho: no es más rico el que más tiene, es más rico el que menos necesita.
Esa austeridad, que no falta de generosidad, se prolongó con los años, haciendo insufrible el malestar por la compra innecesaria, el capricho o el ocio sin sacrificio. Una especie de masoquismo eremita.

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Muchas veces, a diario, me pregunto si tiene sentido este modo de viajar, ese gasto excesivo, esa necesidad de escapar de la rutina para refugiarse en una nueva pecera. O esas constantes compras de alimentos que nunca se tiran pero que resultan totalmente accesorias (yogures, embutidos, cremas, material de repostería, salsas exóticas…). O esa tecnología que acaba apartada en un cajón. O esa fascinante obsesión por los libros impresos. O los discos de música y películas recopiladas con afán coleccionista que nunca has podido oír o ver por falta de tiempo. O…
Lo que más me duele no es el sentimiento de culpabilidad por el hecho en sí, es esa horrible sensación de INSOLIDARIDAD, por mucho que quiera lavar mi conciencia aportando mensualidades en un par de ONGs con fines solidarios. Porque sé que, sin ser rico, no necesito muchos de los bienes que poseo y que lo que realmente necesito: cariño, tiempo, amistad, comprensión,… me llegan a cuentagotas.
(…) Iba en el coche y escuchaba: “…el animal que yo llevo dentro nunca me ha dejado ser feliz. Me roba todo…”

Xuxos (sin hojaldrar)

Recomendaría preparar la masa el día antes, mejor por la noche, para prepararlos al día siguiente o sucesivos. Pero también, si se tiene prisa, puede prepararse la masa unas 3 o 4 horas antes de freír. Prefiero esperar y tomar cuando me apetezca… esto es, siempre.
  • 250 gr. de harina de fuerza (de pan, W>300)
  • 4-5 gr. de levadura seca (en grano/polvo), un sobre de 4.6 gr.
  • 35 gr. de azúcar.
  • Opcional: 5 gr. de azúcar invertido, mejora la masa y conservación. Podría usarse una miel ligera, comprada, muy suave.
  • 4 gr de sal fina o flor de sal.
  • 5-6 gr. de leche en polvo.
  • 120 gr. de agua mineral, mejor fría, para no activar la levadura durante el amasado.
  • 30 gr. de huevo batido.
  • 1 vaina de vainilla, las semillas interiores. También pueden molerse los restos de una usada o emplear esencia líquida, que sustituiremos por la cantidad proporcional de agua.
  • 30 gr. de mantequilla troceada y fría.
  • Opcional: c. s. de azúcar grano (y canela) para espolvorear.
Si no se desea emplear leche en polvo (mejora la fermentación, conservación y aroma) puede sustituirse el agua por leche. No recomiendo prescindir de la leche en polvo, más que nada por temas de fermentación y conservación.

Glaseado
La cantidad de líquido es aproximada, dependiendo de la densidad deseada, pero debe rondar ¼ del peso de azúcar, como máximo, dependiendo de cuán denso nos guste el glaseado.
Puede añadirse mantequilla fundida o fundirla con la mezcla a fuego muy bajo mientras se bate. Le da un poco de sabor y cuerpo.
Ojo con la cantidad de vainilla líquida. Hay esencia de vainilla muy concentrada que requiere menor cantidad.

  • ~15-20 mantequilla (puede prescindirse de ella y añadir sólo aroma y agua)
  • 60-65 gr de azúcar polvo.
  • 3 ml de vainilla en esencia
  • 2 ml de agua de azahar
  • ~8-10 ml de agua no fría.
(1) Mezclamos harina con las semillas de la vainilla, la levadura de pan seca y la leche en polvo, formando un volcán y depositando la sal y el azúcar en los extremos. Añadimos el agua fría, el azúcar invertido y el huevo en el centro. Amasamos llevando la harina hacia el centro del volcán con ayuda de una cuchara de madera. Todavía no añadimos la mantequilla. Si usamos amasadora empezamos a baja velocidad, al 2 o 4.
La primera parte del amasado se hace sin mantequilla, por lo que podría hacerse a mano, aunque prefiero emplear una cuchara de madera. Trabajamos la masa hasta que se despegue de las paredes del recipiente.

Cuando la masa se despegue de las paredes del recipiente, añadimos la mantequilla troceada y fría (no interesa que se vuelva aceite dentro de la masa). Y seguimos amasando a velocidad media hasta que esté totalmente integrada y la masa se despegue de las paredes de cuenco. El tiempo total de amasado debe rondar los 15 minutos.
Si empleamos amasadora, cuando la masa empieza a integrarse, aumentamos la velocidad durante los últimos para que se despegue la masa del cuenco.
Es importante que quede perfectamente lisa y homogénea, por lo que es más sencillo hacerlo con una amasadora, aunque también he obtenido muy buenos resultados amasando a mano.

(2) Dejamos fermentar la masa en lugar templado (para mí, en el horno a 25-30 ºC, no más) hasta que doble su volumen. El tiempo de fermentación varía en función de las condiciones ambientales, entre 1 a 2 horas, como mucho. (Podríamos llevar la masa al frigorífico directamente pero, además de acelerar el levado, una doble fermentación mejora la esponjosidad y la conservación).
Después de la primera fermentación tenemos dos opciones, llevarla al frigorífico toda la noche o estirar la masa y formar los xuxos para freírlos cuando hayan fermentado. Prefiero la primera opción, mejora la calidad de la masa y hace que sea más fácil estirarla para formar los xuxos o donuts.
Cuando haya fermentado, rompemos la masa, retirando el aire, envolvemos en película de cocina y llevamos al congelador unos 15-20 minutos al congelador para cortar la fermentación de la masa y “dormir” a la levadura. Pasado el tiempo guardamos la masa en el frigorífico hasta su uso, un mínimo de unas 4-6 horas, aunque mejor de un día para otro.

La masa, si se conserva a una temperatura adecuada, puede aguardar varios días en el frigorífico (no demasiados, pues pierde fuerza porque la levadura sigue activa y necesitaríamos mucho mayor tiempo de fermentación). Yo suelo hacerlo por tandas durante varios días y los resultados son excelentes. También podrían formase los xuxos y congelarlos antes de que fermente la masa. Así podríamos retirarlos, dejándolos levar varias horas, y freírlos cuando nos apetezcan.

(3) Formación de los xuxos. Retiramos la porción deseada de la masa del frigorífico y la extendemos sobre una superficie ligerísimamente enharinada, retirando la sobrante antes de depositar la masa, sólo una imperceptible capa. Incluso, alguna vez, cuando la masa está bien fría no he usado harina. El grosor debe ser de unos 4-5 mm (lo hago a ojo, por lo que no podría precisar), dependiendo del grosor deseado.
Formamos los bollos en tiras de unos 4-5 cm de ancho y el largo deseado, entre 12 y 15 cm, quizás.
Depositamos los xuxos sobre una bandeja cubierta de papel de horno (que recortaremos), que puede estar ligeramente enharinado, e introducimos en el horno para que fermente, a una temperatura que ronde los 25 ºC. En verano con el horno apagado ;-), menos en Galicia,
Dejamos que los bollos crezcan generosamente, hasta que hayan doblado su volumen o algo más. En mi opinión, las masas fritas deben fermentar más que las que van al horno para que la fritura sea más sencilla y pueda realizarse a temperatura media. Sin que lleguen a sobrefermentarse para que no se bajen al recogerlos. En cualquier caso, siempre recogeremos los xuxos con cuidado, por el papel de horno recortado. Unas 2 horas de fermentación, dependiendo de la temperatura y la calidad de la masa.
Nota: las masas que van al horno se recomienda que no se exceda el tiempo de fermentación, para que crezcan durante los primeros minutos y no se bajen. Las masas fritas prefiero fermentarlas más.

(4) Recortamos con cuidado el papel de hornear en torno a los xuxos y los freímos, sin despegarlos del papel para no deformarlos ni bajar el levado, en una sartén con abundante aceite de girasol o semillas, mejor especial de frituras, pues incorporan antioxidantes que hacen que no se oscurezcan demasiado. La temperatura no debe ser demasiado alta para que no se tuesten ni demasiado baja para que no cojan demasiado aceite. Justo cuando vemos que se forman burbujas en torno al bollo (podemos usar una pequeña porción de la masa). Freímos por ambos lados dándole la vuelta antes de que se tuesten. Si se tuestan demasiado pronto es que la temperatura es demasiado alta.
Depositamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Procedemos a preparar la crema (que puede hacerse con antelación) y el glaseado.
Con ayuda de una brocheta gruesa perforamos longitudinalmente los xuxos y los rellenamos con una manga pastelera de boca fina.
Glaseado. En un cazo, mezclamos unos 60 gr de azúcar polvo, 2-5 ml de esencia de vainilla, 2 ml de agua de azahar y unos 6-8 gr de agua (un total de unos 10-15 gr de líquido). Mezclamos y templamos para que esté ligeramente fluida. Si se desea más cuerpo y sabor, puede añadirse un poco de mantequilla. Batimos bien, hasta que se disuelva la mantequilla.
Glaseamos lo bollos con ayuda de un pincel o sumergiendo una cara del xuixo. Esperamos a que la superficie del glaseado se enfríe y gane consistencia…. si se tiene paciencia y nos aguantamos. ;-)

Xuxos rellenos de crema (sin hojaldrar)

Crema pastelera

  • 250 ml de leche entera. Puede sustituirse una parte (un 65 gr.) por nata líquida.
  • 22 gr de maicena (harina refinada de maíz).
  • 65 gr. de azúcar (puede batirse todo con los huevos o disolver parte con la leche, 35 + 30).
  • 60 gr. de yemas de huevo (3 unidades).
  • Una vaina de vainilla cortada longitudinalmente y con las semillas extraídas.
  • Opcional: Una rama de canela, piel de naranja y/o piel de limón (sin parte blanca)
  • 25 gr. de mantequilla.
  • Opcional: una cucharada sopera de licor kirsch o ron.

(1) En un cazo que pueda ir al fuego, vertemos la leche, la vainilla con las semillas y las pieles de los cítricos con la canela, si las usamos. A veces añado mitad del azúcar y la otra mitad lo uso para batir con los huevos. Removemos un poco y dejamos que hierva, justo hasta hervir. Cuando haya hervido retiramos del fuego y reservamos para que coja más aroma mientras continuamos con la receta.

Con un batidor de varillas batimos las (3) yemas con el azúcar y la maicena, hasta que no tenga grumos y esté espumoso. Volvemos a calentar la leche si ha quedado fría y la colamos para que no tenga restos de sustancias sólidas (vainilla, canela, limón,….), vertiéndola poco a poco sobre la mezcla de yemas sin dejar de remover con un batidor de varillas. La rama de vainilla la podemos reservar para aromatizar otro día una crema, pues permiten varios usos, o aromatizar azúcar, por ejemplo. También se puede triturar para añadir a una masa, como la de otros bollos o xuxos.

(2) Se vuelve a llevar todo al fuego (no demasiado fuerte, lo ideal son unos 85º C) y, sin dejar de remover con unas varillas, esperamos a que espese. Cuando haya espesado, la retiramos de la fuente de calor y, si nos gusta, podemos añadir un poco de licor. Cuando tengo prisa la caliento a fuego vivo batiendo enérgicamente para que no se formen grumos.
Cuando la crema haya bajado de unos 50 º C, añadimos la mantequilla troceada y removemos con el batidor para que se integre sin fundirse. Es importante que la crema no esté demasiado caliente para que la mantequilla no se funda y se separe la materia grasa, lo que queremos es que se integre en la crema y le dé untuosidad.
La cubrimos con película de cocina, tocando la superficie de la crema, o la guardamos en un recipiente hermético y reservamos en el frigorífico hasta el momento de su uso si no la vamos a usar de inmediato.

Un verdadero placer.
Visita la entrada original en pepinho.com
01 Jun 11:25

Cookies rellenas de mantequilla de cacahuete

by Alma
Vgreco51

galleta



Hola!

He vuelto!

Hoy os traigo una receta de esas que claramente son pecado (y más en plena operación bikini). Pero JA! yo este año no tengo que hacer operación bikini... ¡¡chincha!! jajaja.

La verdad es que debo confesar que el ginecólogo me pesa cada vez que voy... ¡¡me pone tan nerviosa la situación como si fuera la visita al nutricionista!! De momento me estoy portando bien... bueno... vaya... en fin.... ¡¡que voy a tener que hacer mucho deporte en cuanto me recupere del parto si quiero recuperar la línea, vaya!! jajaja.

Por cierto. Hoy cumple un año nuestro Minion. Sí. El gatito tan relindo que adoptamos el pasado septiembre hoy ya se hace adulto y, la verdad, es que se ha convertido en un gordito cebón. Sigue siendo igual de mimoso y, lamentablemente, sigue teniendo el pelo tan rugoso como el primer día! jajaja.

A lo que iba.


Que estas galletas son súper fáciles de hacer y encima están de vicio.

COOKIES RELLENAS DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE
Receta de Alma Obregón


Metemos las tres cucharadas de mantequilla de cacahuete en una manga pastelera y hacemos 12 "bolitas" de crema del tamaño de un euro sobre un papel de hornear. Metemos el resultado en la nevera mientras preparamos la masa.

Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta tener una masa homogénea. Incorporamos el huevo y seguimos batiendo, siempre a velocidad baja, hasta que se integre.

Incorporamos la harina, tamizada con el bicarbonato. 

Cuando la masa sea homogénea, incorporamos los chips.

Dividimos la masa en 12 porciones (cada porción pesará aproximadamente 60g).

Dividimos cada porción en dos, hacemos dos bolitas aplastadas.

Ponemos una de las bolitas de mantequilla de cacahuete en el centro de una de ellas:



Colocamos la otra mitad de la masa y cerramos bien los bordes. Esto es muy importante para que no se nos salga la mantequilla de cacahuete por los laterales.


Refrigeramos media hora las galletas rellenas.

Pasado ese tiempo las colocamos bien espaciadas en una bandeja de horno (engrasada o cubierta por papel de horno).

Horneamos las galletas a 180º (calor arriba y abajo) durante 15 minutos o hasta que se doren un poco los bordes.



Dejamos enfriar 15-20 minutos en la rejilla (salen blandas del horno!!! cuidado!!!!!!)

¡¡¡¡Ya las podemos comer!!!!




 Como véis, son una absoluta bomba. En serio. TENÉIS QUE PROBARLAS!!!!

(Y luego me dice el ginecólogo: "estarás comiendo sano, no?" y yo... "claro claro!!" jajajajaja)

Por cierto, os veo en la Feria del libro:

Domingo 5 - caseta 83-84 de 19 a 21

Domingo 12 - caseta 133 de 18:30 a 20:30






 Besos a porrón!

Alma

Si tienes alguna duda no contestes a este email. Escríbeme a igalmacupcakes@gmail.com y prometo contestar lo antes posible.
02 Jun 08:06

Quanto tempo in un bigné....

by I Dolci di Pinella
Vgreco51

tarta


Ci sono basi di pasticceria che mi hanno impegnata per mesi....
Che non riuscivano  mai.
Che sembrava non riuscissero mai.E più si provava e più' non riuscivano....
Ore e ore e ancora ore a cercare di capire perché. Calcolatrice in mano. Ricette su ricette. Tutti i libri aperti sul tavolo.

Poi, un dettaglio. Una ricetta trovata per caso. 
Si prova ancora e.....
Paff.

E dopo, non ha più senso conservare tutto nei terreni della memoria. Diventa indispensabile parlarne, scriverne.
E' il caso dei bigné cubettati, come li chiamo io...

Ecco come sono nati....


Bigné( da una preparazione di Omar Busi)









250 g di latte
250 g d'acqua
235 g di burro
2 g di sale
4 g di zucchero
285 g di farina W300
400-500 g di uova intere

Versare in una casseruola il latte e l'acqua. Unire il sale, lo zucchero e il burro a dadetti. Sistemare la casseruola sul fornello a fiamma moderata e portare al primo bollore controllando che tutto il burro sia sciolto. Setacciare la farina e, fuori dal fuoco,  versarla nel liquido caldo tutta d'un colpo rimestando con un cucchiaio di legno. Rimettere sulla fiamma e far asciugare la "polentina" per un paio di minuti fino a che la T raggiunge circa 92°C e si sarà formata sul fondo una patina biancastra. Togliere dal fornello e versare l'impasto nella ciotola della planetaria. Far girare con la frusta Kappa per eliminare l'eccesso di calore che provocherebbe la cottura immediata delle uova. Raggiunto tale stadio, unire le uova intere, precedentemente sbattute, poco per volta e far incorporare per bene prima di aggiungere le successive. L'impasto sarà pronto quando:
1. sollevando la frusta kappa l'impasto colerà pesantemente verso il basso formando un triangolo sull'estremità della frusta
2. in alternativa, passando un dito all'interno dell'impasto, i due lembi di questo si uniranno lentamente  al centro .
Versare una parte dell'impasto all'interno della sac à poche con un beccuccio liscio.
 Accendere il forno a 150°C
Prendere dei cilindri d'acciaio di 3.7 cm di diametro e 4.5 cm di altezza e rivestirli all'interno con una striscia di silpain in modo che i bordi non si sovrappongano. Sistemare i cilindri su una teglia microforata rivestita di un silpain distanziandoli tra loro in modo regolare. Versare all'interno 13 g di pate à choux. Coprire con un secondo foglio di silpain e con una seconda teglia microforata.
Infornare per circa 45 minuti.
I tempi sono da standardizzare in base al proprio forno.

Nota:

Il punto delicato...anzi i punti delicati...erano la quantità di impasto da colare all'interno del cilindro e e le modalità di cottura. Ci sono arrivata grazie ad una ricetta di Guillaume Mabilleau che, in cilindri alti 5.5 cm e di diametro pari a 5 cm, versava all'interno 30 g di pate à choux.
Due calcoli sul volume...una considerazione sulla cottura e le prove hanno cominciato a dare i loro  frutti ...









Stampa la ricetta
04 Jun 06:39

Nocciole & Lampone

by I Dolci di Pinella
Vgreco51

tarta


Oggi, è una dolce mattinata di giugno...
Mattina con cielo terso e lucido....di quelle mattine che senti il silenzio intorno e nulla ti impedisce di regalarti tre ore. 
Il tempo di mettere il motore della vita al minimo e raccogliere le cose che ti girano intorno.

Ho un appuntamento con il mio blog, stamattina. 
Inusuale anch'esso. Ma a volte lo scrivere da la possibilità  al respiro di riprendersi dalla fatica dei giorni trascorsi. 
Di fare ordine nel groviglio dei pensieri. Delle sensazioni. 

E basta la foto di un piccolo dolce per godersi pochi frammenti di pausa. 
E poi, magari, sollevare la testa e riprendere i passi.
Mentre il silenzio ti gira intorno e si appende ai bordi del tuo vestito.... 





Vienna( estratta da una ricetta di Maurizio Santin)














Namelaka al  cioccolato e nocciole

170 g di latte                                               
140 g di pasta di nocciole NocciOro                            
10 g di sciroppo di glucosio                                            
5 g di gelatina                                            
25 g di acqua d'idratazione
275 g di cioccolato bianco                            
380 g di panna fresca                                               
scorza di un  limone                              


Idratare la gelatina con l'acqua indicata.
Sciogliere il cioccolato ed aggiungervi la pasta di nocciole. Portare al bollore il latte con lo sciroppo di glucosio e la scorza di un limone. Aggiungere la gelatina idratata e scaldata al micro-onde. Filtrare e versare il composto in tre volte  sul composto di cioccolato e pasta di nocciole allo scopo di realizzare un'emulsione lucida e stabile. Passare al mixer ad immersione e , sempre miscelando, aggiungere la panna fredda. 


Composta di lamponi

150 g purea di lamponi                             
15 g di glucosio                                            
1.5 g di pectina NH                                      


Riscaldare la purea con il glucosio. A circa 40°C aggiungere la pectina NH e far bollire per circa 2-3 minuti.Quindi, colare su una teglia rettangolare all'altezza di circa 0.8-1 cm. Passare in freezer.  



Glassa al lampone

200 g di purea  di lamponi                                         
22.5 g di gelatina                                                        
112.5 g di acqua d' idratazione                                
500 g di Absolu Cristal Valrhona                            
una puntina di colorante rosso idrosolubile
una puntina di colorante oro 


Idratare la gelatina con l'acqua indicata.  Riscaldare metà della purea di lamponi, aggiungere la gelatina e aggiungere la restante purea. Far scendere la T a circa  25/30°C e aggiungere l’Absolu in precedenza scaldato al micro-onde.Mescolare con un mixer ad immersione e conservare in frigo coperta da pellicola a contatto.


Preparazione

Colare la namelaka nello stampo prescelto fino a metà altezza. Far rapprendere in abbattitore fino ad avere una consistenza sostenuta ma non ferma. Ritagliare un rettangolo di composta e ricoprire con la restante Namelaka. Congelare completamente. Al momento estrarre il dolce dal congelatore. Scaldare la quantità di glassa necessaria e colare sul dolce alla T di circa 25-28°C. Poggiare il dolce su un biscotto di frolla viennese e decorare con cioccolato bianco colorato di rosso, qualche fiore edule e leggeri frammenti di carta oro alimentare.

Nota: 
Per questo dolce ho usato ancora lo stampo pillow di Silikomart 
Il pillow è uno di quegli stampi che credo usero' sempre.....

  Risultati immagini per Silikomart Pillow
Naturalmente e come sempre, lo potete trovare anche da Peroni ...


Stampa la ricetta
08 Jun 07:00

Torta tiramisù con uova pastorizzate

by Stefania Profumi&Sapori
Vgreco51

tarta

Se mi vuoi conquistare, non mi devi parlare nè di pavesini, nè di uova crude. Posso essere accondiscendente su tante altre cose, ma su questo non transigo. Perchè pastorizzare le uova? Prima di tutto per la sicurezza. Le uova, seppur freschissime, possono contenere il batterio della salmonella. La salmonella è un batterio che colpisce gli […]
09 Jun 18:48

Tarta de limón (sin horno ni huevo!)

by Alma
Vgreco51

tarta


Hola!

Lo prometido es deuda y aquí estoy con la receta de la tarta de limón tan apetitosa que el otro día compartí con vosotros en redes sociales.

Es una tarta súper fresquita y que resulta muy ligera (aunque ya veréis que es un poco bomba! jajaja).

Por cierto que mientras escribo Bruno me está dando patadas de las buenas, no sé si es que no le gustará la tarta (o que le gusta mucho la idea y quiere que le guarde un trozo). Pero vaya, que me está dando patadas de esas que te mueven la tripa entera, y digo yo que, aunque desde fuera pueda recordar a aquella famosa escena de Alien, lo cierto es que es, probablemente, la experiencia más alucinante y preciosa del mundo. Sí, me clava los pies en las costillas, pero... ¿acaso hay algo más increíble que pensar que hay un bebé viviendo en tu tripa y que se mueve feliz en tu interior? Puff... de verdad que es emocionante...


En fin.

Que me pongo ñoña y no hay quién me aguante...

A lo que iba. Que esta tarta se hace en 5 minutos, o menos, y se come en otros 5. Es una de esas tartas que recomiendo yo para engordar a compañeras indeseables del gimnasio (de esas que están muy buenas) o a la suegra o cuñadas (si os han tocado pesadas)... lo digo porque aparentemente es súper ligera... (¡sabe casi como una mousse!) pero realmente su composición no es precisamente "light". Jejeje. Eso sí, vuestras víctimas no tienen por qué saber que no es light... Podéis regalarles la tarta y decirles que es una súper nueva receta fitness. Nunca falla ;)

Ayer la preparamos en la masterclass que impartí en CasaDecor y fue un éxito!


TARTA DE LIMÓN
(Ingredientes para un molde de 24-26 cms de diámetro o para 8 vasitos individuales)
Receta de Alma Obregón

Para la base:
  • 150g de galletas tipo digestive 
  • 75g de mantequilla (yo uso Kerrygold)


Para el relleno:


Para decorar:
  • 100ml de nata de montar 35%mg
  • Azúcar glas al gusto


Fundimos la mantequilla y la mezclamos con las galletas, trituradas.
Usamos esta mezcla para cubrir la base y los laterales de nuestro molde (o, si estamos usando vasitos, la repartimos equitativamente. Reservamos en la nevera.

En un bol, mezclamos la leche condensada con el zumo de limón, recién exprimido.


Cuando la mezca esté homogénea, podemos añadir un poco de colorante amarillo para darle un toque más limonero. Pero vaya, que es opcional.


Añadimos la nata, recién montada. Es importante que esté firme pero cuidado que no se te corte. (Recuerda que para que la nata se monte bien tiene que estar fría y ser del 35% MG).

Mezclamos la nata con movimientos envolventes, usando una lengua.


Cuando la mezcla esté homogénea, la vertemos en el molde y extendemos bien con una espátula (yo uso siempre una en ángulo, también llamada "de codo", la podéis comprar aquí). Si estáis haciendo vasitos individuales, repartid la mezcla entre todos :)

Reservamos en la nevera un par de horitas, para que esté bien fría.


Cuando vayamos a servir, montamos el resto de la nata y la azucaramos al gusto. Usando una manga pastelera con boquilla grande de estrella (yo uso la 1M, a la venta aquí) decoramos los laterales de la tarta. Podemos poner una rodaja de limón en el centro como toque final.


Vais a ver qué buena está. Y la podéis preparar también con naranja, lima, pomelo o mandarina en su lugar.

No me alargo más :)

Besos a porrón!

Alma



Si tienes alguna duda no contestes a este email. Escríbeme a igalmacupcakes@gmail.com y prometo contestar lo antes posible.
12 Jun 10:38

ENTREMET AU FLAN ET AU CHOCOLAT

by fimère .b
Vgreco51

tarta


Voici un entremet que j'ai réalisé dernièrement et que j'ai trouvé excellent.
Il est très facile à préparer ne prend pas beaucoup de temps et puis nécessite
peu d'ingrédients.
Ce gâteau est constitué de 3 couches:
La première couche est un biscuit chocolaté qu'on ne cuit pas beaucoup pour qu'il
reste fondant en bouche (15 min environ, bien sûr chacun son four).
La 2 ème couche est une crème constituée de biscuits, de crème fraîche et de flan.
J'ai utilisé un flan au café car je trouve qu'il n'est pas trop sucré mais on peut
éventuellement ajouter du sucre si on aime plus sucré ou alors utiliser une autre saveur
comme vanille, caramel ou bien chocolat.....
Et pour terminer la couche finale celle du chocolat auquel on rajoute un pot de crème
dessert pour lui apporter de l'onctuosité.
Pour cet entremet, de préférence, utiliser un moule amovible ce qui facilitera le démoulage.
Résultat un gâteau simple et goûteux qui ravira toute la tablée


LA SUITE DE LA RECETTE.....
12 Jun 16:11

Fantastik 100% Cacao...de François

by I Dolci di Pinella
Vgreco51

tarta


Voi mi direte.......

" Ma se sei stanca, se non hai tempo, se è venerdi sera già sul tardi e il tuo dolce deve essere pronto per metà mattina dell'indomani, se devi anche fare altro, cosa ti vai ad imbarcare con un Fantastik e 6 basi e la decorazione e...."

Si puo' fare. Si puo' fare.


In effetti, ero molto perplessa ma poi ho studiato bene la ricetta e i tempi e ho deciso di buttarmi.
La mia metà del Cielo è stato perfetto. Man mano che usavo ciotole, cucchiai, coltelli, spatole, provvedeva a lavare e asciugare. Un team perfetto che mi ha permesso di avere tutto pronto in 2 ore......che per me...lenta come una lumaca...è stato come battere un record impossibile!

E l'indomani, in poco piu' di un'ora, montare la chantilly e preparare due cose è stato un battito di ciglia...
Fantastik pronto!
Amici contenti e.......qualche cucchiaiata di cremoso/chantilly è stata pure utilizzata in piccoli bicchierini supergraditi come pre-dessert!

What else?





Fantastik 100 % Cacao...de François!







Da preparare il giorno prima...

Pate sablée chocolat

90 g di burro morbido
35 g di zucchero al velo
60 g di farina debole
20 g di cacao in polvere
un pizzico di fior di sale


Mescolare il burro pomata con lo zucchero al velo e il fior di sale. Setacciare ripetutamente la farina con il cacao e aggiungerla al composto. Stendere l'impasto tra due fogli di carta forno e conservarlo in frigorifero fino a quando prende consistenza. Quindi, ritagliare un disco con uno stampo da crostata di 18 cm di diametro e alto 2 cm con il bordo imburrato. Infornare a 170°C per 8 minuti.

Nel frattempo che la pate sablée e' in frigo....preparare il:


Biscuit chocolat Marigny

70 g di albumi
15 g di cacao in polvere
15 g di fecola di patate
15 g di farina debole
70 g di zucchero semolato
65 g di tuorli
30 g di burro

Montare gli albumi con lo zucchero versandolo in tre volte. Setacciare il cacao con la fecola e la farina. Versare sulla meringa i tuorli a filo. Poi, a mano aggiungere le polveri e il burro fuso mescolato con una cucchiaiata di montata. Estrarre il disco di pate sablée dal forno e su di esso versare il biscuit fino al bordo. Infornare a 180°C per circa 10 minuti.

Intanto che cuoce....preparare il:

Punch cacao

50 g d'acqua
25 g di zucchero semolato
10 g di cacao in polvere

Mescolare l'acqua con lo zucchero e versarlo sul cacao setacciato stemperando i grumi. Portare al bollore. Quando il biscotto è cotto, con un pennello velare la superficie. Coprire il biscotto e conservarlo per l'indomani.

Crème Chantilly Ivoire Vanille

250 g di panna al 35% di grassi
1 bacca di vaniglia
50 g di cioccolato bianco Ivoire Valrhona

Far prendere il bollore alla panna con la polpa della bacca di vaniglia. Tagliuzzare il cioccolato bianco e versarlo in un bicchiere da minipimer. Aggiungere la panna bollente ed emulsionare con un mixer ad immersione. Passare la crema al setaccio. Coprire con pellicola a contatto e conservare in frigo fino all'indomani.

Crème onctueuse chocolat

85 g di panna al 35% di grassi
85 g di latte intero
30 g di tuorli
25 g di zucchero
110 g di cioccolato fondente al 70% di cacao

Far prendere il bollore al latte e alla panna. Mescolare i tuorli con lo zucchero. Versare il liquido caldo e cuocere fino a 82°-85°C. Versare il cioccolato tagliuzzato all'interno di un bicchiere da minipimer. Aggiungere la crema calda; attendere pochi minuti e poi mixare alcuni minuti con un minipimer. Coprire con pellicola a contatto e conservare in frigo fino all'indomani.

Il giorno della presentazione del dolce....preparare:


Gelée de cacao

50 g di zucchero semolato
1 g di agar-agar
60 g d'acqua
8 g di cacao in polvere

Mescolare lo zucchero con l'agar-agar.  Unire l'acqua con il cacao mescolando bene.  Scaldare e unire lo zucchero con l'agar-agar. Portare al bollore per 2 min. Versare in una pirofila ad un'altezza di 1/2 cm e conservare in fresco.


Grué caramélisé

50 g di grué di cacao
50 g di zucchero
50 g d'acqua

Mescolare lo zucchero con l'acqua e far prendere il bollore. Versare in piccole dosi lo sciroppo sul grué facendolo ben assorbire. Stendere il composto su un silpat e infornare a 160°C per 10 minuti. Conservare al riparo dell'umidità.



Preparazione del Fantastik

Adagiare la base sul piatto da portata. Velare il bordo con un pochino di punch cacao e far aderire del pailleté feuillantine mescolato a cacao in parti uguali. Montare la chantilly  e distribuirla sulla base con una sac à poche e beccuccio liscio da 10. Allo stesso modo, distribuire il cremoso. L'importante è che le sfere di crema siano diseguali e di diverso diametro. Distribuire cubetti di gelée cacao, frammenti di grué caramelisé e piccoli frammenti d'oro alimentare. Ultimare la presentazione con dei dischi di cioccolato fondente.




Stampa la ricetta
19 Jun 23:00

Tarta el Capricho de Moisés

by noreply@blogger.com (Irmina Díaz-Frois Martín)
Vgreco51

tarta

Hoy es el cumpleaños de la persona que comparte mi vida desde más de 10 años.

La llamo capricho porque él quería que en su tarta estuvieran sus dos dulces favoritos, la milhoja francesa y el brazo de gitano.


Está compuesta de bizcocho y hojaldre, sus capas están rellenas de crema de vainilla y chocolate. 
Así me la pidió y así se la hice.



CARIÑO, POR MUCHÍSIMAS VECES ¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!












INGREDIENTES


Bizcocho: 120 ml de aceite de maíz, 160 gr de azúcar, 45 gr de miel, 2 huevos L, 1 cucharadita de vainilla, 250 ml de leche desnatada, 2 cucharadas de zumo de limón, 340 gr de harina, 1 cucharada de bicarbonato, 1 cucharadas de vinagre de vino blanco y una pizca de sal.


Crema de vainilla:  300 ml de leche, 20 gr de maicena, 75 gr de leche en polvo, 60 gr de azúcar, 30 gr de mantequilla sin sal y extracto de vainilla.


Crema de chocolate: 300 ml de leche, 15 gr de maicena, 75 gr de leche en polvo, 60 gr de azúcar, 10 gr de cacao puro en polvo, 30 gr de mantequilla sin sal y extracto de vainilla.


2 láminas de hojaldre.


Decoración:

Glasa: azúcar glas y unas gotas de agua. Chocolate.



PREPARACIÓN


Empezamos haciendo las cremas ya que necesitamos que estén frías.

Crema de vainilla: en un cazo ponemos todos los ingredientes y mezclamos bien deshaciendo la maicena. Ponemos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese y cuando comience a hervir retirar. Poner en un bol, cubrir con papel film que esté en contacto con la superficie para que no forme piel y dejamos enfriar.


Crema de chocolate: en un cazo ponemos todos los ingredientes y mezclamos bien deshaciendo la maicena. Ponemos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese y cuando comience a hervir retirar. Poner en un bol, cubrir con papel film que esté en contacto con la superficie para que no forme piel y dejamos enfriar.


Bizcocho:

Precalentamos el horno a 180ºC. Untamos con aceite un molde redondo.

En una taza ponemos la leche y el zumo de limón. Dejamos reposar. Parecerá cortada, es normal.

En el bol ponemos el aceite con el azúcar, la vainilla y la miel, batimos. Le añadimos los huevos de uno en uno, batimos e integramos. Le añadimos la mitad de la harina, la sal y mezclamos. Le añadimos la mitad de la leche con el limón, le añadimos el resto de la harina y el resto de la leche. En una taza ponemos el bicarbonato y el vinagre, mezclamos, se lo añadimos.


Horneamos unos 45 minutos o hasta que el test cake salga limpio.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Hojaldre:

Precalentamos el horno a 200ºC.

Cortamos el hojaldre en dos círculos del tamaño del bizcocho. Pinchamos con un tenedor para que no suba. Horneamos hasta que esté dorado. Ponemos peso como una bandeja encima para dejarlo plano. Dejamos enfriar.


Montaje:

Cortamos en bizcocho por la mitad en horizontal. Ponemos una parte en un plato de presentación y lo rodeamos con cinta de acetato. Rellenamos con la mitad de crema vainilla, alisamos y ponemos encima un círculo de hojaldre, presionamos ligeramente para que la crema se extienda.

Rellenamos con la crema de chocolate y ponemos encima la capa de bizcocho, rellenamos con la crema de vainilla y ponemos encima la capa de hojaldre.


Glasa: en una taza ponemos 5 o 6 cucharadas de azúcar glas, unas gotas de agua y hacemos una pasta. Se la ponemos por encima a la capa de hojaldre.

Derretimos chocolate, hacemos unas rayas y decoramos.











                 Su última novela   MEDIO MINUTO PARA MORIR



21 Jun 06:00

Tarta de mousse de queso y cerezas

by Raúl
Vgreco51

tarta

Tarta mousse de queso y cerezas 1

Tarta de mousse de queso y cerezas junto a menaje de la firma GreenGate

Esta semana vamos a estrenar un molde desmontable de Lékué con esta tarta de mousse de queso y cerezas. Es una receta fácil en la que lo único que vais a tener que calentar será un puré de cerezas para diluir la gelatina. El resto veréis qué sencillo es.

Más fácil no podría ser esta tarta: tendréis que hacer un puré de cerezas deshuesadas al que le añadiréis hojas de gelatina y lo mezclaréis con nata montada. Una vez que esté montada la mousse la echaréis en el molde y la rellenaréis con cerezas frescas.

Lo bueno del molde que vamos a usar es que trae una base-plato de porcelana por lo que no tendremos que quebrarnos la cabeza en buscar un plato perfecto a la hora de servir nuestra tarta. Bastará con retirar el cierre y los bordes de silicona, y terminar de decorarla con un coulis y unas cerezas.

Tarta de mousse de queso y cerezas

Ingredientes:

  • 10 bizcochos de huevo o soletillas secas
  • Almíbar de calar o licor al gusto
  • 5 hojas de gelatina sin sabor (9 g de gelatina en polvo)
  • 500 ml de puré de cerezas frescas
  • 150 – 250 g de queso de cabra fresco
  • 90 – 140 g de azúcar
  • Una cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas de ron blanco (opcional)
  • 500 ml de nata montada
  • 100 g de cerezas deshuesadas
  • Azúcar al gusto para el coulis
  • Una pizca de sal
  • Un chorrito de zumo de limón (opcional)
  • Nata montada para decorar
  • Cerezas frescas para decorar

Elaboración:

  • Cubrimos todo el fondo de nuestro molde con bizcochos de huevo y mojamos con un poco de almíbar de calar.
  • Metemos las hojas de gelatina en un vaso lleno de agua fría.

preparamos el molde

  • Mezclamos la mitad del puré de cerezas (250 ml) con el queso de cabra, el azúcar, el zumo de limón y el ron con una batidora de mano.
  • Calentamos un poco, lo necesario para que se pueda fundir la gelatina (45º C. aproximadamente).

mezclamos-ingredientes

  • Añadimos la gelatina, mezclamos con una cuchara hasta que se hayan diluido bien las hojas y pasamos por un colador. Dejamos que enfríe a temperatura ambiente.
  • Mezclamos con la nata montada de forma envolvente con ayuda de una espátula.

añadimos-gelatina

  • Echamos la mitad de la mousse en el molde.
  • Ponemos tres líneas de cerezas deshuesadas en el centro del molde y cubrimos con el resto de la mousse.

llenamos-molde

  • Nivelamos toda la superficie con una espátula, tapamos con papel film y guardamos en la nevera durante al menos ocho horas.
  • Para hacer el coulis añadimos azúcar al gusto, la pizca de sal y el chorrito de zumo de limón a la otra mitad del puré de cerezas, y reservamos en un cuenco o salsera para que cada quien se sirva a su gusto.

preparamos-coulis

  • Cuando vayamos a servir la tarta la retiramos de la nevera, le pasamos con cuidado una espátula entre la tarta y los bordes del molde y desmoldamos.
  • Escudillamos nata montada y decoramos con cerezas frescas, mejor si tienen el rabito.

desmoldamos

No podría ser más fácil de hacer esta tarta de mousse de queso y cerezas. Ahora ya no tenéis pretexto alguno para no hacerla, además, este verano os podrá sacar de algún aprieto y sorprenderéis a todo el que se siente a vuestra mesa con un postre suave y refrescante.

Tarta mousse de queso de cabra y cerezas 2

Tarta de mousse de queso y cerezas sobre plato de postre de la firma GreenGate

Algunos consejos útiles

  • Para obtener el puré de cerezas no tenéis más que triturar con la batidora cerezas frescas deshuesadas. Colamos el puré para retirar las pieles y lo tendremos listo para nuestra receta.
  • El queso de cabra suele ser fuerte así que si os gusta añadid los 250 gramos, pero si lo preferís más suave usad solo 100 g y mezcladlo con 150 g de queso crema (Philadelphia).
  • Los savoiardi o bizcochos de huevo los podéis sustituir por una plancha rectangular del bizcocho que más os guste, por ejemplo, una plancha de bizcocho de vainilla o de chocolate.
  • El azúcar tanto para la mousse como para el coulis dependerá un poco de lo golosos que seáis, por eso os dejamos unos parámetros para que vosotros vayáis echando a vuestro gusto.
  • El zumo de limón para el coulis puede ser optativo. Probadlo y, si veis que necesita cierto toque de acidez, no dudéis en exprimirle unas cuantas gotas para realzar el sabor de las cerezas.
  • Podéis sustituir las cerezas por cualquier fruta de verano o temporada: albaricoques, nectarinas, fresquillas, ciruelas, etc.
  • La nata para decorar la hemos puesto en una manga pastelera desechable con una boquilla rizada.
  • El queso de cabra lo podéis sustituir por queso crema tipo Philadelphia, requesón, queso cottage o mascarpone para suavizar el sabor de la tarta.
  • No olvidéis retirar la corteza del queso de cabra ya que le podría dar un sabor más intenso a la tarta.
31 May 23:00

París Brest Chocolate y Cerezas

by noreply@blogger.com (Irmina Díaz-Frois Martín)
Vgreco51

tarta

Moisés me pidió que le hiciera algo con pasta choux ya que junto con el hojaldre son unos de sus dulces favoritos.


Pensé que con este pastel mataría su antojo.








INGREDIENTES


Pasta choux: 125 ml de leche desnatada, 50 gr de mantequilla sin sal, una pizca de sal, 1 cucharadita de azúcar, 80 gr de harina de repostería, 2 huevos L y almendras fileteadas.


Crema de chocolate: 300 ml de leche, 20 gr de maicena, 75 gr de leche en polvo, 60 gr de azúcar, 30 gr de mantequilla, 1 cucharada de vainilla líquida, 100 gr de chocolate y 30 gr de nata líquida.


4 cucharadas de mermelada de cerezas.

Azúcar glas.


PREPARACIÓN 


Crema de chocolate: derretir el chocolate con la nata, reservar.

En un cazo ponemos el resto de los ingredientes y mezclamos bien deshaciendo la maicena. Ponemos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese y cuando comience a hervir retiramos. Le añadimos el chocolate con la nata y mezclamos bien. Poner en un bol, cubrir con papel film que esté en contacto con la superficie de la crema para que no forme piel, dejar enfriar.

Una vez fría se pasa a una manga pastelera con boquilla rizada. Reservar.


Masa choux: poner un cazo al fuego con la leche, la mantequilla, la sal, el azúcar y calentarlo a fuego lento sin que llegue a hervir, removiendo constantemente.

Cuando se haya derretido la mantequilla, añadir la harina de golpe y remover fuertemente hasta que empiece a tener la consistencia de una pasta. Retirar del fuego y seguir removiendo hasta que toda la pasta quede completamente integrada y sin grumos, dejar entibiar 10 minutos.

Precalentar el horno a 190º.

Agregar los huevos ligeramente batido de uno en uno sin parar de remover. Reservar un poquito para pintar.

Forrar la bandeja del horno con papel de hornear.

Poner la masa en una manga pastelera con boquilla lisa ancha.

Hacer círculo de unos 18 cm de diámetro otro más al rededor y otro encima de ambos.

Hacer otro círculo de diámetro más pequeño que el primero.

Pintar con huevo el círculo mayor y esparcir almendra fileteada por encima.

Llevar al horno durante 20-30 minutos.

Sacar del horno y dejar enfriar.


Cortamos en horizontal el círculo mayor. Rellenamos con parte de la crema de chocolate ayudándonos de la manga pastelera. Cubrimos con la mermelada y colocamos encima y en el centro el círculo pequeño de pasta choux. rellenamos con más crema y colocamos encima la tapa. Espolvoreamos con azúcar glas. 
















01 Jun 04:00

LE SOUS-BOIS DE YANN MENGUY (SANS GLUTEN)

Vgreco51

tarta

Salut! Je vous propose aujourd'hui une recette de Yann Menguy, candidat finaliste de la 1ère saison de l'émission "Qui sera le prochain grand pâtissier?", puis au sein de l'équipe de la Michalak Masterclass, et dernièrement à la tête de la création chez...
09 Jun 05:58

ECLAIRS CHOCOLAT TONKA INSPIRES DE YANN COUVREUR

Vgreco51

tarta

Bonjour! Depuis que j'ai découvert (mais pas encore goûté) ces éclairs, je rêvais de les réaliser.Je tire encore une fois mon chapeau à Yann Couvreur qui, comme vous le savez sans doute, vient d'inaugurer sa boutique. Je trouve sa revisite très élégante,...
25 May 07:30

Cheesecake alle fragole e cioccolato bianco

by lacuocadentro
Vgreco51

tarta

Mi affaccio dalla mia terrazza e mi immergo in un mare di verde. Respiro a pieni polmoni l’aria colma di profumi. Il cinguettio insistente e vivace degli uccellini fa da colonna sonora ai miei pensieri. E’ la primavera, la mia stagione preferita! E’ il periodo dell’anno in cui madre natura ci dona il suo frutto...

Read More »