Shared posts

16 Dec 11:13

Del yacimiento a Wallapop: así funciona el menudeo ilegal de bienes arqueológicos

by Pablo Cantó

Benito vende su detector de metales por Wallapop. También muchas monedas romanas de antes de Cristo que ha conseguido con él. No es el único: hay cientos de perfiles en la aplicación que venden ilegalmente bienes arqueológicos, desde medallones a fósiles o puntas de flecha, que ellos mismos han encontrado. Wallapop se ha convertido en un nuevo mercado donde cualquiera que realice un pequeño descubrimiento puede venderlo de forma ilegal. Solo se necesita conexión a internet.

Desde un perfil falso en Wallapop, Verne se puso en contacto con varios piteros (nombre con el que se conoce a los expoliadores que utilizan detectores de metales, por el pitido que emiten) que vendían sus tesoros. Hemos comprobado lo fácil que es hacerse con un souvenir de hace miles de años: por menos de 20 euros pueden adquirirse packs de monedas romanas, puntas de sílex, trilobites fosilizados… Y por lotes un poco más grandes, hasta te lo mandan gratis a casa. 

No notificar a las autoridades un hallazgo de este tipo tiene responsabilidades administrativas e incluso penales. Cualquier descubrimiento arqueológico debe ser comunicado, pero hay quien los pone directamente la venta en internet para sacarse unos euros extra. Algunos vendedores están incluso profesionalizados: “Hay familias enteras que viven de esto”, cuenta a Verne Alberto Rodao, jefe del Grupo de Patrimonio de la Guardia Civil. Sin embargo, la mayoría son amateurs, y algunos ni siquiera saben qué es lo que venden. Este, por ejemplo:

“Obviamente, hay un mercado de arqueología ilegal que funciona y que la gente intenta explotar desde hace cientos de años”, cuenta a Verne Luis Lafuente, director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural. Sin embargo, el negocio ya no es el que era. Se ha agravado: “Es difícil localizar tanto los objetos como a los vendedores en las ventas online”, lamenta. En la misma línea se manifiestan desde Guardia Civil: “Internet lo ha cambiado todo”, cuenta Rodao. “Siempre ha habido una cadena formada por expoliadores, intermediarios, vendedores y coleccionistas. Ahora, cualquier pitero puede vender directamente”.

Lafuente reconoce que la mayor preocupación de su departamento no son las pequeñas ventas en plataformas de segunda mano, sino los grandes movimientos que sacan el patrimonio fuera del país. Sin embargo, estos menudeos son, en ocasiones, la punta del iceberg de operaciones más amplias: el pasado noviembre, Guardia Civil detuvo a una pareja que tenía a la venta más de 1.200 piezas online. Como recogía EL PAÍS, habían obtenido más de 100.000 euros vendiendo lotes en el extranjero. Como Wallapop solo opera en España, las ventas internacionales se realizan a través de otras plataformas, como la página de subastas Ebay o Facebook Marketplace.

Un paseo por el Wallapop arqueológico

En España, buena parte del negocio de los piteros se concentra en el sur de la Península. “Es donde hay mayor cantidad de yacimientos”, afirma Rodao. Las búsquedas en Wallapop aparecen geolocalizadas, y la mayoría de los vendedores con los que ha contactado Verne se encontraban en Andalucía, Murcia y Castilla-La Mancha. Las monedas antiguas, por la facilidad de localizarlas con un detector de metales, son la pieza más ofrecida.

¿Cuánto podemos gastar en monedas? Lo que queramos: los piteros ofrecen desde ases –la moneda romana de menor valor– por un euro a denarios –la de más valor– por cerca de mil euros. También packs de monedas y “lotes sin limpiar ni catalogar”:

Los vendedores rara vez ponen dificultades ni piden información al comprador. En menos de dos mensajes, algunos ofrecen su teléfono para seguir hablando por WhatsApp o se ofrecen a quedar para ver la mercancía en persona.

Además de dinero, muchos piteros buscan intercambiar sus tesoros por detectores de mejor calidad para hacer búsquedas más exhaustivas. “Con uno de 200-300 euros te dejarías la mitad de las monedas aunque pases por encima de ellas”, cuenta uno de ellos que tiene, al menos, tres detectores: dos a la venta en Wallapop y un tercero que utilizaba actualmente en sus búsquedas. “Salgo casi todos los fines de semana”, dice.

Un problema casi imposible de detectar

Wallapop no se pone en contacto con Guardia Civil cuando localiza un anuncio que puede ser ilegal, aunque procede a controlarlo y eliminarlo. “Tenemos un equipo de moderación de productos ilícitos”, explican desde su departamento de comunicación. “Hay una lista de palabras [antigüedad, s.XVII, reliquia…] que, cuando se utilizan en un anuncio, pasa a análisis de los moderadores”. También los propios usuarios pueden denunciar anuncios sospechosos.

Si hay sospecha de que los productos son ilegales, el anuncio se elimina, según aseguran desde la plataforma. Uno de los piteros con los que ha contactado Verne explica que le ocurre a menudo, aunque lo achaca a las fotografías: “No hago más que poner y quitar fotos porque Wallapop no me deja poner imágenes de algunas monedas”, cuenta. Una semana después, prácticamente todos los anuncios de su perfil habían desaparecido.

Desde Wallapop explican que no contactan con las autoridades cuando localizan este tipo de anuncios porque no pueden comprobar si las piezas se han conseguido de forma ilícita o no. A la Guardia Civil, en ocasiones le pasa lo mismo: “La ley de Patrimonio Histórico se publicó en 1985, así que lo que se obtuviera antes de su entrada en vigor es legal”, cuenta Rodao.

Hay muchas colecciones legales obtenidas antes de la entrada en vigor de la Ley. Los piteros lo saben, y se aprovechan: “Para poder acusar a alguien de expolio tenemos que conseguir vincular el objeto a la venta con el yacimiento del que ha sido expoliado”, explica Rodao. “Es muy complicado a menos que los pillemos in fraganti”. Si no, el vendedor puede alegar que son piezas heredadas o que las encontró antes de 1985. Algunos vendedores en Wallapop avisan de que sus piezas son herencias:

Por lo legal también hay recompensa

No hace falta recurrir a la venta ilegal para obtener una recompensa por un hallazgo fortuito. “El descubridor tiene derecho a un premio en metálico”, cuenta el director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural. Para recibirlo, hay que notificar el descubrimiento a las autoridades autonómicas. En Andalucía, por ejemplo, puede hacerse a través de un formulario online.

“Una vez avisadas las autoridades competentes”, explica Lafuente, “debe entregar el hallazgo o mantener la custodia legal, asegurando su conservación”. Una junta de valoración analiza y tasa entonces el objeto. “El premio es de un 25% del valor con el que se tase”, cuenta. El propietario del terreno en el que se ha encontrado recibe otro 25%.

Tanto Wallapop como Guardia Civil recomiendan que, en caso de que un usuario encuentre un anuncio sospechoso, se ponga en contacto con las autoridades. “Recibimos bastantes avisos, tanto de particulares como de historiadores o investigadores”, cuenta Rodao. "Y ojalá fueran más". Este tipo de ventas no solo son ilegales, sino que pueden ser fraudulentas. “Hay un gran mercado de imitaciones”, advierte. A lo mejor ese fósil de trilobite no es más que un pisapapeles muy caro.

16 Dec 11:09

Punk USA 94: la última gran explosión del ruido

by José Manuel del Río

Es difícil encontrar otra generación musical que levantase tantas esperanzas como la del punk rock de mediados de los noventa para luego soterrarlas casi de forma inmediata. A camino entre la nostalgia de una época y la vergüenza mayoritaria de su evolución, diseccionamos aquellos discos motivo de frenesí adolescente y qué ha sido de los grupos estandarte que amparaban Epitaph o Fat Wreck Chords. Han pasado 23 años desde 1994, el momentum de aquel supuesto grito de rabia, más que suficiente para poder apreciar sus luces y sombras.

En la iconografía del punk hay una fecha que no se discute como vórtice: 1977. Cierto que los Ramones tocaban en 1974 o Death, hoy descubiertos para el casi gran público, en 1971. Pero cuando el rock de los setenta se agotaba como una música hiperproducida en estudio que luego salía a girar en rutilantes conciertos cargados de escenografía y los relatos divergían sobre cuál sería la influencia seminal de lo que estuvo por venir, lo que “estuvo por venir” sí se cuadró certero en el llamado punk 77. A la sazón año de grupos norteamericanos como Misfits, The Avengers o The Germs que concatenaron lo que Sex Pistols, The Clash, The Dammed, The Flower of Romance o Buzzcoks agitaban en Inglaterra. Mención honorífica local para La Banda Trapera del Río en 1976, berrido del Llobregat rescatado para su reciente cuarenta aniversario.




El símbolo de los dos sietes ha quedado ahí, insoslayable a los vaivenes de su generación. Sin embargo, pocos recuerdan -y hasta es difícil encontrar referencias literales del término- que en la adolescencia de muchos de nosotros se acuñó el punk 94 para esa supuesta segunda época dorada que tuvo como epítome doce meses atiborrados de discos en los que la chavalada depositó su fe.

Hago una digresión personal que seguro es ilustrativa: en 1994 yo tenía doce años, y paseaba con mis pantalones por las rodillas y mi pendiente en el cartílago de la oreja entre discos de Nirvana o Stone Temple Pilots -suena fácil, incluso cuando has tenido que luchar contra una herencia familiar atroz de vinilos de Mecano-. Con aprobación presupuestaria materna y un billete rojo compré Smash de The Offspring porque había visto su vídeo Self Steem en algún lado -¿40 Principales?, ¿es posible?-. Tras escucharlo en comuna, esa misma tarde otro de los nuestros hurtó Punk in drublic de NOFX y Let´s go de Rancid por la simple razón de que estaban apilados en el mismo género. A los pocos días nos dimos cuenta de que la tienda ya no dejaba el cd en la cajita con el Unknown Road (este de 1993) de Pennywise que apoquinamos para hacer las habituales copias a quinientas pesetas, fotocopiando y recortando la portada.

NOFX

Aquella música era más fácil que el grunge, más rápida y más gamberra; por señalar algunos de los cuantos mases. La batería taladraba quintas básicas y palm mutes melódicos y las voces hablaban de lo que después pensaríamos que era un derecho natural a perpetuidad: peleas, drogas, tu skate, algo de amor juvenil o el odio al supuesto sistema. Solo había que ajustar un poco la estética que también divergía del punk clásico. Por el año 1995 nos decoloramos el pelo y atravesamos el cuerpo con piercings como los propios grupos, y después lo estropeamos tatuando algún tribal. Así estábamos furiosamente regocijados con lo que creíamos que iba a durar siempre, quimera que seguro nos igualaba con muchas de aquellas bandas. Nuestra explosión hormonal coincidió con la explosión de una generación musical, aunque fuese a diez mil kilómetros de distancia. Y eso es prodigioso cuando siempre llegas tarde a cada uno de los movimientos que aspiran a ser contraculturales.

Podemos centrar la catarsis de 1994 en seis discos: Smash de The Offspring, Let´s go de Rancid, Dookie de Green Day, Punk in drublic de Nofx, Stranger than fiction de Bad Religion, y Unkown road de Pennywise. Aunque este último saliera en 1993 y su continuación sustancialmente mejor, About time, en 1995, sería ridículo obviar a Pennywise como uno de los máximos exponentes del nuevo punk.

Smash, The Offspring

En su primer gran éxito, Dexter Holland y su, con perspectiva, decadente banda grabaron doce temas más la habitual intro en lo que, si se escucha desde aquel tiempo pasado, fue un trabajo superlativo. Sobraban coros y faltaba contundencia instrumental, pero su música se ubicó con puntería entre lo accesible y lo desolador. Tras el paso atrás de Ixnay on the hombre (1997) se confirmaron como casi un one hit wonder al llegar Americana (1998), desolador en el sentido global de la palabra. Y ojalá su hubieran quedado ahí. Estropearon su legado hasta el paroxismo tanto dentro como fuera de los escenarios y de los estudios. Mensajes de apoyo para Bush Jr. mediante que, tras las críticas, calificaron de “broma malinterpretada“. Hay una multitud que reniega del Smash por la hecatombe posterior y supongo que no se lo podemos reprochar. Yo no, es un trallazo de disco.

Let´s go, Rancid


El Let´s go de Rancid sí que parecía punk 77 para un neófito. La portada roja con el puño rompiendo no sabíamos muy bien qué y las crestas en la contra emparedaban veintitrés cortes de idéntica fórmula alternando las tres buenas voces que tiene el grupo. Todos los temas notables, ninguno sobresaliente. El siguiente And out come the wolves (1995) los confirmaría como la frontera de muchos y, según prometió Joe Strummer, como los nuevos Clash. Palabras mayores. Si te gustaba Rancid, no te gustaban la mayoría de temas de Lagwagon, No use for a name, Millencolin o Blink 182. Incluso su público, más allá del adoctrinamiento de los grandes festivales, se nutría de elementos muy diferentes. A día de hoy han dado una cal y otra de arena con Honor is all we know (2014) y el menos afortunado Troublemaker (2017). Además, en sus trayectorias individuales Tim Armstrong dejó un disco en cierto modo pionero con Transplants (2002) y la ristra de vocalistas que allí se metieron, Matt Freeman otro decente con Devil´s Brigade (2010) y Lars Frederiksen al menos dos pasables con los Bastards (2000-2005). Eso por simplificar la retahíla de proyectos en solitario de los chicos de la bahía de San Francisco, que son muchos. Demasiados.

Unknown Road, Pennywise

Pennywise y su Unknown Road tenían el sonido más potente de esta terna. Y curiosamente solo con una guitarra, la de Fletcher. About time apuntó lo mismo, pero con la voz de Jim en 2.0, y el Full Circle (1997) tras el suicidio de su bajista les regaló un aura de grupo realmente punk hasta después del Straight Ahead (2000). También el himno del género, Bro hymn. Porque al final estos, como The Offspring, Lagwagon, No use for a Name y tantos más, eran chicos de suburbia. Una amiga falaz en su traducción que refiere los barrios residenciales de clase media estadounidense y no al “suburbio” que aquí entendemos. No obstante, entre sus letras colmadas de presunta gnosis sobre el ellos/nosotros, revoluciones flamígeras, desarraigo y violencia, fueron salvándose de la segregación que estaba por venir, que no del desinterés de los que los etiquetaron igual que otro grupo de punk pop del sello referencia Epitaph.

Dookie, Green Day


Green Day es un caso similar al de The Offspring. Sin embargo, no tan predecible. La formación en tridente le daba un sonido más añejo y menos registros en el melódico Dookie, que aguantaron bastante tiempo por mucha acústica que aporreasen a partir del Warning (2000). Durante años también mantuvo una relativa coherencia en su papel, sublimada por Billie Joe loqueando en el caos de Woodstock 1994, y aquí no es que hablemos precisamente de hijos de suburbia. Claro que, entrometido oxímoron, sacaron un tema que se llamó Jesus of Suburbia en el ocaso de su dignidad. De hecho, Green Day es una herida sin cicatrizar. Así como The Offspring son un atajo de parias señalados, ellos todavía aparecen en una entrega de premios de la MTV como emos a los cuarenta y tantos.

Stranger than fiction, Bad Religion


La primera convulsión, anuncio de todas las siguientes, llegó al punk en estos meses dorados cuando Bad Religion publicó con una multinacional Stranger than fiction. Su anterior Recipe for hate (1993) los mantenía como una de las indiscutibles referencias del género melódico y fueron muchos los que desearon que se cayeran de su atril de profetas. Además, Brett Guerwitz (¿el único punk verdadero del grupo?) se había convertido en un demente al que la droga le pasaba una factura más larga cada día. Kilométrica. De ahí salió Infected y otros cuantos temas que no pudieron certificar la defunción de la banda que, al contrario, mostró buen nivel con la major Atlantic Records en The Grey Race (1996) y No Substance (1998) hasta estrellarse en el maldito año 2000 con The New America. A partir de ahí luces y sombras en la vuelta a Epitaph con unos trabajos irregulares y que, desde luego, hace años que no tienen un buen directo. ¿Viejos o veteranos? El punk no debería entender de lo segundo.

Punk in drublic, NOFX


NOFX tienen una carrera singularmente extraña. El primer disco que escuchamos el día de autos antes referido, Punk in drublic, ya era más plano que los anteriores que todavía no habíamos escuchado. No tengo reparos en admitir que, tras gastar S&M Airlines (1989), Ribbed (1991) y White trash, two heebs and a vean (1992), fue mi grupo preferido en la adolescencia. Cuando ya habían dejado un álbum con título de despedida, So long and thanks for all the shoes (1997), y esto del punk 94 comenzó a declinar de forma muy seria, sacaron precisamente The decline en el 2000. Ese único corte de dieciocho minutos sería tan bueno hoy de lápida como era entonces. Pero… siguieron, y lo que les sobrevino fue un trabajo decoroso, War of errorism (2003), con el creciente dolor de unos señores demacrados comportándose como adolescentes, ya ni siquiera rabiosos, y sacando música de un ímpetu febril. Es decir, automatizada y en serie. Representan el sempiterno problema de no saber retirarse a tiempo. Su drama es que quizá los Stones queden mejor de cadáveres en un escenario que cualquier grupo punk, y nada más que punk, intentando botar con la guitarra a los cincuenta.

Más allá de la producción estadounidense que acapara estos seis discos, en el intervalo acotado entre 1994 y 2000 nadie puede olvidar a los grupos suecos y al mítico sello Burning Heart. Millencolin, No Fun At All, Adhesive, Hellacopters o The Hives comenzaron con ideas y sonidos parecidos para también acabar en los finales más dispares. The Hives sobrevivió como grupo encarado al mainstream bailón, Hellacopters es rock respetado para los eones, Adhesive se esfumó y No Fun At All rompieron en su apogeo y ahora se dedica a girar sus clásicos y algún tema nuevo con la misma fórmula que funcionaba hace dos décadas. En cambio, Millencolin representa la enésima caída en desgracia.

Las preguntas ya son obligadas: ¿entonces no había nada detrás de la música supuestamente radical a la que entregamos nuestra loca adolescencia? ¿Fue todo un momentum sin verdadero poso ideológico y estético? Solo me atrevo a dar una respuesta tácita. Casi todos estos grupos evolucionaron a un sonido y una lírica melindrosa y a donde se incorporaron nombres infames como Sum 41, Simple Plan… o ¿Avril Lavigne? para regocijo del NU Metal que les ganó los minutos en la MTV, en los buenos tiempos motivo de mofa. Se fueron por el sumidero No Use For A Name, Misconduct, Tilt y tantos otros. La excepción al repudio general, digna de estudio sociológico, fueron Descendents/All. Sublimación del punk ñoño del high school que, tal vez por pioneros y por ese gigantesco batería, se respeta aun hoy. Cuando estrenamos mayoría de edad comprobamos lo mismo de su público, que en gran medida capituló por aborrecimiento y la falta sobrevenida de sensación de pertenencia.

No quedaba nada de lo que nos habían prometido: el punk 94 estuvo en las antípodas de la actitud del punk 77. Y eso lo convirtió en algo anecdótico respecto a su hipotético hermano mayor. Es que tal vez no sean ni familia.

A partir del 2000 los devotos coherentes del punk se fueron al hardcore para mantener una esencia sectaria fuera de circuitos comerciales, salvando trabajos esporádicos de Rancid, SNFU, Snuff o Good Riddance, que en Ballads from the revolution (1998) sonaron como la mezcla perfecta de los dos estilos. Al final todo estaba grabado desde los ochenta y Sick of it all, semideidad de la época, ya aparecía en los recopilatorios del Punk-O-Rama. ¿Boston o Nueva York? Hasta podías coger algo de California. Slapshot, Crown of thornz, Madball, Agnostic Front, Bad Brains, Gang green, Cro-Mags, Gorilla Biscuits, Black Flag, Minor Threat, Youth of Today… los sonidos ásperos que tu oído quinceañero no procesaba susurraron otras supuestas verdades más primordiales a partir del nuevo milenio. Una música a la que solo se puede llegar por evolución. Pero aquí sí habíamos llegado deliberadamente tarde, casi unos veinte años.

No hay atisbo de que vayamos a tener una tercera réplica del punk al nivel de aquellos movimientos telúricos y la evolución del género se encomienda a recopilar vinilos y sides B con el nuevo Diógenes de la nostalgia.

¿Dónde está hoy la supuesta música radical a la que entregamos nuestros sueños de adolescencia? Ahora sí respondo de forma explícita: muerta. En el mejor de los casos.

¿Te ha gustado este artículo? Puedes colaborar con Canino en nuestro Patreon. Ayúdanos a seguir creciendo.

La entrada Punk USA 94: la última gran explosión del ruido aparece primero en Canino.

16 Dec 10:59

Asesinatos, conjuras y excesos sexuales: la asombrosa historia de los Papas de Roma

by Daniel Arjona

De los casi trescientos ocupantes del solio pontificio cuenta la leyenda que uno resultó ser mujer, como se descubrió cuando parió a un bebé en mitad de una procesión papal. Algunos fueron excelentes gobernantes, rodeados de un aura de santidad, otros demonios incontrolados, como el violador en serie de peregrinas Juan XII o pozos de ambición sin fondo como los Borgia -"Dios nos ha concedido el Papado, ahora nos toca disfrutarlo"-. Hubo Papas corruptos, criminales, obsesos, antisemitas fanáticos. También buenos gestores, revolucionarios, voluntariosos y atentos a las cuitas de su grey. Durante siglos ejercieron como monarcas absolutos de un gran Estado confesional, gestores, estrategas militares, episódicos generales en el campo de batalla, diplomáticos, mecenas de las artes... Y monarcas absolutos siguen siendo aún con sus competencias mermadas, según defiende el historiador inglés John Julius Norwich en su último y deslumbrante libro: 'Los Papas. Una historia'. (Reino de Redonda).

'Los Papas'. (Reino de Redonda)

En su introducción a la preciosa edición del pequeño y selecto sello que dirige el escritor Javier Marías al rescate de joyas librescas olvidadas, el conocido historiador Anthony Beevor, yerno por cierto de Norwich, destaca su magnífica escritura y añade: "'Los Papas' tiene todas las cualidades de una gran saga. El triunfo se convierte muy a menudo en una tragedia, pues la perversidad de la naturaleza humana frustra los intentos de mejora. Tal como han confirmado las recientes investigaciones, incluidos los inexpresables horrores del siglo XX, la especie humana disfruta hoy de un grado de seguridad frente a la violencia que hubiera sido inimaginable cuando la Iglesia católica se fundó y durante todos los brutales siglos que siguieron. La elegante prosa de John Julius Nowwich y su ironía ayudan a comprender tanto la magnificencia como los absurdos de una institución que ha dominado la historia de Europa y mucho más".

Antes de arrancar su epopeya, Norwich advierte con encantadora inocencia dos observaciones: no se considera un experto, solo un contador de historias y su posición religiosa es la de un "protestante agnóstico". "No tengo ningún interés, incluso aún menos el deseo de encubrir o salvar del ridículo al Papado. Mi trabajo ha consistido simplemente en observar la que es quizás la institución social, política y espiritual más asombrosa y mejor creada y en contar su historia de la manera más honesta, objetiva y exacta posible". A continuación el lector podrá valorar las intenciones del autor con una selecta antología de cinco pasajes.

De San Pedro a Juan Pablo II

- San Pedro (1-100 a.C.)

San Pedro y san Pablo. Monreale, Sicilia

"Simón ya había alcanzado su posición preeminente cuando San Mateo (16, 18-19) informa desde Cesarea de Filipo que Jesús le dijo: 'Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia y te entregaré las llaves del reino de los Cielos'. Basándose en estas pocas palabras descansa toda la estructura de la Iglesia Católica romana. (...) ¿A qué se refería Jesús exactamente? ¿A que una vez establecida la Iglesia a Pedro lo debían seguir una infinidad de sucesores, cada uno por orden y heredando el propio mandato apostólico de Pedro? Y si fuera así, ¿con qué alcance? No se refería, con seguridad, a que fueran obispos de Roma, una ciudad que Cristo jamás le menciona a Pedro, dado que, para él, Jerusalén era mucho más importante. La evidencia, por tanto, sugiere que no se refería a nada parecido".

- La papisa Juana (?855-857)

[Norwich aclara que se trata de "uno de los bulos más antiguos de la historia papal" pero la historia es tan buena que no se resiste a dedicarle un capítulo]

"Después de Leon, Juan, un inglés nacido en Maguncia, fue Papa durante dos años, siete meses y cuatro días, y murió en Roma. Se afirma que este Juan era una mujer. No obstante, ya ejerciendo como tal, se quedó embarazada de su compañero. Dio a luz cuando iba en procesión entre San Pedro y Letrán, en un estrecho callejón. Tras su muerte se dice que la enterraron en ese mismo lugar. El Papa siempre evita ese callejón y muchos creen que ello se debe a la repugnancia que le produce este hecho. (...) Con el fin de que la Iglesia se asegurara de que un hecho tan embarazoso no se repitiera nunca más, Felix Haemerlein cuenta que se utiliza un asiento perforado en Letrán cuando se elige un Papa. Y a la hora de demostrar su idoneidad, un clérigo joven palpa sus testículos para testificar que pertenecen al sexo masculino. Cuando se determina que así es, la persona que lo realiza grita en voz alta: '¡Tiene testículos!'"

La Papisa Juana

- Alejandro VI (1492-1503)

Alejandro VI

"El sucesor de Inocencio, el valenciano Rodrigo Borgia, de sesenta y un años, adoptó el nombre de Alejandro VI (1492-1503). Su tío abuelo Calixto III, le había procurado unos buenos comienzos: cardenal a los veinticinco y en posesión de toda una serie de obispados y abadías, a los 26 ya era vicecanciller de la Santa Sede, un cargo que le garantizaba unos enormes ingresos y que conservaría durante los siguientes cuatro Pontificados. Apenas cabe dudar de que debió su elección a los enormes sobornos que repartió descaradamente: se dice que cuatro mulas cargadas con lingotes de oro fueron conducidas desde el Palacio de los Borgia hasta el del cardenal Ascanio Sforza. Su principal rival, el cardenal Giuliano della Rovere, no pudo igualar su riqueza y tuvo que contener su furia lo mejor que pudo. (...) Lo que le faltaba era el mínimo destello de sentimiento religioso. No mantenía en secreto que estaba en la Iglesia por lo que podía obtener de ella, y lo que obtenía era mucho. En el momento de su elección, que se celebró con una corrida de toros en la plaza de enfrente de San Pedro, era padre de no menos de ocho hijos que había tenido, por lo menos, con tres mujeres diferentes, lo que le valió una fuerte reprimenda de Pío II, que en todo caso no le hizo ningún efecto".

- Inocencio X (1644-1655)

"Giambattista Pamfili, de setenta años, que adoptó el nombre de Inocencio X, significó una drástica reacción a todo lo que representaba Urbano. Odiaba a Francia, país que consideraba que se había enriquecido descaradamente a costa del Papado, y estaba a favor de España, la única nación, según él, en la que la Santa Sede podía confiar. (...) Aunque, en comparación con su predecesor era un modelo de decencia, en lo que se refiere al nepotismo Inocencio no era tan inocente. No tenía un sobrino cardenal, pero sí muchas bolsas de los Pamfili que llenar y el Papa estaba contento de poder hacerlo. El más peligrosamente poderoso de sus beneficiarios era su siniestra cuñada, Donna Olimpia Maidalchini -una mujer, en palabras de un contemporáneo, "de avaricia nauseabunda"-, que amasó una vasta fortuna y al mismo tiempo tenía la más extraordinaria influencia sobre él. Inevitablemente, en Roma se especuló mucho sobre la naturaleza concreta de su relación. Lo único que se sabía era que el papa la consultaba para cada asunto y que no tomaba ninguna decisión sin su aprobación".

- Juan Pablo II (1978-2005)

"¿Fue Juan Pablo I asesinado? Desde luego hay razones para pensar que así fue. Para sus sesenta y siete años tenía una salud excelente; no se le hizo ningún examen post morten o autopsia, la Curia estaba a todas luces asustada y fueron pillados en una serie de pequeñas mentiras sobre la manera en qué murió y cómo se encontró su cuerpo. Si, además, tal como se creía ampliamente, estaba a punto de sacar a la luz un gran escándalo financiero en el que la Banca Vaticana y su director, el arzobispo Paul Marcinkus, estaban profundamente implicados, con, como mínimo, tres delincuentes internacionales, cabía pensar que se habría hecho lo que fuera necesario para impedírselo. (...)"

El papa Juan Pablo II bendice a una mujer en un encuentro con enfermos terminales en 1993 (Reuters)

"Es llamativo que el primer Papa polaco de la historia y primer Papa no italiano desde Adriano VI, en 1522, fuera elegido ya el segundo día de las votaciones, imponiéndose con 103 de los 109 votos emitidos. Sin embargo, Karol Wojtyla era un hombre excepcional. Con solo cincuenta y ocho años, era un poeta y dramaturgo publicado, esquiador y alpinista consumado y hablaba con fluidez seis (algunos dicen diez) idiomas".

16 Dec 10:53

Depeche Mode: estribillos del montón, poses de perro agonizante y narcisismo

by Víctor Lenore

Una de mis ambiciones profesionales es entrevistar alguna vez a un miembro de Take That, Backstreet Boys o New Kids On The Block. La pregunta que más ganas tengo de hacerles es si les da mucha rabia el triunfo de los británicos Depeche Mode, un grupo que funciona prácticamente igual que cualquier ‘boy band’, pero que escogió vestirse de negro en vez de usar el blanco. Su trayectoria de casi cuarenta años demuestra que el truco para que una banda de fans no caduque jamás consiste en prohibir las letras optimistas, impedir las sonrisas en las fotos y convencer a los oyentes de que sufres como un perro agonizante. A ellos ni siquiera se les exige ser guapos. Éxitos como 'I Just Can’t Get Enough', 'People Are People' y 'Everything Counts' encajarían problema en el repertorio de Wham! o Justin Bieber. Considerarles un grupo “de culto” en vez de uno “de fans” es la distinción más artificial de la historia del pop. El prestigio poético de las letras oscuras, solemnes y atormentadas solo puede ser un error, pero uno muy común, que los adictos a la música solo corregimos cuando nos da por madurar.

En el fondo, Depeche Mode se adelantaron a un descubrimiento sísmico de la industria editorial y cinematográfica. Me refiero a darse cuenta de que la típica historia de ‘príncipe azul’ puede revenderse con fuerza redoblada si cambiamos al protagonista por un vampiro (saga ‘Crepúsculo’) o por un sádico sexual (saga ’Cincuenta sombras de Grey’). Que poco sospechaban su condición de pioneras culturales las chicas que bailaban 'Master & Servant' en 1984.

Depeche Mode - 'Master & Servant'
Estribillos del montón

Hablemos claro: Depeche Mode no son un buen grupo. Carecen de la potencia vanguardista de Kraftwerk, de la carga subversiva de Laibach y de la profundidad poética de The Smiths. También les falta la capacidad de mutación que imprimió Robert Smith a The Cure, seguramente la banda con quien comparten más seguidores. Como en el caso de U2, Depeche Mode llevan más de un cuarto de siglo sin entregar un álbum en condiciones. 'Music For The Masses' (1987) y 'Violator' (1990) son los últimos discos del grupo que aportan algún himno a la historia del pop del siglo XX. Ya les vale. Cuando te pones a contar, su media de buenas canciones es más baja que la New Order, Devo o Camela, si se trata de compararles con otros grupos tecno-pop.

De hecho, me atrevo a decir que alumnos como OBK han grabado tantas canciones disfrutables como sus maestros. Y mucho más humanas, en el sentido de compartir los conflictos cotidianos de sus seguidores. Depeche parecen pensar en sí mismos como parientes directos de las tragedias griegas, pobladas de reyes, dioses y semidioses. O sea: seres por encima del resto de los mortales. El mayor honor de la carrera del grupo, sin duda alguna, fue que un gigante de la música popular como Johnny Cash se animase a grabar su 'Personal Jesus', en una versión que -sin ser grandiosa- mejoraba la letra, dotándola de humanidad y matices. Dave Gahan siempre apostó por cantar de la manera más uniforme posible. Un simulador de voz podría clavar sus escasos matices y previsibles inflexiones.

'Personal Jesus'
Razonamientos defectuosos

Siempre han sido una ‘boy band’, ni mejor ni peor que las demás. Quienes pasamos de los cuarenta crecimos viendo como Dave Gahan era el oscuro objeto de deseo de las lectoras de Bravo y Superpop. Ni siquiera es guapo, pero su eterna pose de chico torturado, en permanente conflicto interior, es droga dura para las adolescentes. Recuerdo especialmente la carta de una fan en Superpop que decía: “Estoy enamorada de Dave Gahan. ¿Qué puedo hacer?’ Posiblemente es el texto más desolador que he leído en mi vida. Creo recordar que la chica era de Huelva. Por supuesto, algunos me dirán que Depeche Mode tuvieron su etapa de fans y luego se volvieron un ‘grupo serio’ , que aportó cosas cruciales a la historia de la música. Es un razonamiento profundamente defectuoso, basado en considerar que si escribes letras sobre lo mucho que sufres estás haciendo algo más valioso que si compones 'You Are The Sunshine Of My Life' o 'I Just Called To Say I Love You', de Stevie Wonder. Llamadme insensible, pero nunca me han conmovido los sufrimientos de las estrellas pop globales, que en general llevan vidas bastante satisfactorias. Dudo que Depeche sean una excepción.

La base de público del grupo son los estudiantes de clase media atormentados, que viven en suburbios confortables de Europa o Estados Unidos. Más claro: los adolescentes ricos de cualquier edad que se sienten incomprendidos. Casi todos son incapaces de distinguir una canción con valor poético de una que carece de él. Himnos como 'Walking In My Shoes', 'Never Let Me Down' y 'Barrel Of a Gun' son cáscaras ampulosas, vacías de contenido. En cambio, 'World In My Eyes' es un prodigio a la hora de capturar la esencia el narcisismo. Apuesto que la compusieron sin grandes esfuerzos. Seguramente estamos ante su única canción infravalorada. Esa letra son ellos, el himno de la gente que se cree muy especial (admito que a mí me gusta).

Depeche Mode - 'World In My Eyes'
Suelo creativo

Su último trabajo, 'Spirit', es el punto más bajo de su carrera. Puedo decirlo con seguridad, ya que -por imperativo profesional- me he visto obligado a escuchar todos. La especialidad de la casa, fingir o exagerar sufrimiento existencial, ya no les parecía suficiente. Entonces decidieron que este iba a ser su disco político. Se podría escribir mucho sobre lo forzado del propósito, pero ya lo ha dicho todo Andy Gill, crítico pop del diario británico The Independent: “En este álbum, el grupo se pone serio y político, algo que no les pega nada. Se las apañan cuando hablan de romance, perversiones y noches oscuras del alma, pero escuchar a Dave Gahan en 'Poorman' acusando a las corporaciones de las trampas de la economía neoliberal es absurdo, insensible y de mal gusto. 'Going Backwards' suena como un subproducto de Devo, donde acusan a la humanidad de su escasa evolución, sin el ingenio del grupo al que copian. Los ritmos pulsantes y sintetizadores oscuros de 'Where Is The Revolution?' son desperdicios en un tema dedicado a constatar obviedades sociales”. No se puede expresar mejor.

Resumen: los Depeche Mode de 2017 intentan convertirse en Ismael Serrano. Así, sin anestesia, de la noche a la mañana. El problema es que todos sabemos que nunca les ha preocupado la política, ni los conflictos sociales, por eso suenan más falsos que un billete de tres euros. De hecho, en 'Where’s The Revolution?' regañan a los oprimidos del mundo por no alzarse contra sus explotadores. Han leído bien: les regañan. “Venga, gente, me estáis decepcionando”, canta Gahan desde un púlpito en el vídeoclip. Cuesta imaginar una letra más idiota o miserable. A pesar de todo, ahí siguen, llenado estadios con entradas entre 60 y 250 euros. Este sábado actúan en el Palacio de los Deportes de Madrid y el próximo 14 de julio serán cabezas de cartel del festival Mad Cool de Madrid. Tenemos Depeche Mode para rato.

Depeche Mode - 'Where's The Revolution
14 Dec 12:36

Las 25 preguntas sobre Catalunya que se hacen en el resto de España

by VICE Staff

Lo de que España es una nación de naciones no fue una invención de Zapatero: es una realidad más que empírica si uno se fija en la cantidad de preguntas que nos hacemos los unos sobre los otros. En la cantidad de dudas y chistes que tenemos respecto a los habitantes de la Comunidad de al lado, la mayoría basados en clichés y tópicos de lo más variopintos.


MIRA:


Lo habrás comprobado en tus propias carnes: si eres murciano, seguramente alguien se haya sorprendido alguna vez al comprobar que sabes hablar, si eres gallego te habrán preguntado si conoces a narcotraficantes míticos, si eres andaluz estarás hasta las narices de que te repitan la mítica broma de la siesta y si eres catalán seguramente te hayan preguntado más de una vez —y más de diez— si te prohibían hablar castellano en el colegio.

A las puertas de las elecciones del 21 D hemos hecho un ejercicio de higiene nacional: tratar de conocer y comprender al de al lado. Le hemos preguntado a peña de toda España qué dudas tiene sobre los catalanes y le hemos pedido a catalanes y expertos en distintas materias que las respondan.

El resultado son 25 cuestiones que dejan patentes muchos de los tópicos relacionados con Catalunya que existen a lo largo y ancho de nuestra geografía.


LEE:


1.¿El pan con tomate es catalán o andaluz?
Se dice que esta tradición se practicaba antaño en varias localizaciones de esta patria nuestra. Sitios como Valencia, Aragón, Catalunya, Andalucía, Baleares o Murcia se disputan su autoría pero la verdad es que el invento es algo muy sencillo y probablemente a principios del siglo XIX también lo hacían los muchachos y muchachas en la rivera del Mississippi.

En todo caso, en Catalunya es donde se estila más y donde lo llaman por su nombre real, que es “pan con tomate” y no esos inventos lingüísticos raros de “pantumaka” o “pantumaca”.

2.¿Siempre le ponen tomate al pan?
SIEMPRE se pone por defecto pan con tomate en los bocadillos.

3. ¿Pueden los niños catalanes ir a colegios públicos en castellano?
"No. La ley de Educación de Catalunya del 1 de julio de 2009 establece que el catalán es la lengua vehicular en la enseñanza. En su artículo 11.2 afirma que 'Las actividades educativas, tanto las orales como las escritas, el material didáctico y los libros de texto, así como las actividades de evaluación de las áreas, las materias y los módulos del currículo, deben ser normalmente en catalán, excepto en el caso de las materias de lengua y literatura castellanas y de lengua extranjera, y sin perjuicio de lo establecido en los artículos 12 y 14'.

Sin embargo, hay un proyecto educativo por el cual cada centro, en función del alumnado y del entorno, refuerza más una lengua u otra. Es decir, si en un pueblo muy catalanoparlante se comprueba que los alumnos tienen necesidad de aprender más castellano, se les refuerza. En las pruebas externas finales, que se realizan en toda España a alumnos de 6º de Primaria y 4º de la ESO, se demuestra que todos los alumnos catalanes salen con conocimientos de ambas lenguas: catalán y castellano".

Departament d' Ensenyament de Catalunya


LEE:


4. ¿Qué son los calçots?
Son como una especie de cebolla tierna que crece en invierno, es como un plato típico de la gastronomía Catalana (lo más conocidos son los de Tarragona). Pero más que el producto, el calçot es una liturgia: la calçotada.

La gente se reúne para comerlos al aire libre, cocinarlos a la parrilla y acompañarlos con una salsa que se llama romesco. Normalmente se acompañan con pan y un segundo plato de carne a la parrilla. Cada familia tiene sus trucos y sus técnicas para prepararlos, cocinarlos y comerlos. Hay tantas formas de comer calçots como catalanes.

5. ¿De verdad pagan más impuestos que el resto de españoles?
"Creo que esta pregunta surge de la confusión entre pagar más impuestos y/o recibir maltrato fiscal. Son dos debates distintos: la fiscalidad -cuántos impuestos se pagan, y en esto la Generalitat tiene poco que decir, pues la mayoría los decide el Estado, como el IVA o el impuesto de sociedades- o si tienen razón o no algunos políticos en quejarse del maltrato fiscal que recibe Catalunya.

Por maltrato fiscal entendemos que, de todo el dinero que pagan los catalanes en impuestos, que si no me equivoco son 70.000 millones de euros, hay 16.000 millones que no vuelven. Es decir, Catalunya paga a la Hacienda española más de lo que el Estado invierte en Catalunya, en una diferencia de 16.000 millones de euros.

En cuanto a los impuestos, los que pagan los catalanes no son especialmente bajos ni especialmente altos. El IRPF, por ejemplo, tiene un tramo autonómico, que en Catalunya está por debajo de la media. Los tramos más altos -una minoría- pagan más que en el resto de España, pero los tramos inferiores pagan por debajo de la media, aunque hay comunidades, como Madrid, donde se paga todavía menos".

Ferran Casas, periodista especializado en economía y fiscalidad


LEE:


6. ¿Qué es el vermú?
La gente se reunía para tomar el vermú (la bebida) y aprovechaban para comer unas tapas o algo (un poco de “pica-pica”, es decir, el aperitivo). Con el tiempo se empezó a llamar “vermú” al hecho de quedar (especialmente los domingos) con los amigos, beber y acompañar la bebida con algo de comer. Es un acto de reunión.

Y sí, la bebida no tiene por qué ser vermú ni tan siquiera una bebida alcohólica, por lo que se puede hacer un vermú sin tomar vermú.

7. ¿Por qué miran las películas en lugar de verlas?
Sí que muchos catalanes pueden soltar esto de “mirar una pel·lícula” pero lo correcto sería decir “veure una pel·lícula”. El significado es el mismo que en castellano, puedes mirar la carátula del DVD pero “mirar” una película sería incorrecto, a menos que te hayas fumado cosas raras.

8. ¿En qué creen que son diferentes a un extremeño o a un castellano leonés?
Evidentemente han crecido en un contexto cultural distinto pero tampoco es una diferencia brutal, no es como si estuviéramos comparando a un angoleño con un japonés. Quizás os sorprenda pero también hay catalanes distintos entre ellos. Increíble.

9. ¿Discuten mucho entre ellos sobre política, en los grupos de amigos o de familiares de WhasApp?
Con el tema del independentismo los chats de WhatsApp se han reactivado y con ellos ciertas tensiones, sí. Durante ciertos días decisivos (las jornadas alrededor del 20 de setiembre, del 1-O y del 10-O, por ejemplo) es realmente infernal, no solo por el contenido de las diatribas si no por el flujo incesante de mensajes. Modo avión y ya está.


LEE:


10. ¿Por qué se creen tan progresistas si el nacionalismo es lo más rancio que existe? ¿Se les llama fachas a los nacionalistas catalanes? A los españoles sí.
Es curioso como desde el estado se criminaliza cierto nacionalismo mientras se practica un nacionalismo exacerbado españolista. El nacionalismo catalán actual no puede ser “facha” básicamente porque es heredero de un movimiento social y político de rebelión contra un estado español bajo un régimen franquista, o sea, contra esa idea de “lo facha”.

Sí es cierto que, en Catalunya, ciertas personas relacionan el nacionalismo español con ese patriotismo franquista. No es tan extraño hacer este vínculo cuando durante las manifestaciones unionistas se canta el “Cara al sol” o se ondean banderas con al Águila de San Juan, la que precisamente se utilizaba oficialmente durante el franquismo.

11.¿De dónde viene la tradición de los canelones?
Los canelones son de origen italiano pero en Catalunya siempre se ha comentado que tiempo atrás existía la tradición de hacerlos el día después de Navidad (en el día de San Esteban), para aprovechar toda la comida que había sobrado del bufete excesivo del día anterior. Aquí no se tira nada.

Pero vaya, que canelones hacemos todos, en el Mercadona hay congelados, ¿no?


LEE:


12. ¿Qué cara pondrían en la catalanomoneda emitida por el Banco Central Catalán?
Esto lo tendría que gestionar la casa de la moneda catalana o algo. Supongo que meterían a un personaje histórico mítico de Catalunya. Es probable que metieran a Francesc Macià, Lluís Companys o a Josep Tarradellas. ¿Pondrán a un mujer?

13. ¿Se le está haciendo boicot al salmorejo o al gazpacho en Catalunya?

En absoluto, aunque ahora tampoco es que apetezca mucho zamparse un gazpacho frío. Un momento, a qué viene esta pregunta, ¿acaso se está haciendo boicot de productos catalanes en el resto de España?

14. ¿Lo de regalar una rosa a las chicas y un libro a los chicos en San Jordi no es un poco machista?
Muchas tradiciones pecan de ser poco respetuosas con las costumbres contemporáneas, esto se sabe y, bueno, tiene sentido. Como podréis deducir, esta costumbre no se sigue a rajatabla y actualmente se regalan libros y rosas independientemente del enorme espectro de géneros. Incluso hay gente que no se regala nada. También hay gente sin pareja, en Catalunya. Sí, existen los catalanes solteros, pero en este caso se regalan libros y rosas entre familiares, no pasa nada.

15. ¿Lo hacemos bien cuando imitamos a los catalanes en el resto de España?
Se hace igual de bien que cuando se imita a un inglés o a un francés sin tener mucha idea del idioma. Normalmente cuando uno imita, tira de estereotipos o de la fonética de algunas palabras para pronunciarlas todas, por lo tanto, y como es de esperar, no se imita correctamente. Ni todas las palabras acaban en "-ció", ni se tiene que quitar la última letra de cada palabra para hablar catalán.


LEE:


16. ¿De dónde viene lo de los castillos de gente? ¿Es una actividad extraescolar allí? ¿Ha muerto gente?
El origen, al parecer, procede de unos bailes arcaicos en el sur del delta del Ebro en el siglo XV en lo que hoy conocemos como País Valenciano, aunque fue tres siglos más tarde, en la provincia de Tarragona, donde se consumaron como entidad propia dejando a un lado la danza y centrándose en la construcción de los castells que fue expandiéndose como actividad popular por toda Catalunya.

Las actividades preescolares que predominan son los deportes como el fútbol, la natación o el baloncesto, y los idiomas. Existen colles castelleres que entrenan varios días a la semana en función de su nivel y del calendario.

Formar castillos humanos de hasta nueve pisos de altura conlleva riesgos, sobre todo para los que están más arriba del castell. Cada cierto tiempo ocurre algún accidente con una víctima mortal, aunque no suele ser frecuente. Para que sus integrantes tengan protección por si ocurre algún percance grave, las colles castelleres socias de la Coordinadora de Collas Castelleras de Catalunya (CCCC) tienen un seguro que cubre la responsabilidad civil, el coste de la atención sanitaria y una indemnización económica si hay secuelas permanentes.

17. Cuando van fuera de España y les preguntan, ¿dicen que son catalanes o españoles?
Principalmente decimos que somos españoles y también matizamos la comunidad autónoma, a lo que siempre nos comentan “Oooooooh, Messi, Barça, Barça, best team of the world”. Es bastante cansino.


LEE:


18. ¿Cuáles con los 3 destinos más demandados de los catalanes para viajar al resto de España?
"Depende mucho de la época del año, pero los destinos favoritos de los catalanes son, principalmente, Andalucía y Baleares (especialmente durante la época estival) y Madrid. El País Vasco también tiene mucho tirón por todo lo relativo al turismo cultural y de naturaleza; y en invierno, Canarias es un destino muy recurrente".

Catiana Tur, Gerente de ACAV (Asociación Catalana de Agencias de Viajes)

19. ¿Por qué decís "ahora vengo" cuando queréis decir "ahora voy"? Y lo de ¿hacemos un café? ¿hacemos una birra?
Es muy habitual que se haga la traducción literal del catalán al castellano en ciertas expresiones. En catalán se utiliza el verbo venir cuando conocemos al interlocutor"ara vinc", que significa "ahora vengo", por ejemplo, "a tu casa"— en vez de utilizar el verbo ir.

Es habitual utilizar la expresión de “hacer un café” (“fem un café”), que sería como el “do” inglés, a diferencia del “make”. Aun así, también decimos lo de “prenem un café”, que es, literalmente, “tomamos un café”.


LEE:


20. ¿Ha habido alguna vez un grupo terrorista independentista catalán?
Sí, desde los años 60 hasta los años 90 existieron diversos grupos terroristas independentistas en Catalunya, aunque no tuvieron una gran implantación en el territorio. Existen precedentes a lo largo de las primeras décadas del S.XX de grupos, más bien grupúsculos, que proclamaban la lucha armada para conseguir la independencia de Catalunya, pero de entre ellos solo Bandera Negra, el brazo terrorista de Estat Català durante los años 20, llegó a llevar a cabo un atentado: el intento de asesinato en 1925 del rey Alfonso XIII. Al año siguiente intentaron, con Francesc Macià a la cabeza, una invasión de Catalunya desde Francia, pero fueron detenidos en la frontera y se disolvieron.

En tiempos más recientes, los primeros fueron el Front d'Alliberament de Catalunya [Frente de Liberación de Cataluña] que estuvo activo desde 1969 hasta mediados de los años 70. Cometieron sabotajes, pero no asesinatos, y desapareció con la llegada de la democracia.

A principios de los 70 nació el grupo terrorista Excèrcit Popular Català [Ejercito Popular Catalán], conocido por su acrónimo EPOCA, que asesinó al empresario José María Bultó en 1977 y al exalcalde de Barcelona Joaquín Viola y a su mujer en 1978. Los asesinatos los perpetraron de la misma forma: adosándoles una bomba al pecho a las víctimas. Al año siguiente el grupo pasó a estar inactivo.

En 1981 nació Terra Lliure, grupo al que pasaron los miembros del EPOCA que seguían en activo. El grupo se mantuvo en activo hasta 1991, cuando se autodisolvió. Durante su actividad uno de los terroristas murió manipulando un explosivo y asesinaron involuntariamente a una vecina de Borges Blanques.


LEE:


21. ¿Enseñan en los colegios e institutos que Catalunya es España?
"Dentro del CV oficial de secundaria se toca en muchos momentos la relación Catalunya – España y enseñamos hechos y no opiniones. Por supuesto que se enseñan las administraciones locales, regionales, estatales y europeas. En secundaria se explica Historia universal, de España y Catalunya. Historia de España va a selectividad.

Hay unos criterios estrictos y compartidos por todos los planes docentes. Lo que no se enseña es a sentir, siempre se intenta explicar todo con la máxima objetividad posible y cada persona cree una opinión propia".

Pol, profesor de Historia en secundaria


LEE:


22. ¿Hay acentos dentro del catalán? ¿Quienes serían los andaluces dentro de los catalanohablantes, los que tienen el acento más marcado?
"Sí. Como cualquier otra lengua, dentro del territorio catalán hay diferentes dialectos y cada uno tiene sus características propias. Desde un punto de vista formal, la clasificación se divide en dos grandes bloques: el bloque occidental y el bloque oriental.

En términos muy generales, yo soy de Girona y, según me dicen amigos de otras zonas, la vocal neutra, [ə], junto a las eles velares, nos caracterizan muchísimo. Para mí, sin embargo, también es muy fácil reconocer a la gente de otras zonas: alguien de Barcelona pronuncia todas las [a] muy abiertas y eso, en la Costa Brava, nos hace mucha gracia. Los de Lleida y los de Tarragona para mí tienen un acento relativamente parecido, pues suelen pronunciar las es átonas como es cerradas y es abiertas, [e] o [ɛ], y además utilizan el artículo neutro lo, [lo]. Sin embargo, si les preguntáramos a ellos, seguro que identificarían muchísimas más diferencias. Para conocer más al respecto, podéis consultar esta web.

En cuanto a qué región tiene el acento más marcado, creo que eso es una pregunta muy personal, pues cada persona identificará más fácilmente un dialecto u otro. Todos tienen su acento y sus características propias. Para mí, por ejemplo, es muy fácil reconocer cuando alguien es de la comarca de la Garrotxa porque tengo amigos y familiares que viven allí, y no solo su acento, sino también sus expresiones son muy peculiares y difieren bastante de las que yo suelo usar. Sin embargo, para alguien que viva en Lleida, en Tarragona o en Barcelona probablemente le será mucho más fácil reconocer acentos de comarcas más próximas".

Clara Fuentes Torruella, lingüista


LEE:


23. ¿Tienen sus propios memes catalanes de lo del Proces?
"Claro, muchos. Todos los que estamos en grupos de WhatsApp los recibimos continuamente. Los que más me han llegado han sido los de Ácido en la red, y el protagonista estrella de la temporada ha sido, sin duda, Piolín. Últimamente de lo que más se hacen chistes es sobre el color amarillo. Se dice que incluso Los Simpson tendrán que cambiar de color y que prohibirán el Ali Oli.

En general, creo que los catalanes hemos sabido reivindicarnos, pero también reírnos de la situación de descontrol político en la cual nos encontramos".

Ignasi Taltavull, humorista y guionista de Està passant, de TV3

24. ¿Por qué existe el tópico sobre que son agarraos? ¿Es real?
En su "Cataluña vista por un madrileño", Ángel Puertas trata de desmentir algunos de los tópicos más repetidos sobre los catalanes, entre ellos, su fama de "agarraos". El origen de este tópico se remonta a siglos atrás: ya en la Divina Comedia de Dante hay referencias a la rigidez económica de los catalanes.

La explicación que le da Puertas es, simplemente, su tradición de comerciantes. "Los insultos que se usan contra los catalanes son los del mal del comerciante: rácano, avaro, usurero...", comenta. Apelativos que se usan contra otras nacionalidades o etnias, como la judía, y que guardan relación con su pasado prestamista, relacionado con la disposición de liquidez que les aportaban los negocios.

25. ¿Hay gente en Cataluña que no sabe hablar castellano o que lo habla mal?
Que lo habla mal, sí. El acento con el catalán, como en cualquier idioma, varía en función de la fluidez con la que te desenvuelvas o dicción, la práctica y el dialecto que hayas aprendido. Aunque es algo que se puede encontrar por toda Catalunya, en las barriadas o ciudades donde hay más inmigración del resto de España, como L’Hospitalet de Llobregat o Santa Coloma de Gramanet, por ejemplo, suele predominar el castellano como lengua materna y muchas personas tienen el acento catalán algo “oxidado” por falta de práctica.

Lo que más cuesta es la pronunciación de las vocales, ya que en castellano existen solo 5 fonemas, mientras que en catalán son 8. Esto añade muchos más matices a la pronunciación.

14 Dec 12:29

La pesadilla inmobiliaria del mes: pisos okupados a precio de saldo

by Juan López

'La pesadilla inmobiliaria del mes' es una sección en la que denunciamos los abusos más flagrantes y los pisos más sorprendentes del mercado inmobiliario en España. Si te has topado con algún palacio similar, escríbenos a esredaccion@vice.com.

La temática de hoy seguramente sea la pesadilla inmobiliaria que más relacionada está con la burbuja y con la maldita crisis. Mucha gente en pocas casas, muchas casas sin gente y mientras tanto, los bancos son los dueños de todas las casas, bancos que previamente han sido rescatados por la gente que ha sido expulsada de esas casas por esos mismos bancos. Es un poco lioso, pero hoy os vamos a hablar de lo que ocurre después de todo eso.

En Madrid hay decenas de pisos que se venden muy baratos, casi aparecen como las mejores rebajas del mercado. Solo tienen una pega, que están ocupados.


LEE:


¿Qué es?: Mejor dicho, qué son. Son pisos pequeños, en su mayoría viejos y de hipotecas que no se han podido pagar. Tras el desahucio y el vacío posterior, alguien aprovechó para disfrutarlo y quedarse hasta ahora.
¿Dónde están?: Casi todos están en los barrios más humildes y obreros de Madrid, muchos de ellos en la zona sur de la capital.
¿Qué se puede hacer por ahí?: Esta es una pregunta trampa, porque si lo compras no puedes hacer nada, más que nada porque no puedes hacer uso del piso.
¿Cuánto vale?: Suelen valer en torno a un 50% más baratos que los pisos (desocupados) de la misma zona. Un piso de dos habitaciones puede costar unos 65.000 euros.

Este es el primer texto de esta sección en la que la pesadilla la sufren tanto el dueño del piso como el inquilino. El primero porque tiene un piso ocupado, del que no puede hacer uso; el segundo porque no tiene más narices que ocupar después de que la sociedad le haya dado la espalda hasta ese cruel punto de tener que hacerlo. En Madrid hay censadas en torno a unas 2.500 viviendas ocupadas de forma ilegal, pero la realidad hace pensar que seguramente sean muchas más, ya que aquí solo se cuentan las que han iniciado el procedimiento para intentar desalojar a los okupas.

La inmobiliaria se tiene que convertir en los ojos del comprador, porque igual hasta un año después de comprar el piso no sabe cómo es por dentro

Sin embargo, la pesadilla global no llega hasta que ese piso sale al mercado, ahí entran en la ecuación el desastre del propietario, los fondos de inversión y las inmobiliarias, todos dentro de una operación comercial aberrante. ¿Cómo haces para vender un piso ocupado? El primer y evidente problema es que el comprador no puede ver lo que compra, es decir, es una especie de casting a ciegas. Es como en La Voz, pero en lugar de que te elija Malú, te quedas con un piso de 57 metros cuadrados y una familia con todos los miembros en paro.

Estos pisos se acumulan en la zona sur de Madrid: Aluche, Carabanchel, Villaverde y la zona de Entrevías. Esos barrios obreros son los que más pisos de estas características ofrecen. En cuanto ojeas un poco estas ofertas ya te das de bruces con la realidad. "Inmueble ocupado", alguno de ellos incluso tira de fórmulas algo más forzadas como "Vivienda sin posesión". ¿Cómo que "sin posesión"? Eso parece más argot baloncestístico que inmobiliario.

El Gallo. Uno de los pisos ocupados que se ofrece está en Vicálvaro, se ofrece por 95.000 euros. Imagen vía

Piso en la calle El Gallo: localizado en el barrio de Vicálvaro, al este de Madrid. Tiene el aspecto clásico de los edificios de los años 80 cuando Madrid tuvo que expandirse hacia fuera, no debe quedar a más de diez minutos andando de la Universidad Rey Juan Carlos. Me pongo en contacto con la empresa que lo anuncia, la teleoperadora rehuye de darme demasiados datos, pero me confirma que todos los pisos son de una sociedad de gestión patrimonial. Una empresa que básicamente se dedica a comprar bloques enteros de viviendas ocupadas y revenderlos más caros. Eso sí, sin mediar ni echar a los okupas. Cuesta 94.928 euros.

Aladierna. Cuarto piso, exterior y 68 metros cuadrados. Por 65.000 euros puedes hacerte con este piso en Villaverde. Imagen vía Idealista

Piso en calle Aladierna: situado en Villaverde, al sur de Madrid, pegado a la A-42 o carretera de Toledo. Llama la atención porque es una edificación nueva en comparación con muchos de sus bloques vecinos. “Los pisos ocupados se venden muy bien porque salen muy baratos y en cuanto se desocupan suben de precio como la espuma”, me dicen desde la inmobiliaria que se encarga de gestionar su venta. Pregunto cómo se soluciona el tema de los okupas y me explican que lo mejor una vez comprado el piso es negociar con ellos, intentar que se vayan por las buenas. “Siempre es más rápido que empezar todo un proceso judicial”, resumen. Cuesta 65.023 euros.

Los Cármenes. Muy cerquita de la Casa de Campo se ofrece este dúplex de casi 80 metros, también ocupado. Imagen vía Idealista

Dúplex en Glorieta de Los Cármenes: en el barrio de Aluche, en la zona conocida como Laguna, cerca de la Casa de Campo y la Autovía de Extremadura. Destaca porque es aparentemente un buen piso, con dos plantas y tres habitaciones. La inmobiliaria no entra en detalles, pero deja entrever que todos estos pisos ocupados “antes o después fueron de los bancos” para terminar pasando de fondo de inversión en fondo de inversión. Pregunto si conocen las condiciones en las que se encuentran los pisos, a lo que me responden que no, pero que el bajo precio que tienen lo justifica casi todo. Argumentan que en muchos de los casos los okupas son “familias normales con trabajos y vidas como las de cualquier familia, no invierten en el piso pero tampoco lo destrozan”, aclaran desde la inmobiliaria. Cuesta 95.012 euros.

***

Lo preocupante de este proceso de reventa reside en que ni vendedor ni inmobiliaria pretenden solucionar el problema que hay, únicamente quieren quitárselo de encima. El intermediario simplemente busca su comisión por la venta a toda costa e intentan lanzar ganchos y cebos para que los compradores piquen, redundando a menudo en los términos “chollo” u “ocasión inmejorable” para describir una casa que no se podrá usar en ocho o diez meses en el mejor de los casos.

Otra problemática de este tipo de inmuebles son las condiciones de compra. Muy pocos o ningún banco van a acceder a darte financiación sin realizar la tasación correspondiente del piso, de ahí que el comprador tenga que ir a tocateja. ¿Qué provoca esto? Que solo las empresas y los fondos buitre tengan acceso a estas gangas. Algunos anuncios te lo dicen a las claras:

La forma de pago es una, la que ellos te dicen. Como para decirles que quieres pagar por PayPal

Conclusión: una desgracia que demuestra la gran pesadilla que es el mercado inmobiliario en España. Pisos ocupados en zonas humildes que se ofrecen a precio de outlet a inversores, cuyo único interés final es el menudeo de vender y revender los inmuebles ocupados sin ningún ánimo de solucionar el problema. Al final el piso sigue ocupado y el comprador no se atreve a comprarlo. ¿Seguro que no hay una solución mejor?

14 Dec 12:25

Hatenanny Records: el sello que te enseñaba a odiar

by Spider

En 1964, el líder nazi americano George Rockwell fundó un sello country con el objetivo de publicar música «100% blanca» e intentar atraer a la juventud. Incluso grabó una canción titulada «We don’t want no niggers for neighbors».

 

Pensaba que el rock and roll era una «cosa de negros» y no se equivocaba. Así que se dedicó a rastrear música que fuera enteramente «blanca», aunque fuese un sinsentido. Comenzó a editar bandas de country «patriótico», como unos misteriosos Odis Cochran and the Three Bigots, a quienes publicó un single con la canción «Ship those niggers back» en la que se afirmaba que en América no tenían cabida los negros, a los que se ridiculizaba y, en varios momentos, se escuchan golpes. Nos referimos a George Lincoln Rockwell, legendario dirigente nazi americano y su sello igualmente nazi The Hatenanny.

George Rockwell durante un mítin. Fotografía: Getty Images

George Rockwell durante un mítin. Fotografía: Getty Images

Rockwell, ávido de captar público joven para su cruzada aria, en 1964 fundó un sello que lanzaba pequeñas tiradas de vinilos autoproducidos por el sello y que se vendían por correo, a través de la revista de la organización, o en sus mítines. Corrían los años de los festivales folk y la juventud acudía dispuesta a escuchar la música de la que todo el mundo hablaba. Los grupos que grabó eran francamente malos, la mayoría versioneando clásicos country, pero hoy se persiguen las ediciones del sello por parte de coleccionistas de rarezas bizarras. Aunque antes, con la publicación de los primeros singles, ya aparecieron alegatos sonoros claramente racistas, como el single del dueto Collins & Harlan «Nigger loves his possum» (1906), una canción muy valorada por nazis buscadores de este tipo de material. Ambos cantantes (blancos, por supuesto) solían cantar piezas que ridiculizaban a los negros y su cultura.

Publicidad de The Hatenanny Records

Publicidad de The Hatenanny Records

Pero incluso participó en la otro single bajo el nombre artístico de G. L. Rockwell And The Coon Hunters. El título de su canción ya lo decía todo: «We Don’t Want No Niggers For Neighbors». Este fue el mensaje de Rockwell y sus chicos de los «autobuses del odio», en contraposición a los «autobuses de la libertad» que cruzaban el país. En unos viajaban nazis uniformados; en otros, los llamados «freedom riders».

hatenanny-cover_orig.jpg hatenanny-back-cover_orig.jpg hatenanny-side-1_orig.jpg hatenanny-side-2_orig.jpg Single de George Rockwell para The Hatenanny Records

Single de George Rockwell para The Hatenanny Records

Sin embargo, el folk nacionalsocialista fue otro intento más por conectar con el público joven. También los nazis americanos tuvieron su propio Superman, algo sobre lo que ya hablamos en Agente Provocador. Su autor fue el ilustrador John Patler, quien había sido miembro de una pandilla de delincuentes juveniles y acabó fascinado por las ideas de Hitler.

Superman nazi, «Here comes Whiteman»

Superman nazi, «Here comes Whiteman»

Patler fue uno de los impulsores del partido nazi, pronunciando numerosos discursos y publicando la revista Stormtrooper, donde también dibujaba. Sin embargo, dos años después de la salida del cómic, fue expulsado por sus antiguos colegas acusándolo de ¡bolchevismo!. El 25 de agosto de 1967, en Arlington (Virginia), disparó sobre George Rockwell, al que acusaba de haberlo marginado dentro del partido, a pesar de considerarlo como el padre que nunca tuvo. Rockwell, que estaba aparcando su coche cuando fue tiroteado, falleció y Patler fue condenado a veinte años de prisión. Aquel fue el final de The Hatenanny, el primer sello pretendidamente ario.

14 Dec 12:23

U2, Los Planetas, Bunbury, Björk, C. Tangana. Los diez peores discos de 2017

by Víctor Lenore

Hace años que el pop-rock de raíz anglosajona navega por aguas estancadas. Por eso el prestigioso crítico Simon Reynolds acuñó el término “retromanía”, que alude a la tendencia a componer inspirándose en momentos gloriosos del pasado pop. En 2017 se recrea mucho más de lo que se crea. Vivimos tiempos de piloto automático y máxima complacencia, muchas veces cercana al autoplagio. Los dioses de la música comercial saben que sus 'fans' les perdonan cualquier cosa. Algún día dejaremos de pagar barbaridades por ver a grupos que pasan su peor momento creativo. Como puede comprobarse en la siguiente lista de los diez discos del año más cochambrosos.

1. U2 - 'Songs of Experience'

Los irlandeses U2 llevan más tiempo entregando discos mediocres que obras canónicas del pop de estadio. Brillaron en la etapa que abarca desde 1980 hasta 1993, siendo generosos, pero llevan ya un cuarto de siglo facturando obras menores, irrelevantes, risibles. En 'Songs of Experience', con su pomposa alusión a William Blake, se muestran incapaces de firmar un solo éxito disfrutable. Para grabar esto, mejor jubilarse del estudio y seguir girando con los éxitos de toda la vida.

U2 - 'The Blackout' ('Songs of Experience')
2. Los Planetas - 'ZTA'

Casi nadie discute que 'Zona Temporalmente Autónoma' es un disco flojo. El debate parece radicar en si el himno 'Islamabad' compensa tanta mediocridad o no. En realidad, aunque muchos lo describen como una pieza innovadora, 'Islamabad' es el viejo zumbido psicodélico de Mercury Rev donde han empanado una apología del Islam regada con la superioridad moral congénita de las letras de J. El grupo emblemático de la Generación X española sigue vendiendo humo, que las revistas y emisoras especializadas compran como sin fuese oro.

3. Enrique Bunbury - 'Expectativas'

El cantante de Héroes del Silencio parece más perdido que nunca en sus letras crípticas, estribillos épicos y poses de chamán roquero. Sobre el escenario, Bunbury es un ciclón, pero a la hora de componer no destaca del pelotón del pop-rock español. Algunos soñamos con que algún día se rinda y se dedique a interpretar, una tarea donde sí saca varias cabezas a sus competidores. Al final, ‘Las expectativas’ podría titularse ‘Las expectativas defraudadas’. Una pena.

Enrique Bunbury - 'Tumba de Caín'
4. Arcade Fire - 'Everything now'

El fiasco del año se titula 'Everything now'. Ni los fanáticos más fanáticos del grupo canadiense se atreven a negar que estamos ante su peor trabajo. Muchos de ellos opinan en redes que es una vergüenza que hayan decidido publicar este repertorio a medio cocinar. Esta fue la sentencia del prestigioso mensual británico 'Q': “Una sobredosis creativa carente de emociones. Se las han arreglado para que al terminar el disco el oyente piense que le han dado -al mismo tiempo- ‘demasiado’ y ‘no lo suficiente’”. El resultado es un refrito de sonido 'arty-disco' bastante insípido (no son David Bowie). Uno de esos trabajos que deberían hacer pensar en la disolución de la banda que lo ha compuesto.

Arcade fire- 'Everything Now'
5. C.Tangana - 'Ídolo'

El referente de la escena trap hispana es una especie de yupi carente de 'flow', incapaz de rimar sobre cualquier cosa que no sea él mismo. ‘Inditex’ podría ser el himno del sector más desclasado de los 'millennials'. “En mi vida solo hay coca y ruido”, recita con su voz nasal. Hay que darle la razón porque todo el álbum está atravesado por la sensación de que no tiene nada que decir. 'Caballo ganador' es otra cima del mal rollo narcisista. Los ritmos famélicos de 'Ídolo' palidecen ante el talento de sus referentes (Drake, Frank Ocean, The Weeknd…) y más todavía si comparamos con la competencia latina (Maluma, Balvin, Ozuna…). Depresivo y deprimente.

C. Tangana - 'Inditex'
6. Björk - 'Utopia'

'Utopia' es un ejemplo de disco autoparódico, escrito y cantado con piloto automático o dictado por los guionistas de la sección 'Celebrities' de 'La hora chanante'. Ofrece una sobredosis de gorgoritos, arreglos cuquis y rimas presuntamente hipersensibles. El venezolano Arca, productor de moda que crece en protagonismo, hunde a la islandesa en la autocomplacencia más cursi. Los ritmos ni enganchan, ni contagian, ni hipnotizan. Más bien inducen a sestear. Papel de la pared para salones 'cool'.

Björk - 'Utopia'
7. Camela - 'Me metí en tu corazón'

Como fan duele decirlo, pero es obvio que las nuevas composiciones grabadas por el dúo de San Cristobal de Los Ángeles (Madrid) no dan la talla. Tampoco avergüenzan, pero pasan sin pena ni gloria. Dioni y Ángeles cantan tan bien como siempre, pero el material escogido no emociona como antes. En directo, el nuevo repertorio no aguanta la comparación con los clásicos. Su brillante historial merece mejor nivel de melodías y estribillos.

8.The War On Drugs - 'A deeper understanding'

Durante demasiado tiempo, la escena 'indie' ha confundido melancolía con talento. Pasó con Wilco, con Belle & Sebastian y casi con cualquier artista neofolk de Brooklyn. 'A deeper understanding' es un disco soso, blando y predecible, con una voz aburrida y carente de matices. Su prestigio radica en la devoción de treintañeros de escuela privada alérgicos a cualquier propuesta popular, bailable o simplemente alegre. La banda sonora perfecta para los ‘viejóvenes’ de clase media-alta españoles.

The War On Drugs - 'Pain'
9. LCD Soundsystem - 'American dream'

El grupo de James Murphy tuvo una época disfrutable, donde componían estribillos contagiosos y ofrecían shows vibrantes en los festivales 'hipster'. El problema es que estamos ante un artista más pendiente de exhibir su colección de discos que de incendiar la pista de baile. Su nuevo trabajo palidece ante los anteriores, por mucho que se empeñen sus defensores en venderlo como una obra maestra. 'Emotional haircut' aspira a sonar como los abrasivos Gang Of Four y se queda en cruce de Talking Heads con los peores U2, por poner un ejemplo. ‘American dream’ es un disco prescindible de un artista que parece haber dicho todo lo que tenía que decir.

10. The National - 'Sleep Well Beast'

Desde hace un par de décadas, ha cuajado una palabra para designar a persona insufribles, narcisistas, incapaces de disfrutar de los placeres sencillos. Me refiero al adjetivo ‘intensitos’. Por decir algo, los versos bajoneros del grupo de Cincinnati son capaces de quitar las ganas de vivir a Marc Anthony. Títulos traducibles como 'El Sistema solo sueña en total oscuridad' dan una pista de su talento para la pedantería. Por supuesto, ya son los reyes del 'indie'. Que no decaiga el muermo.

14 Dec 12:21

El ‘after’ de las hipotecas, analizamos el mejor vídeo del año

by Pol Rodellar

Hay gente que vive con extrema pasión y devoción el hecho de hablar y comentar el estado actual del mercado hipotecario de España. Cada uno tiene sus gustos, hay gente que le gusta pasarse un día entero bebiendo vino o tocando una zampoña o haciendo ambas cosas a la vez . Hay gente para todo.

Centrémonos ahora en el vídeo que tenéis más arriba —por favor, mirad aunque sea solamente los primeros 30 segundos—, el de unos tal Simón Pérez y Silvia Charro, quienes parecen extraer un placer extremo de las conversaciones hipotecarias. El vídeo es una promoción (o algo que no se sabe muy bien qué diablos) del periódico Periodista Digital.


LEE:


Resumiendo, el vídeo consiste en una diatriba de 8 minutos y 34 segundos en el que solo se repite un mantra. El vídeo podría haber durado solamente 20 segundos, pero Simón y Silvia, embriagados por el ímpetu del que ha venido a hablar largo y tendido sobre hipotecas —esa persona llena de ilusión—, han decidido dilatarlo hasta casi 10 minutos de nuestra vida.

¿Cuál es este mantra? Pues que España tiene que pasar de hipotecas de interés variable a hipotecas de tipo fijo. Dilo en voz alta, por favor, ¿cuánto segundos tardas en decir esta frase? "España tiene que pasar de hipotecas de interés variable a hipotecas de tipo fijo". Yo unos cinco. Entre las presentaciones y la despedida, el vídeo no tendría que durar más de 20 segundos. Os lo juro, en el vídeo SOLO se repite una y otra vez este mantra.

Venga, va, centrémonos en los detalles.

Cuando uno empieza a ver el vídeo ya intuye algo, digamos, raro. Como que las cosas no están yendo del todo bien. Los protagonistas actúan de una forma rara, sí. Simón y Silvia. Silvia y Simón. Ambos con anillos de casados, probablemente marido y mujer, un combo empresarial impecable.

Silvia Charro, por su parte, no puede parar de moverse y respirar profundamente. Respirar está bien, es necesario, hay que hacerlo todo el rato, pero tampoco hay que inspirar tanto como si se estuviera en una clase de preparto, quiero decir, como si se estuviera siempre en una clase de preparto.

Esta mujer y sus movimientos logran generara una intranquilidad abismal, algo no muy recomendable cuando se intenta convencer a alguien de hipotecarse de por vida.

Pero vayamos ahora con Simón. Don Simón. El señor Simón Pérez es la clase de tipo que ya está de vuelta de todo y que se presenta a las reuniones de empresa con su hijo que no ha ido a la escuela porque está a 40 de fiebre y tampoco podía dejarlo solo en casa porque hoy Trinidad, la chica que le limpia el piso, no podía venir. Su aspecto es el de una especie de Eduard Fernández de las finanzas, un comentarista de bar de cubata caliente en mano.

Pero lo más maravilloso es que Simón Pérez aparece desdoblado. Por un lado está la persona de carne y hueso —y el producto X que esté corriendo por sus venas— y por el otro esa imagen suya que aparece proyectada detrás, dentro de una pantalla. Este sencillo trampantojo visual parece intentarnos decir que existen dos Simones; son dos caras de una misma moneda: Dr. Jekyll y Mr. Hyde; el profesor (el de detrás) y el loco (el de en frente); el profesional y la fiesta: Simón y Pérez. Simón el correcto, el de la corbata; Pérez el "por favor tutéame, que no soy un viejo", el descamisado.

Todos estos personajes generan una entropía que, ante todo, extraña al espectador y lo incomoda, una suerte de juego inmoral digo de Lanthimos o Haneke. Es criticable que haya gente hablando así sobre inversiones inmobiliarias, algo que ha destruido este país por completo. Esta es la gente que controla, que maneja. Mientras en España esta gente habla de una forma muy jodida y condescendiente sobre hipotecas en una aldea cercana a Kuala Lumpur un terremoto está devastando la vida de varios cientos de familias.

Permitidme hacer un inciso sobre el tema de los micros. Mirad cómo coge ella el micro, apretando con una furia extrema, como quien agarra muy fuertemente la idea de que, joder, hay que apostar por las hipotecas de interés fijo. Esa mujer transmite con su mano blanca —sin sangre, de tanto presionar— esa convicción, ese apoyo incondicional hacia “lo del tipo fijo”. El micro, por otra parte, también sirve para amplificar sus incómodas inspiraciones y expiraciones, ese flujo perpetuo de vida y muerte. A la par, también ensanchan el constante sonido que genera el roce del movimiento de su ropa. Todo culmina en un aura de distracción y distanciamiento que, pese a la mano apretada con firmeza, fracasa en el intento discursivo.

Simón, por su parte, suda del micro y al final lo mueve como si fuera, de nuevo, un vaso de Larios. Él está por encima de la amplificación, de "toda esta mierda de los micros".

Todo el invento se trata de una conversación de esas que tienes en esos bares que se llaman rollo “El Rincón del Artista”, esos garitos que no cierra nunca y que mantiene su actividad con la persiana bajada, con sus parroquianos hacinados dentro comiéndose la oreja. Eso es, esta gente se está comiendo la oreja. De hecho, Simón le está comiendo la oreja a Silvia, quien, llegado cierto punto de la conversación unidireccional, ella se limita a espetar unos cohibidos “exacto”.

Está claro (o no) que se lían al hablar, se mueven raro, están como de after. Tenemos también las cien caras de Silvia, sus ojos, sus movimientos arqueados de espalda y luego ese pliegue en forma de viruta de la camisa de Simón (que no sé qué significa pero no puede ser nada bueno).

Hay un momento clave en el que hablan de que “los tipos de interés están en mínimos”. ¿A qué se refieren? ¿Quiénes son los tipos de interés? ¿Son ellos mismos? Entonces, ¿por qué están “en mínimos”? ¿Es este momento un guiño a los espectadores? ¿La aceptación de un fracaso?

Aun así, debo decir que al final uno se acostumbra y empieza a dudar de si Silvia y Simón están realmente actuando de una forma rara. Puede que todo sea fruto de la ilusión de contar algo que ayudará a este país y del nerviosismo de estar “en antena”. Quizás la gente entusiasta es así. Quizás todo esté bien. Quizás el mundo sea así. Quizás realmente haya que apostar por las hipotecas de tipo fijo.

Tras ver el vídeo, hemos consultado con un experto bancario que asegura que toda la información de Silvia y Simón es correcta.

12 Dec 20:50

Magic the Gathering Harassment Bans Divide Players

Maxresdefault

After two Magic the Gathering players were suspended as part of Wizards of the Coasts’ new rules against online harassment, a petition calling for the players’ reinstatement received thousands of signatures on Change.org.

12 Dec 20:44

Todos somos Atilano (ou Atilana)

by magago

Foto: Proxecto Castro de San Lourenzo

Xosé Luís Barreiro dedica a súa columna de sábado á escavación do señor (ou señora) Atilano. A tese do politólogo afirma ser de raíz cristiá e ten que ver coa suposta falta de respecto a un labrego (ou labrega) soterrado hai mil anos ao que se retira da tumba na que agardaba a vida eterna.

Se lle entendín ben o argumentario, os arqueólogos que están a traballar no castro de San Lourenzo (Cereixa, A Pobra do Brollón) estaríano a facer por avidez académica e por incrementar o seu salario mensual xa consolidado na universidade (fala de sexenios) co obxectivo de descubrir cousas irrelevantes. Barreiro xa parece sabelas todas de antemán, nun exercicio de clarividencia que só se podería explicar grazas á unción de algún santo sacramento:

La finalidad de tan irreverente exhumación es investigar si era hombre o mujer, comía carne o pescado, y si murió -viejo o joven- de peste, hambre, por un tumor, o por una indigestión de castañas. Los sabios que lo exhuman dicen que apenas saben nada de él. Pero yo, en cambio, sé casi todo lo que para Atilano era importante: que era cristiano, que recibió los sacramentos y fue catequizado en una parroquia de Pobra de Brollón, que participaba de los cultos y la vida social, y que un día murió, después de haber criado -supongo- a los hijos que le dieron cariñosa y dulce sepultura.

A verdade é que, chegados a este punto, eu comecei a dubidar de se aos editores se lles colara na edición dixital algún texto do peor catolicismo do século XVI, cando as cousas se sabían sempre de antemán porque estaban escritas na Biblia (ou alguén dicía que estaban escritas). A terra plana, a data da creación do planeta calculado por xenealoxistas, as enfermidades como castigo ou proba de fe divina…só a partir desa fundamentada liña de pensamento se pode entender que Barreiro nos trazara de corrido e sen pestanexar a cristiá vida do señor Atilano -fiel crente, educado cristián cunha longa rolada de nenos como Deus manda. O artigo todo de Xosé Luís Barreiro é un auténtico tributo a ese tipo de pensamento, pero tamén a un xeito de retorcer argumentos no que o columnista non andivo moi fino e revelan a súa desinformación:

Por eso me pregunto: ¿Hay derecho a exhumar a Atilano para publicar un artículo y obtener un sexenio? ¿Quién y en nombre de qué tiene ese derecho? ¿Es tan lejano el año mil como para ir por los cementerios apañando huesos? ¿En qué momento dejamos de ser muertos para ser hallazgos arqueológicos?¿Qué sentido tiene que haya gente que busca huesos en las cunetas para darles sepultura digna, mientras otros sacan huesos de sus dignas sepulturas para meterlos en cajas de zapatos?

Porque dá a casualidade de que moitos dos membros do equipo que está a escavar no castro de San Lourenzo tamén se dedican a desenterrar mortos de gabiar e a investigar en pasados incómodos e recentes, deses que tanto me chama a atención que se preocupe o columnista por primeira vez na súa columna. E aí vén outra puntiña do argumento: Barreiro afirma con desprezo que estes “sabios” escavan a pobres do rural pero que non se atreven cos grandes ricos enterrados en catedrais. Ou Barreiro é moi descoñecedor de todas as investigacións que en toda Europa se fan con restos de reis (por exemplo, aquí e aquí) e bispos, ou sabéndoo a mantenta comete tamén uns cantos pecados cristiáns ao ocultalo cando llo quere contar á súa audiencia, nun exercicio que ofende a intelixencia.

E agora en serio. O que máis me chama a atención é que, como todo arqueólogo e persoa informada sabe, un dos grandes problemas de traballar en cascos históricos urbanos é o risco de atoparse cun cementerio. Vivimos sobre ósos, camiñamos e durmimos sobre camposantos cristiáns porque a Igrexa non tivo ningún tipo de problema en remexer camposantos, vender fincas, construír por riba de antigos cemiterios nos que anteriores fegreses foron soterrados polas súas familias. E en moitas das igrexas do país temos osarios, resultado de ter que facer espazo nos camposantos porque os mortos seguen a chegar. Desmóntanse sen maior problema e císcanse os osos sen maior contemplacións, nalgún trasteiro. E que dicir do noso rural, onde as lápidas do XIX funcionan moitas veces, volteadas, a xeito de pavimento do adro? Mesmo, como ben se sabe, é moi doado atopar inmensas concentracións de ósos non documentados preto dos mosteiros, dos que dubido moitas veces que se lles dera ese enterro minimamente formal ou mesmo cristián. Sería interesante ler neste artigo unha crítica á laxitude práctica da Igrexa na xestión dos mortos dos que xa ninguén se acorda.

Porque é a falta de respecto o que define todo isto, pero non na dirección na que con enrevesada intención quere apuntar o columnista. Porque un dos deberes dos comunicadores públicos é coñecer todas as claves dun problema antes de emitir unha opinión sobre el, e non xogar a tersiverxar datos, ocultalos e tentar poñer á audiencia en contra dun proxecto científico consolidado. Non só o esquelete de Atilano (ou Atilana) foi retirado co máximo respecto, igual que outros restos orgánicos obtidos nas tumbas, senón que Barreiro descoñece cal será o tratamento futuro (xa pensado hai tempo) destes restos nun proxecto tan respectuoso coa comunidade local e a cultura popular do país como é o castro de San Lourenzo. Este debe ser un dos poucos proxectos científicos no que se recuperou unha romaría cristiá e se traslada en procesión todos os anos o santo patrón desde a igrexa actual ata o seu antigo altar excavado polos arqueólogos, todo co máximo respecto. O San Lourenzo é levado a ombreiros por científicos que, sen posiblemente ser crentes ningún deles, non dubidan en facelo porque saben que símbolos como San Lourenzo van máis alá da súas crenzas persoais e pertencen ao pobo, e non dubidaron en integrar ese antigo mundo cristiá na súa excavación científica porque saben que iso une a comunidade ao redor do proxecto. Uns arqueólogos, por certo, que exercen o seu traballo desde unha inmensa, lacerante e vergoñenta precariedade laboral. É Barreiro quen pode solicitar sexenios, non eles.

Porque aí vén o fondo do asunto, o discurso final que subxace e no que se inscribe este artigo. Un relato moi vixente na Galicia actual, que non é inocente. Segundo este discurso, determinados tipos de traballos, como a ciencia, ou posicionamentos políticos de esquerda, obedecen unicamente a cuestións egoístas e persoais dos que os manteñen, supostos señoritos de familia ben que actúan para perxudicar á boa xente humilde e traballadora do común, aínda que manifesten o contrario e afirmen defendelos. Que tentan enganar aos bos pais e nais de familia de Galicia embaballándoos con soflamas e discurso que perxudican a paz social. Analizando ben ese discurso, de onde procede e quen o formula e constrúe, é doado saber a que intereses responde, a quen tenta ocultar baixo unha cortina de fume. Iso é o que se amosa este texto. Que a ciencia ou as voces críticas en realidade son perxudiciais para ti. Quérenche quentar a cabeza.

E, por suposto, mírese por onde se mire, Atilano é ciencia. É ciencia precisamente porque a escuridade sempre é sabelo todo de antemán, desde o seu sofá, que é o que fai o columnista e moita outra xente. Atilano (ou Atilana) permítenos saber, precisamente, dos pobres aos que parece defender tanto Xosé Luís Barreiro. Porque do ano 1000 o que tiñamos en Galicia ata agora son os documentos, moitas veces mentireiros, feitos por poderosos para poderosos, e nos que falan de si mesmos. Pouco máis. Pero dos pobres do ano mil quedánnos en Galicia, por agora, os ósos de Atilano e de algúns outros defuntiños, moi poucos. Por iso son tan valiosos, e por iso hai que investigalos. Non me parece maior mostra de respecto cara esta pequena comunidade labrega que vía pasar o mundo e soñaba (quizais) coa eternidade en Cereixa hai mil anos: recuperar a súa voz a través da materia orgánica que deixaron atrás.

Por se queres saber máis sobre o proxecto do Castro de San Lourenzo:

12 Dec 20:44

El futuro de la sardina en juego: la UE dictamina hoy si este popular pescado se convierte en un lujo

by Miguel Ayuso

Sardinas

Tal día como hoy se puede comprar un kilo de sardinas en Madrid por solo cuatro euros. Un precio habitual para este popular pescado azul, que no se ha caracterizado precisamente por ser un artículo de lujo. Pero esto podría cambiar. Muy pronto.

La cuota de la pesca de sardina en la península ibérica es uno de los principales asuntos que abordará el Consejo de Agricultura y Pesca de la Unión Europea, que se reúne esta semana en Bruselas. Y tal como ha apuntado el secretario general de Pesca de España, Alberto López-Asenjo, en declaraciones a Efe Agro, la negociación promete ser “particularmente intensa”, pues se abordarán decisiones cruciales para el sector.

Aunque el Consejo analizará la pesca de la merluza, el jurel, la cigala o la anguila, la sardina es la absoluta protagonista, después de que el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés) aconsejara prohibir totalmente su captura en el Atlántico y el Cantábrico durante 2018.

Pescaderia

Según este organismo científico independiente –cuyas decisiones no son vinculantes, pero tienen un enorme peso en las decisiones del Consejo–, hay una enorme escasez de este pez en toda la Unión Europea, y solo la prohibición total de su captura permitirá la reproducción de la especie. En el peor de los casos, apunta el informe, habría que dejar de pescar sardina durante 15 años para dar tiempo a la especie a recuperarse.

La decisión afectaría especialmente a las flotas de Portugal y España, que han firmado una carta conjunta en la que defienden un plan de gestión ante la Comisión Europea, con el objetivo de mantener una actividad crucial sobre todo para las flotas del Cantábrico y el Atlántico –Portugal y Galicia, mayormente, pero también Cantabria, País Vasco y el golfo de Cádiz–.

“Para recuperar el stock es necesario una reducción, ahí estamos todos de acuerdo, en lo que no estamos de acuerdo es en que la reducción sea brutal: no pescar nada”, explica a Directo al Paladar Tomás Fajardo, presidente de la Federación Galega de Confrarías de Pescadores. “La recuperación tiene que ser más paulatina, poco a poco y año a año. No hay empresas, embarcaciones, que soporten una reducción tan elevada”.

Barco Pesquero

Si hay pocas sardinas, ¿por qué no baja su precio?

Las controversias sobre las cuotas pesqueras no son nuevas, y existen casi desde la creación del mercado común europeo, pero hay algo que no deja de confundir a los consumidores: si hay tan pocas sardinas ¿por qué siguen costando lo mismo?

“El consumidor siempre va a comprar sardina a ese precio más o menos, y puede que la escasez no repercuta en el precio”, explica Fajardo. “Estamos en un mundo globalizado y cuando en un mercado como el nacional, que en teoría lo abastece la flota nacional, el recurso está mal, cerrado o hay vedas, el mercado sigue demandando ese consumo. Entonces evidentemente esa sardina viene de otros lugares donde no tiene la misma calidad y las condiciones laborales no son las mismas”.

En la actualidad, según los pescaderos consultados por Directo al Paladar, la totalidad de la sardina que se vende (al menos en Madrid) es nacional. Y estos no tienen nada claro que de producirse un veto total su precio se mantenga estable. “Pasó con el boquerón, que tuvo que dejar de pescarse un tiempo”, comentan en una galería comercial del barrio de Prosperidad. “Su precio subió, pero al año siguiente había muchísimo y volvió a bajar”.

Así lo apunta también la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados (Fedepesca), que asegura a Directo al Paladar que siempre que hay una bajada de la oferta se produce un aumento en el precio. Dicho esto, apuntan, “el porcentaje de encarecimiento no se puede saber y habrá que esperar a ver cómo quedan las cuotas para la sardina el para el próximo año”.

Pero, aunque el precio pueda contraer el consumo, en opinión de los pescaderos particulares consultados, las cuotas son necesarias para garantizar el futuro de la profesión. “Si no se ponen restricciones los pescadores capturan todo lo que pueden”, aseguran.

Sardina Comun

¿Qué sardinas estamos comiendo?

Está por ver cómo repercutirá la decisión de la Unión Europea en el precio de la sardina –pues, aunque no se prohíba del todo su pesca, todo el mundo da por hecho que se van a reducir sensiblemente las cuotas–, pero es muy probable que cada vez sea más difícil encontrar en las pescaderías la variedad atlántica, que según los pescadores gallegos es de mayor calidad.

“La nuestra tiene mucha escama, a diferencia de la del Mediterráneo, porque en nuestra zona el agua es mucho más fría y el pescado necesita más protección”, explica Fajardo. “Tiene más grasa, y otro sabor, y los que están acostumbrados saben distinguirlo. En Madrid, con perdón, con que tenga ojos os la lleváis a casa”.

Se refiere Fajardo a la Sardina Pilchardus, o sardina común, la que se pesca en el mar Cantábrico, el litoral Atlántico y el golfo de Cádiz. La más apreciada por su textura y sabor y la que, según el ICES está casi en peligro de extinción. Esta no es, por ejemplo, la sardina que se utiliza en la mayor parte de conservas, para las que se utilizan variedades menos nobles: las que se pescan en aguas mauritanas, marroquíes o francesas. De ahí que el consumidor no sea consciente de su escasez.

Imágenes | Hiruka komunikazio-taldea/Olga Berrios/Contando Estrelas/Wikicommons
En Directo al Paladar | Escabeche de sardinas. Receta fácil de picoteo
En Directo al Paladar | Receta de sardinas al horno

También te recomendamos

Rollitos de sardinas con verduras al horno. Receta saludable de aperitivo

Mantener el vientre plano en Navidades sin dejar de disfrutar… ¿misión imposible?

Estos supermercados venderán productos pasado su “consumo preferente” para reducir el desperdicio

-
La noticia El futuro de la sardina en juego: la UE dictamina hoy si este popular pescado se convierte en un lujo fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Miguel Ayuso .

12 Dec 20:28

17/11/17

image

Me gustaría dejar de insultar porque se lo he prometido a mis yayos y no puedo porque no tengo demasiada fuerza de voluntad y estoy hasta los guevos de insultar.

12 Dec 20:27

Fui al municipio más rico de España para saber cuánto ahorran

by Guillermo García

Me alejo del centro de Madrid para conocer de primera mano el municipio con la renta per cápita más alta de toda España: Pozuelo de Alarcón. Lo primero de lo que me doy cuenta es de sus preciosas vistas a Madrid y a la Sierra, que ya se viste de color blanco con las primeras nieves de diciembre.


LEE:


Transito por las amplias avenidas, numerosas terrazas y encuentro bastantes más Mercedes aparcados en doble fila de los que estoy acostumbrado a ver, de hecho, me quedo sorprendido al ver a un runner entrando en un Mercedes de alta gama después de una jornada de footing. Respiro mucha tranquilidad. Una tranquilidad fruto de la elevada renta media per cápita de los 85.000 habitantes del municipio, que asciende a 59.279 euros al año.

Vivir en Pozuelo no cuesta poco dinero. El precio del metro cuadrado se sitúa en torno a los 3.187 euros de media. En la urbanización de lujo La Finca, una de las más exclusivas de España, las mansiones en venta pueden llegar fácilmente a los siete u ocho millones de euros. Dentro de las diferentes áreas del municipio hacen vida deportistas de la talla Cristiano Ronaldo, dueño de una casa de 4.000 metros cuadrados, el Cholo Simeone, la periodista Mariló Montero, la cantante Ana Torroja o el actual secretario general del PSOE Pedro Sánchez.


Las puertas de un centro comercial de Pozuelo

Quiero saber más acerca de lo que las personas que viven aquí. Y sobre todo: con cuánto dinero llegan a final de mes, cuánto ahorran y en qué se gastan todo ese dinero.

Para ello, pasé la tarde del domingo en el centro comercial Zielo Shopping, con la esperanza de poder entrevistar a gente del pueblo más rico de España. Se trata de un centro comercial dirigido a gente con un alto poder de adquisición según su propia página web.

Allí los compradores parecen vivir en un mundo paralelo, sin preocupaciones, al margen del bullicio navideño de la Puerta del Sol o de otros centros comerciales de la Comunidad de Madrid. Durante mi paseo, me da tiempo a cruzarme con Mª Dolores de Cospedal, actual ministra de justicia comprándose un vestido en COS.

Marta brindando con una amiga

Marta (42, abogada): “Ahorro el 70% del dinero que gano”

“Digamos que gano entre 2.000 y 3.500 euros. Normalmente mi jornada laboral es de siete horas y media, pero muchas veces hago horas extra y guardias. Estudié en un colegio público de Pozuelo y me gradué en el CES. Vivo en casa de mis padres. La vivienda está valorada entre 800.000 y un millón de euros, pero no está en La Finca [risas]. Ahorro el 70 % del dinero que gano (es decir, 2.100 euros sobre 3.000) y el resto de mi dinero me lo gasto en viajes, copas, perfumes, cremas y salir con amigos. Me gusta viajar fuera de España, mi último viaje ha sido a Florencia”.

Sergio ha hecho una travesía en moto por Nepal que le 2.500 euros

Sergio, (37 años. Consultor): “Al mes gano 3.000 euros”

“Trabajo en una consultora de negocio y tecnología. Al mes gano 3.000 euros. Vivo en una casa de alquiler con mi pareja y pagamos unos 1.500 euros al mes. Ahorro unos 500 euros al mes. Principalmente el resto del dinero me lo gasto en ocio, viajes y deporte. Me gusta viajar fuera de España y realizar turismo de actividades y deporte como surf; de hecho, mi último viaje ha sido una travesía en moto por Nepal y me costó 2.500 euros”.

María no sabe cuánto cobra al mes. ¿Unos 3.000 euros? se pregunta

María (36, abogada): “Ahorro algo, dependiendo del mes, unos 500 euros”

“No sé cuánto cobro al mes, ¿unos 3.000 euros más o menos? Es que depende de cómo me paguen. Al año sé que gano en torno a unos 56.000 euros. Ahorro algo, dependiendo del mes, unos 500 euros a lo mejor; ahora menos porque tengo un hijo. Actualmente pago una hipoteca de una casa valorada en 450.000 euros. La mayoría del dinero lo gasto en restauración y en viajes. El último viaje que he realizado con mi pareja ha sido a Santander a una casa rural.”

Miguel Ángel cobra unos 100.000 euros al año

Miguel Ángel (37 años, director de compras) e Isabel (34, comercial): “La mayoría de nuestro dinero se nos va en los gastos de nuestro hijo pero ahorramos 2.000 euros al mes”

“No quiero decir cuánto gano al mes, es un dato muy personal… Pero voy a decir que al año gano entre 50.000 y 100.000 euros. Trabajo ocho horas al día. Vivo en una casa en propiedad con mi pareja Isabel. A día de hoy nuestra casa está valorada en torno a 400.000 y 600.000 euros. Más o menos ahorro entre 1.000 y 2.000 euros al mes; ahora mismo la mayoría de mi dinero, junto con el de mi pareja se nos va en los gastos de nuestro hijo. Unos 500 euros al mes de guardería… que al final entre unas cosas y otras llega a los mil euros.”

Isabel ahorra unos 2.000 euros al mes

“Trabajo en los servicios financieros de Mercedes-Benz. Puedo llegar a ganar al año entre 40.000 y 70.000 euros al año. No tengo tiempo para aficiones ni ocios, ahora trabajo siete horas porque es jornada reducida y cuando llego a casa sigo perfilando cosas del trabajo desde mi ordenador portátil”.

Raquel cobra 1.400 euros

Raquel (35 años, escaparatista): “Yo no ahorro, el salario lo uso entero para gastos”

“Soy escaparatista y llevo viviendo en Pozuelo desde hace poco. Trabajo para una marca haciéndoles todos los escaparates, la colocación de productos en las tiendas…En neto mi salario es de 1.400 euros. Yo no ahorro, estoy casada y nuestro salario lo usamos entero para gastos. Ahora tengo poco tiempo para ocio. Antes me gustaba ir de cañas, de restaurantes, con mis amigos, a poder ser en el centro de Madrid porque antes vivía allí, también hacía deporte y muchos cursos de moda, que era lo que me interesaba”.

A Dimas le gusta el pádel

Dimas (27, Sales assitant): “No salgo mucho, mi vicio es el Pádel”

“Trabajo como dependiente en Scalpers y gano en torno a los 1.000 euros mensuales. He estado independizado durante un tiempo, pero ahora he vuelto a vivir en la casa de mis padres y por eso puedo ahorrar. Y de hecho ahorro bastante porque me quitó de otros gastos. No salgo mucho, mi vicio es el pádel, no me drogo, no consumo casi alcohol...”

Javier cobra algo más de 4.000 euros pero dice que no ahorra

Javier (37, Ingeniero): “Ahorro un poquito, tampoco mucho”

“Soy ingeniero y gano de 4.000 a 5.000 euros al mes. Y ahorro un poquito, tampoco mucho. El dinero lo suelo usar para ocios y viajes sobretodo. Mi casa me costó unos 450.00 euros.”

12 Dec 20:26

Hablamos con gente que lleva 'mullet' en España para saber por qué

by Pol Rodellar

Supongo que todos sabréis a lo que me refiero cuando hablo de mullet, ese peinado corto por delante y largo por detrás que puede relacionarse con el concepto del white trash, con la idea esa del paleto folla gallinas o del oficinista divorciado con más cervezas que comida en la nevera — business in front, party in the back— que pueblan los escenarios literarios decadentes del gótico sureño de Carson McCullers, Cormac McCarthy, Harry Crews o Donald Ray Pollock.

Pero a la vez este peinado también nos transporta a la década de los ochenta, con todas esas películas en las que cada adolescente o policía rebelde cubría su nuca con una cascada de tupido bello capilar.


LEE: Preguntamos a gente blanca con rastas por qué las llevan


Luego, mirando más hacia la península ibérica, tenemos a todos esos protagonistas del cine quinqui patrio pero también encontramos ese peinado en movimientos más politizados y anticapitalistas, así como en círculos más cercanos al punk, a la nueva ola e incluso se gastaba en los escenarios de la ruta del bakalao.

Entonces, ¿qué clase de persona es aquella que exhibe un mullet ahora en el siglo XXI? Reunimos a varias personas que disfrutan de este estilo de cabellera y les hicimos la gran pregunta, ¿por qué?

RICARDO LEÓN, 24 AÑOS, ESTUDIANTE

VICE: Ricardo, dime, ¿por qué llevas mullet?
Ricardo: Porque me gusta, a raíz de mi pasión por la década de los ochenta. Este peinado era más típico de lo que pensamos.

¿Qué significa el mullet para ti?
Pues no mucho; es un peinado como otro cualquiera, sólo que la gente lo tiene vinculado a un prejuicio que, por cierto, detesto. Esto no va de “me siento libre y realizado, sintiendo las greñas sobre mi cogote” ni nada por el estilo. Es un tipo de melenilla más.

¿Qué me dices de todo ese asunto de vincularlo con el white trash? ¿Ha cambiado de significado el mullet?
Bueno, supongo que con white trash te refieres al paletismo estadounidense. No vivo ni en su contexto, ni en EE. UU., por lo que esa cosa del white trash aquí en España no le veo sentido. A nuestra sociedad le gusta mucho etiquetar y encajonarlo todo, y estamos rodeados de cosas que siempre “significan algo más”; casi tienes que tener cuidado de evitarlas y permanecer “neutral, políticamente correcto”, ¡es absurdo! Aquí white trash no sé, pero gitano sí que me han dicho hasta la saciedad.

¿Te ha traído algún problema el mullet? ¿Cómo reacciona la gente al verlo?
Problemas ninguno, pero sí malas miradas, comentarios despectivos y risas a mis espaldas que me han hecho ver lo catetos y prejuiciosos que somos aquí. Da igual cómo vaya vestido, lo que diga o cómo me comporte; para algunos automáticamente soy un “gitano, Camarón, el Vaquilla, el Farruquito, un quinqui, gorrilla, “yonki” y demás que, obviamente, van en tono despectivo.

Y antes me dolía, la verdad, pero ahora ya he hecho callo. Así te das cuenta de lo atrasados que estamos culturalmente, porque cuando he viajado fuera de España la peña se flipaba al verme y me reconocía como un auténtico freak de los 80's. Aunque debo de mencionar que últimamente el imaginario del inconsciente colectivo se ha ampliado, y ya me empiezan a decir Pablo Escobar, o el malo de la última de Gru.

¿Es práctico? ¿Qué es lo mejor y qué es lo peor de llevar mullet?
Realmente es como tener pelo largo, tienes que cuidarlo, etc. Es práctico si tienes paciencia y si te gusta en el fondo, aunque ha habido alguna que otra vez que me han entrado ganas de coger las tijeras, como en verano, que da mucho calor; de hecho, el peinado tiene su origen en las zonas nórdicas, ya que muchos pescadores se lo dejaban para abrigarse el cuello ante las bajas temperaturas del mar.

Foto vía Angela Huete

ANGELA HUETE, 21 AÑOS, PR Y ESTILISTA

VICE: Hola Angela, ¿hay algún motivo en concreto por el que hayas decidido llevar este peinado?
Angela Huete: La verdad es que no, no es algo que haya pensado. Llevaba el pelo corto y en unas fotos me hicieron la forma de mullet, entonces al irme creciendo se me hizo esta forma.

¿Qué sensaciones te genera?
Me siento cómoda con el corte, además es muy práctico para invierno, se me seca bastante rápido.

¿Cómo crees que te percibe la gente?
Depende de la situación, con este pelo puedes ser súper sexy, pero como te pongas un chándal y tengas un poquito de mala cara un día, también puedes parecer un niño quinqui de 12 años.

Foto vía Angela Huete

¿Crees que es más masculino o femenino? ¿O precisamente crees que es un peinado que juega con la ambigüedad?
Hoy en día no existe nada masculino o femenino, pero si nos remontamos a: niñas largo/niños corto, de espaldas podrías ser una señora y de frente, un señor.

En este caso, ¿crees que puede ser una herramienta de reivindicación de nuevos géneros?
Bueno, no tanta renovación, este corte tiene más años que yo.

¿Qué sabes del mullet? ¿Tenías alguna referencia de este peinado antes de llevarlo?
Es un peinado de los ochenta que he visto en alguna peli. Mi madre lo llama greñas.

Foto vía Angela Huete

Se relaciona con lo quinqui o el white trash, ¿crees que esta etiqueta está más que superada y ahora el mullet tiene otros referentes y significados?
Yo no me he informado sobre este peinado, entonces no sé si hay nuevas referencias (o quizá las nuevas referencias somos los niños que lo estamos llevando ahora), por lo tanto es normal asociarlo a las referencias que todo el mundo tiene: quinqui.

Foto de Pol Rodellar

ALVERD GUAL-CIBEIRA, 26 AÑOS, MÚSICO

VICE: Hola Alverd, ¿qué me puedes contar de los mullets? ¿Sabes de dónde vienen?
Alverd Gual-Cibeira: Sé que vienen de la antigüedad, hay muchas tribus o pueblos que ya lo lucían, pero en nuestra historia más reciente viene o por lo menos se asocia a lo quinqui o al paleto, en nuestro país. En Australia es un peinado característico también de lo que llaman “bogan”, que sería algo a caballo entre, precisamente, el quinqui o paleto; muchos amigos míos de allí lo llevan o han llevado, así que en mi caso la procedencia es bastante mixta.

¿Qué opinas de la gente que lo lleva de forma “irónica”, como una provocación estética, ese llevarlo "de la broma"?
Bueno, creo que me puedo incluir en este saco, al menos en un inicio. Me parece muy interesante este tipo de reapropiación: tiene su parte de reivindicación —al sistema y a los ideales estéticos, que tienden a venir influenciados por las clases altas, y no por lo más bajo y analfabeto—, y también un algo de empoderamiento; me explico: lo he visto extendido por el colectivo queer, aquellxs que muchas veces han sido discriminadxs o han sufrido violencia por parte del quinqui, del garrulo, y es una forma de decirle “eh, que pa’ chungx yo y mi mullet”.

Foto de Pol Rodellar

¿Qué sentido tiene para ti?
Está, como decía, la parte de radicalidad, de querer plasmar mi lado punki, o trash, pues es importante, pero luego ha cogido otro matiz que me interesa mantener: la duda de género. Es el punto exacto entre lo femenino y lo masculino, por lo tanto, una expresión de genderfuck en forma de peinado. Y eso no puede parecerme más adecuado.

¿Cómo puede una estética ligada a “lo macho” terminar siendo reivindicada como lucha contra el género binario?
Supongo que precisamente por esto. “Las chicas tienen que llevar el pelo largo y los chicos corto”. Pues con esto, mitad y mitad, les jodes la marrana. Yo me he tenido que oír comentarios en plan “córtate el pelo, o es que quieres parecer una chica?”. Con el mullet, de esencia garrula y macha, empiezas a confundir. Y lo mismo pasa cuando es una persona biológicamente chica la que lo lleva: un peinado masculino en un ente teóricamente femenino es otra forma más de mostrar rechazo al binarismo, a los cánones establecidos.

Creo que en los ochenta fue un peinado que utilizaron fuertemente las lesbianas y las personas transgénero, como reivindicación pero también como símbolo identificativo de pertenencia a este, digamos, colectivo. En tu caso crees que la gente lo relaciona más en este sentido o más bien con el rollo kale borroka, gitano quinqui o white trash?
Sin duda la gente aquí lo relaciona con el etarra, el gitano, el paleto, pues son las referencias más directas que tenemos, no hay una tradición de lo trans tan extendida, aunque sí que alguna vez me han dicho que llevaba peinado de lesbiana (y al final, esto es volver a caer en malditos estereotipos, y tú alegrarte por estar poniéndolos en duda). Solo entre gente del colectivo queer muy cercana a mí, tienen esta concepción del mullet como peinado transgénero.

Foto de Ahida Agirre

AHIDA AGIRRE, 29 AÑOS, DISEÑADORA DE MODA

VICE: Ahida, ¿cómo llegaste hasta el mullet?
Ahida: Necesitaba un cambio de look, cortarme más que las puntas y sanear, ya sabes. Estaba en Bilbao y me parecía que lo entenderían y lo sabrían hacer.

¿Cómo crees que te percibe la gente?
Ha tenido una buena acogida, la gente cree que es moderno.

Como peinado, ¿lo ves más masculino o femenino?
Nunca he pensado que un corte de pelo pueda ser femenino o masculino, pero creo que este en concreto jugaría con la ambigüedad.

¿Qué sabes del mullet? ¿Tenías alguna referencia de este peinado antes de llevarlo?
Mi referencia son las señoras vascas.

Foto de Ahida Agirre

Se acostumbra a relacionar el mullet con lo quinqui o el white trash, ¿crees que esta etiqueta está más que superada y ahora el mullet tiene otros referentes y significados?
Totalmente, que yo sepa el mullet se ha llevado desde finales de los sesenta por chicas y chicos de diferentes movimientos, muchas tribus urbanas se han apropiado de este peinado. También me recuerda mucho a ETA en los noventa. En Bilbao siempre ha estado muy presente. Hay muchos niños con mullet, te lo juro.

¿Es cómodo?
Teniendo en cuenta que mi pelo es "Indomable" (como el libro de Pelayo), he encontrado en el mullet un hairstyle con el que si me peino es okey y si no lo hago también.

¿Crees que en el mundo de la moda existe una tendencia de recuperar este peinado? Ya que gente como Alicia Padrón, Angela Huete o Tony Perlo lo estilan y juegan con esa idea que rompe con el modelo tradicional de belleza.
A ver, yo me canso muy rápido de las tendencias, me gustan las que "se quedan". Me gustaría pensar que el mullet ha vuelto para quedarse.

12 Dec 20:21

¿Por qué a los niños les gustan tanto los dinosaurios?

by Sergio Parra

Dinosaur 2772641 960 720 Los dinosaurios, y los monstruos en general, molan, y cuanto más grandes sean, mejor. Por eso hay tantos niños que les encanta leer sobre dinosaurios o acuden en masa a ver Jurassic World. Incluso les atraen esos nombres tan largos y exóticos que tienen.

El nivel de experiencia de los dinosaurios que puede tener un niño es realmente asombroso, especialmente si tenemos en cuenta que un adulto promedio puede nombrar quizás diez dinosaurios en el mejor de los casos.

Dinosaurios beneficiosos a nivel cognitivo

Los investigadores no saben exactamente qué es lo que provoca estas pequeñas obsesiones infantiles, pero casi un tercio de todos los niños tienen una en algún momento, por lo general entre las edades de 2 y 6 años. Y aunque los estudios han demostrado que el interés más común e intenso son los vehículos (aviones, trenes y automóviles), el próximo más popular, por un amplio margen, son los dinosaurios.

También son particularmente beneficiosos para el desarrollo cognitivo. Un estudio de 2008 encontró que los intereses intensos sostenidos, particularmente en un dominio conceptual como los dinosaurios, pueden ayudar a los niños a desarrollar un mayor conocimiento y persistencia, un mejor tiempo de atención y habilidades más profundas de procesamiento de la información.

Pterosaur 2735500 960 720

En resumen, los dinosaurios pueden crear mejores estudiantes y niños más inteligentes. Hay décadas de investigación para respaldarlo: los niños con intereses intensos tienden a tener una inteligencia superior a la media.

Y probablemente no sea una coincidencia que el rango de edad para desarrollar tales intereses intensos se traslape con las edades pico del juego basado en la imaginación.

El problema de la escuela

Hay una serie de razones por las cuales los niños dejan de querer aprender algo sobre un tema en particular, y una de los más importantes es, irónicamente, la escuela. A medida que ingresan a un entorno educativo tradicional, se espera que alcancen un rango de objetivos en varios temas, lo que no deja mucho espacio para la especialización que exigen temas tan concretos.

Y entonces los dinosaurios dejan de ser tan interesantes.

También hay un gran componente social debido a la disminución de un interés intenso, ya que los niños comienzan a interactuar con sus compañeros a diario. Empiezan a ser más importantes estas interacciones que los dinosaurios, también. Aunque siempre se recuerdan como algo importante en la infancia. Un amor permanente por los dinosaurios podría ser una fase divertida pero temporal, o podría ayudar a algún científico en ciernes a descubrir algún día los secretos del pasado. Sea como fuere, es algo por lo que debemos pasar y que, trasncurrido el tiempo, generalmente dejaremos atrás.

También te recomendamos

La confianza de los niños en sus mascotas

Desayunos más saludables con productos de temporada: cuatro ideas para el invierno

El sentido del humor te ayuda a vivir más años

-
La noticia ¿Por qué a los niños les gustan tanto los dinosaurios? fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .

12 Dec 20:19

How to Be a Good Partner to Someone Who's Experienced Sexual Trauma

by Lindsey Smith

“Lindsey, have you ever been sexually assaulted?”

That question felt like it punched me in the gut. The worst part was that it came from a client I was in a health coaching session with. We had just gotten into some deep work and were trying to pinpoint where her food issues stemmed from. After weeks of working to get to the root cause, she told me that she had been sexually assaulted as a child and used food to gain weight in order to mask her body from men. She shared something very traumatizing with me and I think she was looking for some reciprocity.

This was the first time I actually admitted out loud that, yes, I had been assaulted. After she left that session, the emotions came pouring in as I recalled being date-raped at age 17. Seeing as I didn’t remember anything from the evening, I clearly had blocked this out of my memory for as long as I could. My recollection of that evening didn’t surface until five years later. My client’s blunt question and my desire to be honest and forthcoming forced me to face the reality of what happened to me.

In the followings weeks after admitting what happened to me, I found my anxiety increasing, and I even started experiencing flashbacks. My self-esteem was shot and I felt uneasy in my body, like it was tainted. This all happened while I was about six months into dating someone new—the man who eventually became my husband.

I started noticing changes in my behavior. If my boyfriend touched my back from behind, I would jump. If he had a beer and tried to kiss me, I would get angry. My sex drive was at an all-time low, mainly because I felt disgusted with myself and my body. Since my behavior seemed to change overnight, I decided to share with him what happened and how I had been feeling recently. Luckily, he gave me space to talk about my feelings and never once validated the destructive idea that it was my fault.

After I came to terms with what happened to me, I decided that I should get some professional help to ensure that I take the necessary time to heal from something that I had blocked out of my memory so long.

Before starting to date again after a sexual assault, it’s wise to talk to a mental health professional about what you may be feeling, says Stephanie McIver, a psychologist and the director of counseling services at the University of New Mexico. “Work with someone who can help you identify safety and trust issues with someone new,” she adds. “Establish safety and trust before disclosing information about a prior sexual assault experience so that you can also share what your current thoughts are about it—and what you know you'll need from that new partner in order to continue to feel safe.”

For those who want to be a good partner to someone who’s gone through this type of trauma, know that his or her post-traumatic stress symptoms can arise at any time, so it’s important to understand how to react with respect and sensitivity. McIver shared several tips with me, which I’m here to offer to anyone who wants to be a supportive partner to someone who’s experienced sexual assault.

Communication is key.
This includes both verbal and non-verbal communication, so listening to someone is just as important as sharing your thoughts and feelings. It’s also important to ensure that the person who's been assaulted approaches you and addresses it on his or her own terms. Try not to pry for details, even if you think they’ll help you understand. Someone who's been assaulted can find it challenging to trust other people. Strong communication can ensure that you give them space when they made need it, and can equip them with what they need in order to feel comfortable.


Watch this from VICE:


Create guidelines for sex.
This might not be a fun conversation but there's really no way around it. Regardless of whether you’re married, single, or in a relationship, sex absolutely must be consensual. This seems like an obvious statement, but you’d be surprised. Before the first time my husband leaned in to kiss me, he actually asked if it was okay. I appreciated this because I immediately felt respected and safe. I said “yes.” McIver says that if you don’t hear an affirmative "yes," "please," "sure," or "let's...," then there may be ambivalence or refusal. “Your job is not to convince your partner or coerce them into wanting sexual contact.”

As a victim of sexual assault, sometimes I still have certain triggers. When my husband and I were dating, he would drink casually with friends. I don’t drink, and part of that is because I was date-raped. I had one drink the night I was assaulted and woke up not remembering anything. Later on, I found out I had been drugged. Drinking itself never bothered me, but drinking and being intimate did. So my guideline was that I never wanted to have sex if he had been drinking beforehand. The mere smell of alcohol on his breath was enough to trigger me at times, so it was best if we remained sober.

McIver says, “With survivors of sexual assault, [things like] this can be experienced as re-traumatizing and impair the trust and sense of safety that may have existed before. Let your partner tell you, and ask, about sexual activities or types of touch that are triggering.” Create guidelines with your partner and shift them as you both see fit along the way.

Find intimacy in ways other than sex, too.
Physical touch is a huge part of intimacy, but it’s not everything. In The 5 Love Languages, author Gary Chapman shares how people show their emotion in five different ways including physical touch, acts of service, words of affirmation, quality time, and gifts. Sex is just one way to be intimate with your partner. The way your partner chooses to communicate their affection is an important aspect of their personality to explore, especially if they’ve been sexually assaulted.

My husband is big on is physical touch and words of affirmation. When I was first healing and understanding my repressed trauma, I wasn’t comfortable with any form of physical touch, so he took effort to explore ways of showing affection that were kind of foreign to him, such as doing things around the house (my "love language" includes acts of service). This completely allowed me the time and process to heal while we still showed each other we cared.

Scrounge up some empathy.
It can often be difficult for someone who's experienced sexual assault to feel comfortable enough sharing their story with you. The best thing you can do is offer compassion and empathy sans judgment or resistance. Recognize how difficult it must be for someone to share that information. Don’t question their story, or ask inappropriate questions about “what they did for this to happen” or what they were wearing. “Such statements indicate ignorance of our rape culture and how victims need not do anything for rapists to attack, and ignorance about how our system is antagonistic to survivors, making reporting undesirable and legal recourse unlikely,” McIver says.

Know if and when to call it quits.
And respect your partner if he or she requests time away. Let’s face it, break-ups are hard enough as it is. There's really no easy way to end something that was meaningful, but everyone has different reasons for why they want to leave or end a relationship. If your partner wants out, you may not understand why but it’s their prerogative and their healing process, she says.

Most importantly, victims of assault need to foster self-compassion. Healing from trauma can be an ongoing journey, so make sure you support your partner’s healing process, whatever that looks like for him or her.

Read This Next: The Sexual Assault News Cycle Is Hell for Survivors

12 Dec 02:53

La independencia del África lusófona: una revolución traicionada

by Luis Martínez

Hace ya más de 50 años que los países del África lusófona son independientes, pero por diversas razones no terminan de arrancar y convertirse en esos países justos y progresistas que pretendían ser tras la guerra colonial. Con muchos recursos, pero llenos de contradicciones, los Palop (Países Africanos de Lengua Oficial Portuguesa) continúan con un sinfín de problemas que ni Gobiernos ni empresas parecen querer arreglar.

Al hablar de los Palop, hablamos de un grupo de países fuertemente hermanados por su resistencia al imperio colonial portugués, pero también por el legado que este dejó en todos ellos. Cada país tiene su propia división social, y el valor y la cantidad de sus recursos económicos es muy dispar entre ellos, pero su desarrollo como naciones independientes comparte muchos rasgos característicos que hay que tener en cuenta a la hora de entender su situación actual.

Resistencia anticolonial: la guerra de independencia

La ocupación portuguesa en África duró centenares de años, pero la resistencia anticolonial no tuvo demasiada fuerza hasta finales de los 50 y principios de los 60, cuando surgieron las primeras organizaciones revolucionarias decididas a derrotar al imperio de Salazar. El PAICG (Partido Africano por la Independencia de Cabo Verde y Guinea-Bisáu) de Amílcar Cabral, el MPLA (Movimiento por la Liberación de Angola) de Agostinho Neto y el Frelimo (Frente de Liberación de Mozambique) de Eduardo Mondlane y Samora Machel consiguieron levantar un movimiento político y militar antimperialista que dio sentido a las ansias de liberación de los diferentes pueblos africanos y los dotó de fuerza y organización.

Estos partidos no querían únicamente la independencia ni eran organizaciones puramente locales; su objetivo era alcanzar la “Revolución africana”, que pasaba por eliminar cualquier forma de dominación extranjera en el continente africano e implantar un Estado socialista. Como afirmó Amílcar Cabral, secretario general del PAICG y uno de los líderes antimperialistas panafricanos más importantes, “la liberación nacional no es poner en práctica las resoluciones de la ONU, sino liberar verdaderamente las fuerzas productivas de nuestro país para ponerlas al servicio de nuestro pueblo”.

Fuente: Revista Pesquisa

De inspiración marxista-leninista, estos movimientos recibieron apoyo logístico y diplomático principalmente de la URSS y la Cuba de Castro , aunque el carácter represivo del régimen de Salazar también ayudó a la hora de legitimar su lucha frente a la comunidad internacional en general. En paralelo a los avances conseguidos por la guerrilla, hubo varios sucesos internacionales que debilitaron la imagen del Imperio portugués: la resolución de 1963 del Consejo de Seguridad de la ONU que exigía a Portugal la independencia inmediata de las colonias africanas y el recibimiento del papa Paulo VI a los líderes del PAICG, MPLA y Frelimo en la Conferencia Internacional de Apoyo a los Pueblos de las Colonias Portuguesas en Roma (1970), lo que dejó sin argumentos al ala católica de la Iglesia portuguesa, que apoyaba la guerra colonial.

Tras la Revolución de los Claveles de 1974, que terminaría con la dictadura de Salazar, solo sería cuestión de tiempo que el nuevo Gobierno portugués reconociera la independencia de las colonias. En 1975 se fueron sucediendo las declaraciones de independencia que confirmaron a los Palop como únicos dueños de su destino y sus recursos. O, al menos, eso se pensó en aquel momento.

Para ampliar: “El canto de cisne de los movimientos revolucionarios: La Revolución de los Claveles”, Marcos Ferreira en El Orden Mundial, 2015

Postindependencia: buscando la paz y el desarrollo

El proceso de consolidación como naciones independientes y progresistas no fue precisamente un camino de rosas. Los nuevos países independientes se encontraban entre los más pobres del mundo, ya que la guerra destruyó la poca industria que existía y, cuando los portugueses abandonaron las colonias, con ellos se fue la mayoría de la población formada que allí había —es decir, los portugueses mismos—. En el poder se afianzaron los partidos revolucionarios anticoloniales, que inmediatamente intentaron aplicar políticas socialistas que garantizasen un mínimo básico a su población con el que comenzar a desarrollarse, aunque pronto se vería que no todo iba a ser tan fácil ni bonito como se prometió.

A pesar de establecer regímenes unipartidarios, estos partidos contaron con una oposición feroz que venía tanto de fuera como de dentro del territorio nacional y que intentó en todo momento minar su poder y torpedear todos sus movimientos. Entre estas intromisiones se cuenta el asesinato de sus principales líderes —Cabral en 1973, Mondlane en 1969 y Samora en 1986—, golpes de Estado —Angola en 1977, Guinea-Bisáu en 1980 y 1998— y la creación de milicias paramilitares decididas a acabar con el nuevo orden socialista.

Agostinho Neto y Fidel Castro en un mural en Angola: “Lo determinante para la unidad es la ideología y no la geografía”. Fuente: Zero Anthropology

Esto provocó que varios de los Palop se vieran envueltos en guerras civiles; las más sangrientas serían las de Angola (1975-2002), con medio millón de muertos, y Mozambique (1977-1992), con un millón de muertos. En ambas guerras estuvieron involucrados los dos bloques enfrentados en aquel momento en la Guerra Fría: el bloque soviético, liderado por la URSS, y el capitalista, liderado por EE. UU.

La guerra angolana fue entre los dos principales movimientos anticoloniales: el socialista MPLA, apoyado por el bloque soviético, y la anticomunista Unita (Unión Nacional por la Independencia Total de Angola), apoyada por EE. UU. y Sudáfrica, que intentaba evitar la propagación revolucionaria a sus fronteras. En Mozambique, la confrontación fue entre el Frelimo y Renamo (Resistencia Nacional Mozambiqueña), una milicia apoyada por los Gobiernos racistas de Sudáfrica, Rodesia —actual Zimbabue— y antiguos colonos portugueses.

Para ampliar: “Bandidos, pobres y soldados. La colonización portuguesa de Angola”, Adrián Albiac en El Orden Mundial, 2016

En la década de los 90 se desintegraría el bloque soviético, principal apoyo externo del MPLA y del Frelimo, y cambiaría radicalmente la política sudafricana gracias a su nuevo presidente, Nelson Mandela, que retiraría sus apoyos a Unita y Renamo, por lo que las guerras perderían intensidad hasta acabar firmando sendos tratados de paz, aunque en Angola no sería hasta 2002 cuando el conflicto terminase definitivamente. Una vez conseguida la paz y con las Naciones Unidas en el terreno, se celebrarían las primeras elecciones democráticas de la Historia de estos países, en las que resultarían ganadores el MPLA y Frelimo y reconocidos por sus adversarios. Una vuelta a empezar para ambos partidos, que tomaban el poder en una situación económica y social aún más complicada que antes.

La deriva ideológica

Una vez superadas las guerras civiles, los Palop entraron al siglo XXI gobernados por los mismos partidos que proclamaron la independencia en el 75. En Cabo Verde surgiría una escisión del PAICG, el PAICV (Partido Africano por la Independencia de Cabo Verde), debido al golpe de Estado que ocurrió en Guinea-Bisáu en 1980. Alternaría el poder con el liberal Movimiento por la Democracia, pero el resto de partidos permanecerían iguales.

Sin embargo, aunque tenían las mismas siglas y portaban las mismas banderas que 25 años antes, no se puede decir que estos partidos fueran los mismos. Posiblemente causada por la pérdida de sus referentes intelectuales y por la voluntad de conciliar todos los bandos enfrentados de cada país, estos partidos experimentaron una deriva ideológica que los llevó a alejarse del socialismo para abrazar el capitalismo y la socialdemocracia. Tanto el MPLA y Frelimo como el renombrado PAICV abandonaron toda pretensión de nacionalizar los principales recursos y servicios del país y abrieron los brazos a las inversiones extranjeras, que progresivamente fueron (re)adueñándose de ellos.

Los nuevos líderes de estos partidos aprovecharon el apoyo conseguido durante la guerra de independencia y el hastío de la población, cansada de la violencia y la miseria continuas, para ganarse su confianza y sus votos y comenzar a aplicar unas políticas liberales que no eran lo que prometieron, pero que fueron recibidas con entusiasmo por el mercado mundial y que auguraban desarrollo y riqueza a partes iguales.

Las inversiones extranjeras en los Palop

El petróleo y el gas natural en Angola

Quizás el ejemplo más significativo de todo este proceso lo encontramos en Angola, más concretamente en su capital, Luanda. Luanda pasó de ser una ciudad devastada por la guerra a convertirse en apenas 14 años en la ciudad más cara del mundo, por encima de grandes metrópolis como Londres, Hong Kong o Nueva York. Esta ciudad de rascacielos dispone de uno de los mayores puertos de África, del que salen muchos de los productos extraídos en Angola y los países cercanos, además de varias refinerías de petróleo que trabajan el crudo extraído en el país. Junto al gas natural, el petróleo es el principal recurso económico de Angola y la razón por la que hay tantas miras e intereses puestos en el país costero.

Compañías de petróleo en Angola. Fuente: Sonangol

La encargada de adjudicar y organizar las explotaciones petrolíferas en el país es la empresa estatal Sonangol, dependiente del Estado y, por ende, del MPLA. En Angola están ya presentes la mayoría de las principales compañías petrolíferas del mundo, algunas de ellas con unos activos similares al propio PIB angolano, como es el caso de Chevron Texaco, presente en Angola desde 1930 y prácticamente inmune a sus guerras y cambios de Gobierno.

El petróleo representa la mayor fuente de ingresos del país y el 98% de las exportaciones totales, pero solo el 0,5% de la fuerza de trabajo angolana está empleada en este sector. Por lo tanto, el encargado de que toda esta riqueza llegue a la población no es otro que el Estado, vía Sonangol. Sin embargo, la gestión de Sonangol por parte del MPLA dista mucho de ser la mejor; como muestra está la denuncia que Human Rights Watch realizó en 2011 en relación a 32.000 millones de dólares —un cuarto del PIB total del país— de propiedad pública cuyo rastro desapareció entre 2007 y 2010.  

Este dinero podría ayudar mucho al 70% de la población que vive con menos de dos euros al día, o a las ciudades que se quedan sin luz por la noche mientras se extrae el petróleo a pocos kilómetros, como es el caso de la norteña Soyo. Mientras tanto, compañías como BP basan en Angola los últimos crecimientos financieros que han experimentado y planean continuar expandiendo sus operaciones petrolíferas y de gas natural durante los próximos años.

La minería en Mozambique

Las inversiones extranjeras en Mozambique suponen aproximadamente el 70% del total de inversiones del país y la mayoría se centran en la minería y en la construcción. La minería en Mozambique es una de la más potentes de toda África, tanto por su variedad de productos como por la cantidad. Solo el carbón mineral y el aluminio suponen más de la mitad de la exportaciones totales en Mozambique, y eso teniendo en cuenta que la mayoría de proyectos están aún en fase de observación. Además, Mozambique cuenta con importantes reservas de minerales estratégicos, como uranio, níquel o cinc, y de minerales preciosos como rubíes —el mayor yacimiento del mundo—, diamantes, oro y plata.

Explotaciones mineras en Mozambique. Fuente: Ministerio de Recursos Minerales y Energía de Mozambique

Sin embargo, choca comprobar que las principales provincias mineras, al oeste y norte del país, son también las más pobres. La propiedad de estas explotaciones, autorizadas por el Ministerio de Recursos Minerales y Energía —bajo gestión del Frelimo—, está en manos de conglomerados con una ínfima participación mozambiqueña; la mayor parte de las compañías son de origen estadounidense, chino, japonés o surcoreano. Una de las consecuencias es la aparición de múltiples explotaciones ilegales con las que la población local intenta ser partícipe de la riqueza de su tierra, pero que en muchos casos acaba en trágicos accidentes causados por derrumbamientos de tierra y falta de medidas de seguridad básicas.

Para ampliar: “Mozambique, presa de su guerra detenida”, Blas Moreno en El Orden Mundial, 2016

La pesca en Cabo Verde

Cabo Verde es un pequeño archipiélago de diez islas que forma parte de la Macaronesia —junto con las islas Canarias, Madeira y las Azores— y que tiene aproximadamente un millón y medio de habitantes, de los cuales más de un millón han emigrado fuera. No dispone de grandes recursos económicos más allá del turismo y la pesca, que es la actividad principal del país y el medio de subsistencia más común de sus habitantes. La riqueza pesquera de sus aguas ha atraído siempre a las flotas pesqueras europeas, principalmente españolas y portuguesas, que no quisieron ver afectado su negocio tras la independencia de 1975. Por ello, los respectivos Gobiernos, tanto nacionales primero como a través de la UE después, han ido firmando diferentes tratados de pesca a lo largo de las últimas décadas que permitían a las flotas europeas faenar sin preocupaciones.

El problema está cuando echamos un ojo a las cantidades pactadas o a la capacidad pesquera de la flota europea frente a la caboverdiana. En el último tratado acordado por el PAICV en 2014, la UE quedó obligada a pagar 550.000 euros anuales a Cabo Verde, más 55 euros por tonelada, a cambio de que 74 navíos puedan pescar todo el año sin restricciones, una cantidad ridícula comparada con las ganancias de las compañías que operan en la zona. Un ejemplo es la española Calvo, principal exportadora del país —10,5 toneladas al año—, que factura más de 500 millones de euros al año. Esta empresa captura más del doble que todos los pescadores artesanales caboverdianos juntos, que protestan porque cada vez tienen que salir más lejos para encontrar peces, algo peligroso teniendo en cuenta el carácter precario de sus embarcaciones.

El papel de China

Más allá de la tradicional presencia europea, hay un país que ha irrumpido con mucha fuerza en la escena de los Palop: China. Principal importador de petróleo en Angola o de minería en Mozambique, donde más se ha notado su presencia es en la construcción de infraestructuras, que utiliza como moneda de cambio para favorecer su acceso a los preciados recursos naturales. Desde el palacio de gobierno de Cabo Verde —cuya puerta principal tiene la información en chino antes que en portugués— hasta el nuevo puente que unirá Maputo con la isla de Katembe, pasando por megacomplejos hoteleros destinados al turismo chino, las empresas chinas han conseguido la gran mayoría de las adjudicaciones para las obras más importantes en los Palop. Y no se queda ahí: en cualquier Palop ya no es extraño ver un ultramarinos chino, tiendas de alimentación y productos variados en las que el dependiente —chino— puede comunicarse en la lengua local —criollo en Cabo Verde y changana en Mozambigue—.

 

Fuente: Cartografía EOM

Aprovechando el vacío que han dejado países como Portugal y España, especialmente afectados por la crisis económica mundial y con sus propios problemas por atender, China se ha erigido como el principal socio económico de los Palop y está cada vez más integrada en su cultura.

Un potencial sin desarrollar

Como referentes de la lucha anticolonial y con un pasado con raíces fuertemente asentadas en las clases más oprimidas de los Palop, el MPLA, Frelimo y PAICG/PAICV contaban con una legitimidad prácticamente inagotable que solo se ha ido mermando recientemente y que ha sido aprovechada por sus nuevos —y corruptos— líderes para aplicar unas políticas que poco se parecen a las políticas sociales que se prometieron en su momento.

Los beneficios millonarios derivados de la explotación de sus recursos no han hecho progresar a estos países; no han desarrollado ninguna industria que dé valor añadido a sus productos y su economía sigue siendo de carácter primario. Mientras tanto, multitud de compañías extranjeras han aprovechado este inmovilismo para afianzar y expandir sus negocios y aumentar unas ganancias alejadas de la situación de pobreza y necesidad de la población afrolusófona, que desgraciadamente sigue igual que cuando estos partidos, sus supuestos salvadores, empezaron a gobernar. Su revolución se ha quedado estancada en ninguna parte y de su devenir dependerá el futuro de los países del África lusófona.

12 Dec 02:46

Hitting the A-Spot Feels so Good

by Zoe Ligon

When I was 19, I didn’t use my hands to masturbate. By then, I’d realized that what I needed was something longer and bigger. Something that would get at… whatever the heck was back there that I couldn’t reach. Instead, I went out and got myself a lengthy jelly dong. It was shiny, purple, and veiny.

The dildo was comically longer than I needed—at least nine inches in length and two inches in girth—but it would do. With lots of lube, I awkwardly mounted and tried to sit down on the dong, gently applying as much weight and pressure onto the base as possible. Suddenly, something new was accessed. It was like I’d discovered a new door in a house I’d lived in for a long, long time. It felt like some part of my vaginal canal expanded, unfurling to its full potential. At that point, I barely understood my clit, much less my cervix and vaginal canal, so it would be a long time before I ever heard a name for this place. But oh, it has a name: the anterior fornix, or the “A-spot.”

The A-Spot is a sensitive crevice located on the belly side of the cervix. It sits between the front vaginal wall and the ridges of the cervix. The cervix blocks the area from stimulation, which makes the zone feel extra sensitive. Penetration or even light touching of the cervix is uncomfortable for many women, but touching the anterior fornix can produce an immediate feeling of pleasure. In fact, if you have a cervix, you also have a posterior fornix! I enjoy the sensations both spots give me, but some people only like one or the other.

Unless you are directly looking for these areas, or you’re inserting something SO big that the canal expands and everything is being touched, it's very easy to let these spots go unnoticed. But as a vulva-owner who has always been a size queen, the A-spot is just as yummy to me as the G-spot… maybe even more yummy.

I emailed with my fellow educator Kate Sloan, who is also a sex journalist and A-spot enthusiast, about her first encounter with this satisfying spot. She discovered hers around the age of 19 after having had pleasureless penis-in-vagina (PIV) intercourse, much like myself. Sloan researched different techniques for making PIV more pleasurable, such as the Coital Alignment Technique, a method that suggests vertical penetration and thrusts to maximize clitoral stimulation. It was during this period that she discovered her A-spot.

“After many months of incorporating clitoral stimulation into intercourse and finding that it enabled my orgasms during PIV, I started to notice that things always felt especially good when my partner would thrust very deep. It clicked that this might be the anterior fornix I’d read about. After I figured that out, I started experimenting on my own with sex toys that could reach that spot, and doing a lot of reading about it.”

Sloan cites Dr. Chua Chee Ann’s research as the resource that shed more light on the area. Given that standard sex education barely manages to include the clit, and the “existence” of the area within the urethral sponge referred to as the G-spot is an ongoing debate, it’s no surprise that there has been very little coverage of the anterior and posterior fornices. Sloan speculates that this is because the person who “discovered” it is a non-white, non-American researcher.

Like Sloan, sex educator and pleasure coach Glamazon Tyomi discovered her A-spot while with a partner. “I began to realize how moist I would become in certain positions when my partner was deep. The increase in wetness would also come with a warm, calming, euphoric feeling across my body, and I noticed that it would happen with deep penetration near my cervix... I knew this wasn't something that was commonly experienced or discussed, so I began to do research.”

Tyomi finds the discourse surrounding the A-spot to be lacking. “There are several erogenous zones within the vagina that have been documented in ancient texts rooted in Eastern philosophy… But because no one is talking about it, the search for it is uncommon. Sex educators stay away from the subject because there isn't much printed literature backed by science or research for them to draw from. But we know it exists.”

Because the G-spot is only a few inches in front of the A-spot on the belly side, you can easily be confused if you don’t understand the differences between them. If you have a vaginal canal, the sensations of each area are generally considered pleasurable, but distinct. “Positions that shorten the vagina (legs brought closer to the abdomen or chest) can help penetrating partners find the spot more easily,” Tyomi suggests. “I also recommend "planking" position as a way to locate the spot easily.”

As with all sex thangs, it’s really important to communicate what does and doesn’t feel good. “I’ve had partners think it was my G-spot, even after I kept telling them ‘Deeper, please!’ repeatedly during our interaction,” Sloan notes. “I’ve even had partners hear me explain that it’s my A-spot and respond, ‘Are you sure you don’t just have an unusually deep G-spot?’ As someone who plays with both spots regularly, I’m very aware of the different sensations they each produce in me. I can definitely tell the difference.”

So how does one go about stimulating their A-spot? Sloan recommends using the world’s most versatile sex toy: hands! “Fingers can provide the deliberate pressure and steady rhythm that my A-spot likes... I also find it ridiculously hot on a psychological level when a partner fingerbangs me to orgasm this way. It displays a mastery of my body that I find incredibly hot.”

Noting that over 75 percent of vulvas don’t reach orgasm from penetration alone, Tyomi says that folks are not likely to achieve orgasm solely from the A-spot. “Those of us that have experienced this type of stimulation enjoy it because of the wave of orgasms it [helps produce] and the increased moisture. Our partners love the feeling of our vaginas becoming wetter and tighter, quivering with pleasure… the slippery texture of the A-spot feels good to rub up against.” The sensation is significantly more delicious when paired with clitoral stimulation, so definitely consider stimulating the clit in tandem.

Toys with curved ends, like the Abby G, are really good at nestling in there and getting at the A-spot, too. And if you love size, you can try a broad, thick toy to internally expand every bit of the canal and access the anterior and posterior fornices simultaneously.

The author with the njoy Eleven toy

But if you are trying to achieve A-spot stimulation with a flesh cock or a strap-on, it can be less intuitive. “While positioned deep inside, search for the 'slippery' spot on the front wall... almost immediately the vagina will become moist and euphoria sets in ushering relaxation and arousal,” Tyomi recommends. “The penetrating partner may have to shift a little to the right or to the left, or even shift their partner's legs to one side or the other to access the spot more easily. Patience is key.”

You might also know about the A-spot and dislike the sensations, just like not all vulva owners lurve G-spot stimulation. “I know a lot of people who like it, and I also know a lot of people who’ve tried it and have felt 'meh' about it,” Sloan remarks. “I think, like anything else, it works for some people and not for others.” It’s also important to not JAM a cock/toy/fingers into the back of the vaginal canal and think it will lead to orgasmic goodness. “Fucking someone ‘too deep’ can be painful or uncomfortable, because of the cervix,” Sloan adds. “You probably shouldn’t fuck someone deeply and forcefully unless you know they like that.”

But if you’re like me, and get the tingles just envisioning what this sensitive area feels like, chances are you will love to explore all the magical things it can offer alone or with a partner. “A-spot stimulation is the technique that facilitates simultaneous climax from both partners,” Tyomi advises for folks looking to align their orgasmic energies. “Want to come together? Stroke that A-spot.”

Follow Zoë on Twitter.

12 Dec 02:43

Four Women on Their Real-Life Relationships with a 'Cat Person'

by Ruth Faj

This article originally appeared on VICE UK.

If you're a sexually active young woman, chances are you've had sex with someone for no other reason than just feeling like you should. You weren't particularly enthused about it, nor were you vehemently opposed to the idea—it wasn't nonconsensual, but you only really consented out of a sense of obligation, or guilt, or even duty.

After "Cat Person"Kristen Roupenian's short story for The New Yorker—went viral over the weekend, it was praised for putting into words the thoughts and feelings many young women have had while navigating the world of dating, and the world in general. Hundreds of women tweeted about how the story perfectly illustrates how many of us can be prone to putting others' needs and feelings before our own—that we work "extremely hard to keep everyone around [us] happy," as Roupenian observed in a follow-up Q&A about her story.

Tied directly to this is the recognizable fact that many of us have consented to undesired sex simply because we felt like it would be rude or hurtful to do otherwise—as is the case with the story's protagonist, Margot. Also intensely relatable are Margot's observations about this kind of sex: that, unsurprisingly, it's absolutely terrible.

I spoke to four young women about their real-life experiences with "cat people."


Watch: Mobile Love Industry


Daphne, 27

When I was 19, at college, I was doing what they call "living my best life." After my first year exams, I invited this guy from back home I'd been flirting with to come down to visit my college accommodation. He was older—31, if my memory serves me correctly. He wasn't my "type"—he was sort of on the short side, and he was a little fluffy, but he had a really handsome face. He was a father, but he owned his own barber's, so on one hand I didn't see anything serious happening with a man with children, but on the other he seemed to have his life together.

Anyway, he came down, we Netflix-and-chilled before Netflix existed, and then he put the moves on me. I was going with the flow, and then I changed my mind, mid-third base. It felt a little rude to tell him I wasn’t in the mood any longer, so I just let him thrust himself inside of me.

I just laid there, thinking about when to call my dad to drive down to collect me and my things for the summer holidays.

Amy, 26

Sex with my man is shit. He's older, so you'd think he would be experienced in how to pleasure a woman. He doesn't do foreplay. I know, I know—"Why am I with him?" I'm too young for awful sex. But I'm prioritizing being with someone responsible with a good job and good prospects. Often, I don’t want to sleep with him, but girlfriend duties call. I can teach him what I like down the line. I'm going to have to: Seven years of bad sex isn't my portion.

"Can the male ego take being told they aren’t good at pleasing women? I don’t think so."

Vanessa, 21

Last year I got matched with a tall glass of sexy on Tinder. We flirted and bantered on there, and then it moved to WhatsApp. We decided to first meet up in public, of course. We went for drinks in a local bar. When we met it was just like it was via texts: no awkwardness. It was easy. So sleeping with him on the first date didn't feel like a stretch.

Usually I'd say to my girls they were being lame if they ever said "it feels like I've known him ages," but that's honestly how it felt. He asked if I wanted to go back to his place, and I obliged. You don't get connections like that all the time. At his place is where we first kissed, and that lip-sucking, Hoover experience should have been my cue to leave. It's up there with the worst kiss ever. Actually, no, that was the worst kiss ever. My first one, at my seventh grade school disco, wasn't even this bad.

I proper felt compelled to sleep with him. I know I have autonomy over my body—pussy power and all that—but I felt like after all the drinks and agreeing to go back to his that I had to. Let's just say that it was bad—more than bad. I was heaving as he moved on top of me. If he lacked rhythm kissing me, of course he’d be rhythmless between the sheets. How could someone so good looking be that clueless in bed?

Rita, 18

A couple of months ago, I decided to let a college fuck buddy give me head. It was my first time doing that with a guy, and it was trash. The experience with my fuck buddy, one, put me off oral for the foreseeable future, and, two, caused me to end things with him. Every time I see him around campus I see the image of his clueless face looking up at me to see if he was doing a good job. I just had to smile nervously. I wanted to tell him to stop, but it just seemed pointless, so I endured and, finally, faked an orgasm.

Can the male ego take being told it isn't good at pleasing women? I don’t think so. If I'd told him, next thing you know my name would’ve been all over the college. I just kept it moving.

Follow Ruth Faj on Twitter.

10 Dec 16:14

It’s beginning to look a lot like fuck this.

by dr_wrebagzhoe







10 Dec 02:20

El artista que convierte a las abuelas gallegas en superheroínas de 15 metros

by Paula Cantó

Hay señoras del rural gallego que llegan a medir 15 metros. Algunas son capaces de cargar con piedras a la espalda que son más grandes que ellas y otras pueden lanzar rayos por los ojos mientras hacen levitar una patata. Son las enormes abuelas gallegas que se alzan en forma de mural como testimonio pictórico del trabajo que, aun con su avanzada edad, siguen desempeñando. ‘Fenómenos do rural’ es la serie de cuadros y murales que el artista gallego Joseba Muruzábal ha realizado durante un año, en una mezcla que nada “entre el cómic de superhéroes y un rural feminizado”.

“Es un hecho que el minifundio gallego es cosa de mujeres y esto es determinante para que desarrollen una mentalidad de trabajo y una fuerza para ejecutarlo fuera de lo normal”, explica Muruzábal a El Confidencial. En esto reside el motivo de su obra: “quería dar testimonio de una realidad de una forma divertida y exagerada”. Y enfatiza en el tema, en que la mujer rural no deja de trabajar, en que no se jubila de la azada y de la hoz porque su vida acostumbrada al trabajo no lo permite. “Nuestro rural está lleno de sexagenarias, septuagenarias y octogenarias con una energía y una fuerza fuera de lo normal”, asegura. Él las ha conocido de primera mano e inmortalizado en sus murales.

'A greleira de 50 pes' (Joseba Muruzábal)

El cuadro que inauguró la serie muestra una señora pelando una patata en el aire como si tuviera telequinesis, el bautizado como ‘Preparando o cocido’. Surgió de la mirada acostumbrada de Muruzábal a un poder digno de un Jedi, cuando el artista pintaba una versión cárnica de ‘Star Wars’ con hamburguesas haciendo de planetas, naves como botes de Ketchup y un Joda haciendo levitar unas patatas fritas. “Las meigas nunca existieron, siempre fueron Jedis”, dice en referencia a las hechiceras de las leyendas gallegas. Aquel primer cuadro fue el que le hizo fijarse en el arcén de las carreteras de Galicia, donde, asegura, siempre hay una mujer en mandilón haciendo algo, cargada con carretillas y sacos.

'Preparando o cocido' (Joseba Muruzábal)

“En una ocasión vi a una mujer de cierta edad, con la cara llena de arrugas, cortando la hierba con una guadaña en un campo más vertical que horizontal. Me pareció un trabajo a la medida de un campeón de triatlón”, escribe. En uno de sus cuadros, ‘Equilibrio na horta’, también refleja esta escena. Su obra cuenta además con un curiso caso real como base: la apodada Spiderman gallega. Ana, procedente de A Coruña, apareció en los informativos cuando sus vecinos notaron que, a sus 65 años de edad, salía a la cornisa a limpiar las ventanas de su cuarto piso con bata y sin arnés.

'Equilibrio na horta' (Joseba Muruzábal)

“Son de una generación que dependía de estos trabajos extra para poder sobrevivir. En Galicia, por su carácter rural y costero, la mujer aportó siempre a la economía familiar una ayuda imprescindible”, explica Muruzábal, que destaca la feminización del mundo rural gallego. Él ha conversado con sus modelos, escuchando su vida y sus historias. “El hecho de desempeñar un trabajo tan dependiente como es la huerta o el cuidado de animales, hacen que el ritmo de la vida laboral de estas mujeres sea constante, regular y para toda la vida, sin vacaciones ni jubilación. Son muchas las mujeres que al sentirse impedidas después de una caída no son capaces de recuperar su ritmo de vida, entran en depresión o simplemente se dejan morir.”

Sus pinturas conforman una metáfora de esta realidad. “La tradicional meiga gallega se convierte a los ojos de los más jóvenes en una mujer con poderes, una Jedi o una mutante de 'X-Men'”. Porque aunque Galicia es una tierra que siempre ha estado ligada a la magia y a la brujería, ahora, explica, los referentes han cambiado. Por eso sus obras beben del cómic y de la ciencia ficción. “Mis superheroínas se diferencian del resto héroes por su traje, único y exclusivo de los mercadillos gallegos, el mandil a cuadros. Ya es un elemento iconográfico de nuestra tierra".

'A muller macroondas' (Joseba Muruzábal)

Muruzábal se organiza antes de pintar sus enormes murales en fachadas de edificios. Lo primero es la idea, pensar el superpoder adecuado para la modelo. Después, elegir el sitio, donde dibuja una cuadrícula para guiarse antes de subirse a pintar. En poco más de un año ha pintado siete murales de esta misma serie, cinco de ellos basados en las abuelas de amigos suyos. Casi todas sus obras están pintadas en pueblos gallegos donde se han realizado festivales de arte urbano. “Sokram, uno de los creadores del festival Desordes Creativas, me invitó a pintar a Ordes y ahí empezó todo”, relata. Sus organizadores lo son también del Rexenera Fest en Carballo, el Compostela Contemporánea o el Cromático Mural Fest, en Cambre, de donde es natural Muruzábal. “A ellos les debo estar pintando en las grúas”.

'A muller acróbata, A Cortesa de Cambre' (Joseba Muruzábal)

En todos sus murales, las súperabuelas aparecen enormes y con una fuerza sobrehumana que les permite cargar con pesadas piedras o realizar equilibrismos portando cómodamente una bombona de butano bajo el brazo. Como ‘A Cortesa de Cambre: A muller acróbata’, el mural inspirado por Luisa, “conocida en el pueblo como la Cortera, fundadora de la coral de Cambre y dueña del bar O Novo hasta su jubilación”, explica Muruzábal. “Lo que fue su bar, ahora es el salón de su casa, hay estanterías con botellas de las que ya no encuentras y lo que más me llamó la atención: un patio con gallinas y ocho bombonas de butano”, escribe el artista en la descripción de su mural. “Por esta abundancia de naranja la subí feliz a una bombona, cargando otra, y bajando por la cuesta de su casa.”

Carmen y Joseba posando junto al mural 'Carmen a da depuradora, Lady Falcon' (Joseba Muruzábal)

La mujer que atisba desde la depuradora con unos prismáticos es Carmen, ‘Lady Falcon’. “95 años de buen humor”, escribe Muruzábal en su Facebook junto a la imagen del mural pintado en As Pontes. “En un principio me parecía un poco mayor para hacer la idea que tenía pensada, pero la carismática modelo me convenció de lo contrario al minuto”, confiesa. Cuando Carmen era joven, su marido Edmundo fue contratado para el mantenimiento de la depuradora. Entonces, los trabajadores tenían derecho a la casa adosada a su lugar de trabajo. Una casa en condiciones que fue la alegría de Carmen durante muchos años. “La casa no era suya y ahora se disgusta mirando el abandono de lo que fue su hogar desde la ventana de su salón”, escribe el autor de la obra. “A pesar del cambio, siguió trabajando en la huerta. Ahora vive sola, en un piso enfrente de la depuradora.”

Muruzábal pintando 'Fina a de Carballo, a muller Nitromón' (Joseba Muruzábal)

Joseba Muruzábal lleva desde los 18 años decorando comercios y montó la academia de pintura Veladuras en Santiago. Antes de ‘Fenómenos do rural’, ya había hecho murales pero siempre con una finalidad decorativa. Sobre su serie de abuelas superheroicas, Muruzábal insiste: “Mi intención en un principio no es reivindicar porque ya es una realidad que todos los gallegos conocemos”. Lo que desea, en cambio, es homenajearlas. Con una bombona de butano en lugar de un Mjolnir y, en lugar de una capa roja, su inconfundible mandil de cuadros.

10 Dec 02:01

Ian Morris: "Las guerras nos han hecho más ricos, más seguros y más pacíficos"

by Daniel Arjona

Treinta mil caledonios armados escucharon aquel amanecer a su comandante Calgaco en el monte Graupio, allí donde las tierras altas se deslizan hacia el frío mar del Norte: "¡Escuchadme! Vivimos en los confines del mundo. Somos los últimos hombres libres sobre la faz de la Tierra. Los romanos roban, matan y violan y a eso lo llaman gobierno! ¡Es mentira! ¡Convierten cuanto pisan en tierra baldía y lo llaman paz!". Unas horas después aquellas palabras se habían perdido entre el estruendo de las espadas. Las legiones romanas de Agrícola reinaban sin apenas pérdidas en un campo de batalla sembrado con más de 10.000 cadáveres caledonios, uno de ellos probablemente Calgaco. El resto había huido. Táctito, que se casaría con la hija de Agrícola escribe: "un terrible silencio se había posado en todas partes. Las colinas estaban desiertas, las casas humeaban en la distancia y nuestros exploradores no encontraban a nadie". Parecía cumplirse así el fúnebre vaticinio de Calgaco.

Y, sin embargo, cuando las tropas romanas se retiraban a sus cuarteles de invierno y recorrían territorios conquistados hacía décadas "veían campos bien labrados, pueblos hirviendo de actividad y comerciantes ansiosos por venderles sus productos. Los granjeros prósperos bebían vinos procedentes de la capital en finas copas importadas y los antiguos salvajes guerreros britanos habían intercambiado sus fuertes por lujosas villas. Llevaban togas que ocultaban sus tatuajes y enviaban a sus hijos a clases de latín". Una historia que, según defiende Ian Morris en 'Guerra, ¿para qué sirve?' (Ático de los Libros), nos ofrece un estupendo y lúgubre resumen del problema que su último libro trata de resolver.

Ian Morris (Stoke-on-Trent, Reino Unido, 1960) es uno de los más imaginativos, osados y divertidos historiadores actuales. Se doctoró en Cambridge y hoy imparte clases de Arqueología y Cultura Clásica en Stanford. Su gran libro hasta la fecha regresaba a la gran pregunta de la historiografía actual con un puñado impagable de nuevas ideas. El título es claro: '¿Por qué manda Occidente...por ahora?' (Ático, 2014). El último se ocupa ahora de la guerra para elaborar un políticamente muy incorrecto elogio del secular hábito de matarnos entre nosotros. Y lo hace cargado de historias, de batallas, de estrategias militares que nacen, vencen y son sustituidas por otras más eficaces, de excursos a la biología evolutiva o la geopolítica de bloques. La tesis puede resumirse así: la guerra que llama "productiva" genera estados más grandes y prósperos con menor propensión a la violencia. La propuesta exige más de una, y de cien, explicaciones, matizaciones, adendas... Procedamos.

'Guerra ¿para qué sirve?' (Ático de los Libros)

PREGUNTA. Hace unos años algunos pensadores propusieron que la violencia se ha reducido drásticamente en el mundo. Sufrieron por ello numerosas críticas, especialmente una en concreto: defendían el orden existente. Y ahora usted dice no solo que la violencia declina sino que la guerra "es buena", gracias a la guerra, la paz ha ganado. ¿Qué es lo peor que le llamaron cuando salió el libro en EE.UU?

RESPUESTA. Bueno, creo que tuve bastante suerte. La mayor parte de las objeciones que recibió el libro señalaron que había sido demasiado generoso con la raza humana. En 'Guerra' afirmo que los conflictos se han reducido gracias al avance de la civilización, mientras que algunos aducen que se debe solamente al poder disuasorio de las armas nucleares y que me he quedado muy corto en mi proyección (desafortunadamente, quizá tendremos ocasión de verlo si la escalada entre Corea del Norte y Estados Unidos no se desactiva). El hecho es que yo no defiendo el orden existente, ni soy un defensor del imperialismo. Solo describo la manera en que hemos llegado a nuestro presente, y si puede parecer que me centro excesivamente en la guerra como única causa del avance de las civilizaciones, es porque lo fue, al menos hasta el siglo XX. De hecho, explico al inicio que fue escribiendo 'Por qué manda Occidente... por ahora', mi anterior libro, cuando me di cuenta de que gran parte de la historia de Occidente se centraba en la historia de los conflictos. Eso fue lo que me llevó a analizar la guerra tan exhaustivamente.

P. Afirma que la idea actual de la guerra es un mito construido sobre dos pilares: nuestra incapacidad para pensar a largo plazo y nuestra moral civilizada. Me gustaría separar aquí la opinión experta (la de los historiadores, científicos, etc.) de la llamada "opinión popular". A fin de cuentas, las ficciones son útiles... ¿No es mejor que la gente deteste la guerra aunque se equivoque?

R. Desde luego, y la ironía es que la "opinión popular" de que la guerra es mala es una consecuencia directa de… la guerra. Las sociedades resultantes después de un conflicto (el ejemplo clásico sería el imperio romano, que 'devoró' numerosos grupos integrándolos en la 'pax romana') son más pacíficas, más ricas y seguras, y progresivamente sus habitantes aprenden a apreciar la paz que proporciona el Leviatán que los ha integrado, aunque sea de manera forzosa. De hecho, mi aproximación al tema del libro también empezó con esa 'opinión popular', como usted dice: soy de una época que tachó la guerra de Vietnam como una abominación, y fue al profundizar en el análisis cuando descubrí la pauta de las guerras productivas (y de las contraproducentes) que ha caracterizado la historia de la humanidad. Eso no está en contradicción con un mensaje pacifista, no después de la irrupción de las armas nucleares y de hidrógeno, porque desde hace unos años somos la única civilización que ha desarrollado la capacidad de autodestruirnos en un colapso global. Por eso es tan importante entender las raíces que nos han hecho como somos: para evitar nuestra propia aniquilación.

Ian Morris.

P. Reagan dijo una vez, bromeando, que "las diez palabras más terroríficas de la lengua inglesa son 'Buenos días, soy del gobierno y estoy aquí para ayudar'" pero en realidad, según usted, son más bien "Buenos días, no hay gobierno y estoy aquí para matarte". Defiende que la guerra crea estados más grandes y fuertes donde la gente "se mata menos". ¿El anarcocapitalismo de Ayn Randt y compañía solo es otro "romanticismo"?

R. Mis libros son estudios basados en la historia, la antropología, la biología… Disciplinas, en resumen, vinculadas al análisis de los datos, de los indicios y las pruebas de que disponemos. No son análisis de la ideología actual o pasada de los grupos humanos, aunque naturalmente la historia de las ideas aparece porque es una de las herramientas con la que el ser humano ha tratado de organizarse socialmente. La realidad es que los Leviatanes organizan la sociedad mejor y más eficientemente que las bandas de cazadores-recolectores, que solamente se preocupan por explotar los recursos de una zona y luego proceden a desplazarse a otra. En ese sentido, ser víctima de una guerra contraproducente (la que solamente busca explotar un territorio, como por ejemplo lo que Bélgica hizo en el Congo) es mucho peor que ser víctima de una guerra productiva (y terminar asimilado en el rico imperio romano, con la oportunidad de participar de esa riqueza y de esa paz).

P. Usted parece apostar por una combinación razonable de estado y mercado.

R. Soy un historiador, y como tal no tengo un posicionamiento ideológico previo. Creo que los dos sistemas dejados a su libre albedrío, capitalismo y socialismo, tienen graves deficiencias: ya fuimos testigos de la deriva del comunismo durante el siglo XX, y esta semana hemos asistido a una votación en el Senado de Estados Unidos que generará muchos problemas a corto y largo plazo, y que es una consecuencia directa del impacto del capitalismo en la política.

P. En 1415 Europa se sumerge en una guerra eterna y, gracias a ella, conquista el mundo. Una guerra "horrenda" pero, 500 años después, en 1914, el mundo es más seguro y próspero de lo que nunca lo fue. Y Europa lo logró, argumenta usted, gracias a una revolución militar que no empezó sin embargo aquí. Frente al estereotipo asiático… ¿los europeos hemos "copiado" mejor que nadie?

R. En 'Por qué manda Occidente… por ahora' analicé en detalle esta competencia permanente entre Oriente y Occidente, y cómo en los momentos clave en que Asia pudo haber tomado la delantera no lo hizo, o no logró superar el techo del índice de desarrollo social que podría haber llevado su sociedad a otro nivel. Sí que podríamos formularlo así: numerosas invenciones, particularmente bélicas pero también agrícolas, originadas en China son las que llevan a Occidente, y en concreto a distintas zonas de Europa occidental, a sus particulares revoluciones (militares, industriales y sociales).

P. En ‘El hombre que pudo reinar' Daniel Dravot y Peachey Carnehan conquistan ellos solos toda una región de Afganistán y de pronto la paz reina en aquel lugar. Usted escribe que la realidad del imperialismo fue muy parecida a la del relato de Kipling. Pero ¿de qué le servía a un afgano explotado y asesinado? Quiero decir… ¿cómo podemos obviar el sufrimiento individual presente y real en aras de un hipotético y futuro bienestar colectivo?

R. Es lo mismo que le sucede a Calgaco, después de la batalla en el Monte Graupio frente al general Agrícola, y que Tácito describe con su minucioso estilo. Desde luego que a los individuos implicados en esas terribles conquistas mi teoría no les sirve de mucho… Generalmente las pautas de la historia son útiles para conocernos mejor y para tratar de proyectar con el mayor acierto posible lo que sucederá en el futuro. Lo mismo sucede con las víctimas de la explotación de los recursos en África o en América, a los más de quince millones de muertos después de la Primera Guerra Mundial, y los cincuenta y cien millones que perdieron su vida entre 1939 y 1945. No hay espacio para el sufrimiento individual cuando hablamos de los grandes conflictos de la historia. Pero si logramos dar el paso atrás, y contemplar la historia como una sucesión de eventos dinámicos, de movimientos y reacciones, sí veremos que en el imperio romano, la tasa por muerte violenta era mucho menor que antes, y eso también lo confirma la arqueología, con la disminución de construcciones defensivas y el crecimiento de redes comerciales, que nunca pueden progresar si no es en un contexto de paz.

P. Tras la publicación de ‘La paz perpetua’, de Kant, en 1795, Europa se sume en las guerras napoleónicas. Tras la publicación de 'La gran ilusión', de Norman Angell, en 1910, estalla la Primera Guerra Mundial. Justo el mismo año de la publicación de 'El proceso de civilización', de Norberto Elias, en 1939, empezó la Segunda Guerra Mundial. ¿No teme Ian Morris que después de la publicación de 'Guerra', Trump aprete un botón y Corea, Japón, y tal vez California desaparezcan del mapa?

R. ¡Espero que no! En los últimos capítulos de 'Guerra' analizo los peligros de que no contemos con un "policía global" como había sido Inglaterra durante el imperio británico, o Estados Unidos durante buena parte del siglo XX. El hecho de dejar ese puesto vacío posibilita el incremento del clima de violencia al que estamos asistiendo, y hace que los bandidos modernos ejercen su violencia sin cortapisas. Es una situación extremadamente peligrosa.

P. Los llamados nuevos optimistas como Steven Pinker, Matt Ridley o usted mismo afirman que pronto acabaremos con la guerra, el hambre o la pobreza, y lo dicen desde un punto de vista "científico". Pero otros pesimistas ilustres como John Gray o David Rieff señalan, sin embargo, que es muy poco científico obviar la naturaleza violenta de nuestra especie. No somos bonobos hipies sino violentos y posesivos chimpancés...

R. Me alegra que me considere un optimista, pero como ya advierto en las últimas páginas del libro, somos la única civilización que se ha dotado de la capacidad de aniquilarse en un colapso global. Armas nucleares y bombas de hidrógeno, el cambio climático, epidemias, conflictos migratorios de alcance global y hambrunas se combinan en una maquinaria de relojería infernal que puede empujarnos a desaparecer, si no tomamos medidas.

P. Usted mismo relata al principio del libro que está vivo (estamos vivos) de milagro, gracias a la inteligencia y serenidad de un solo hombre: Petrov. Si los físicos tienen razón y vivimos en un multiverso con muchas realidades "alternativas", ¿no es posible que en todas ellas la humanidad se haya aniquilado a sí misma… menos en la nuestra? ¿El progreso es progreso o solo es azar?

R. Me gustó mucho poder homenajear a Petrov en mi libro, y especialmente después de que su fallecimiento este año hiciera que su heroísmo en 1983 fuera más conocido por el público. No puedo contestarle acerca de los multiversos (no soy un físico) pero sí creo que el progreso es real y no se debe al azar. Lo que fue esencialmente distinto en el caso de la decisión de Petrov fueron las armas nucleares, y eso es lo que ha cambiado el juego, por así decirlo. Antes, cuando los Leviatanes daban lugar a nuevas sociedades más grandes y seguras, y de ahí pasaban a ser civilizaciones e imperios, cuando por los motivos que fuera estas se degradaban, su caída y colapso solamente afectaba a los habitantes de esa sociedad. No se trataba de un fenómeno global, aunque fuera doloroso para sus miembros, por supuesto. Pero la magnitud de la evolución bélica ha dado un salto gigantesco con la bomba de hidrógeno y con la bomba nuclear. Por primera vez en la historia, una sola bomba podría eliminar todo un continente. Por eso la decisión de Petrov nos salvó a todos, a toda la humanidad. Por eso fue tan importante. Y he escrito este libro porque hasta ahora, la guerra ha sido un factor de creación de civilizaciones… pero desde hace unos años, los conflictos son globales (no por el impacto que tienen en otras áreas: desde Siria los flujos migratorios afectan a Europa y eso desequilibra al continente, crea descontento entre la población que no quiere compartir su riqueza con los recién llegados, pero no amenaza su existencia futura). Son globales porque las armas nucleares tienen consecuencias globales, porque el cambio climático dará lugar a carestías de agua y de cosechas, que provocarán hambrunas globales, epidemias, y otras consecuencias que tendrán un impacto global. Es decir, nos encontramos por primera vez en la historia en una situación en la que el azar (un conflicto nuclear entre Corea del Norte y Estados Unidos) podría significar nuestra eliminación como especie.

P. ¿Por qué nadie imaginó una victoria de Trump? ¿O del Brexit? ¿Por qué nuevos movimientos autoritarios, nacionalismos, etc., surgen de pronto por todas partes si el mundo es tan próspero? ¿No será esa prosperidad una "peligrosa ilusión" que nos impida "detectar a tiempo amenazas muy reales"?

R. Los historiadores tenemos la responsabilidad de estudiar el pasado para tratar de entender nuestro presente y, tal vez, proyectar lo que sucederá en el futuro, pero eso no significa que poseamos una bola de cristal… Si bien la victoria de Trump o el Brexit son dolorosísimas (hablo como un británico residente en Estados Unidos), también son expresiones de la incapacidad de la clase política de vehicular el descontento de la población con la globalización económica. Es un hecho que si bien nos encontramos en uno de los momentos de mayor riqueza agregada en la sociedad occidental, la percepción de algunas capas de la sociedad respecto a los cambios que han experimentado ha sido negativa, y sus votos han expresado esa percepción. En algunos casos, va más allá de una percepción, y se trata no solo de un temor anticipado a perder sus privilegios sino de una constatación efectiva de la pérdida de poder adquisitivo. Son los perdederos de la globalización, y por mucho que globalmente la sociedad norteamericana sea más rica que en ningún otro momento de la historia, no están contentos. En ese sentido, no podemos hablar de ninguna "ilusión", sino de ciudadanos que no encuentran ninguna otra vía para expresarse excepto votar por opciones radicales y populistas, como en el caso de Trump o Farage. En tiempos de incertidumbre, los líderes populistas son los que afirman que solucionar problemas complejos es fácil, y se hace construyendo muros, contratando más policías o cerrando fronteras. Eso sí es una "peligrosa ilusión".

09 Dec 01:33

Why Do Couples Speak to Each Other in Baby Speak?

by Sirin Kale

Ask-Hole is a regular column in which Broadly investigates questions you probably already knew the answers to, but we didn't, so here it is. Do you have a question about honestly anything at all? Drop us an email at broadly.editor@vice.com.

If there’s anything more heinous than a couple in love, it’s a couple using baby speak—which is why my boyfriend calls me a stupid bitch, and I love him for it. But why do couples persist in talking to each other like morons? And is the only proper term of affection for your significant other “Mother”, as favored by Vice-President Pence?

Most experts agree that baby talk between adult couples in romantic relationships has a bonding effect. At a fundamental level, calling your boyfriend “babe” or, more horrifyingly, “snugglepuffs” is a way of solidifying your mutual attachment.

Why? Blame your mom.

“Baby talk is used really extensively, including cross-culturally, by mothers around the world,” explains Florida State University neuroanthropologist Professor Dean Falk. She’s the author of Finding Our Tongues: Mothers, Infants, and the Origins of Language, and a specialist in the origins of human language development.

Read more: How to Bio-Hack Your Brain to Have Sex Without Getting Emotionally Attached

“It exists for language acquisition in infants, and it also expresses love and facilitates bonding between the mother and the infant,” she says, explaining that studies show that infants love baby talk—especially when it comes from their mother.

When it comes to adult bonding, Falk believes that similar principles apply. “My hypothesis is an extremely simple one,” she says. “Couples, speaking this way, harken back to their own experience when they were infants and to their first love, their mother.”

Linguistic experts agree that baby talk plays a role in bonding. However, they're also interested in examining the specific terms of endearment couples tend to use. “Commonly, when babies begin acquiring language, they use the vowel ‘a’, and consonants like ‘p’, ‘b’, and ‘m’ because they are bilabial [a sound caused by the closure or near closure of the lips] and the easiest to pronounce,” says Professor Frank Nuessel of the University of Louisville. As a result, words like “baby”, “baby doll”, “sweetie”, and “buttercup” are common in adult baby talk.

For Nuessel, baby talk isn’t just about bonding—it’s about providing adults with a space to express themselves, free of the stultifying conventions of normal human conversation. “One reason is to initiate a role-playing scenario so that both participants can feel free to express their thoughts and feelings in a comfortable framework,” he explains. “It allows both people a certain freedom from the normal constraints of adult roles.”

Adult life can be oppressive and exhausting—particularly when you factor in the amount of emotional energy that’s expended maintaining the illusion of being a fully-functioning adult, rather than a child playing make-believe. That's where baby talk comes in, explains psychotherapist Dr. Nan Wise.

For More Stories Like This, Sign Up for Our Newsletter

“There are seven basic emotional systems that all animals have—it’s how we’ve been evolutionarily wired,” says Dr. Wise. These systems—including rage, fear, care, and play—may even form part of the neurological infrastructure of the brain.

Wise argues that the need for baby talk taps into our inbuilt play systems. “When we’re young, all animals learn by play,” she explains. “These social connections are critical for wellbeing. So using baby talk to each other is a way of facilitating these innate bonding systems of play, and care.”

Of course, if you’re looking for a way to unwind from the cares of the world and de-stress, why not engage in the ultimate act of adult play—sex—and leave the baby talk to the kids?

09 Dec 00:29

Laberinto del Fauno

by Garciuh

Image result for Nymphs and Satyr

Image result for Erotic Scene with Faun and Nymph

Related image

Image result for Nymphs and Satyr

Related image

Related image

Image result for Nymphs and Satyr

Image result for Nymphs and Satyr

Related image

Image result for Nymphs and Satyr

Image result for Nymphs and Satyr

Related image

Image result for Nymphs and Satyr

Image result for Nymphs and Satyr

Related image

Image result for agostino carracci

13- EROS KALOS - SATYRS AND MAENARDS

Image result for venus in arcady

fuckyeahsexanddeath:
“ Vintage Erotica Lithograph Satyr & Damsel II
”

 

 

 

08 Dec 20:10

The Strip Club from 'The Sopranos' Is Closing for Alleged Criminal Activity

by River Donaghey

New Jersey is putting an end to the Bing. The state has ordered the Satin Dolls club—the real-life location of Tony Sopranos's fictional Bada Bing! strip club—to close up shop this month because of "continued violation of state laws," USA Today reports.

According to a statement from New Jersey attorney general Christopher Porrino, the go-go bar's owners have been under investigation for the past six years for allegedly "[failing] to account for large amounts of cash flowing in and out of the businesses." And, in a very Sopranos move, Porrino claims that one of the owners, Anthony Cardinalle—a convicted racketeer with ties to organized crime—has also been illegally running the place despite being banned from doing so.

Now, Satin Dolls and another Cardinalle-owned club in Secaucus must end their live dancing by December 17 and either sell or trade their liquor licenses by early next year.

"The Cardinalles may have wanted to keep the business in the family, but that’s not how it works. Their continued flouting of alcoholic beverage control laws cannot and will not be tolerated," Porrino said in the statement.

"Illegal activity was glorified at the Bada Bing in the fictional world of Tony Soprano, but it has no place in modern-day New Jersey," he continued. "It’s time to shut it down."

Satin Dolls has been a go-to destination for fans of The Sopranos in the years since the show went off the air in 2007, and when Sopranos star James Gandolfini passed away in 2013, the club put together a makeshift shrine to the actor. It was the site of some of the HBO show's most memorable moments, like when Chris drunkenly threatened Tony with a gun or that time Ralph went a little overboard with his love for the movie Gladiator.

The Route 17 club still has a week or so to go before it has to end its operations, so if you hurry you'll still have a chance to go pose for a nice photo at the Bing pretending to hit your friend in the head with a phone or something.

08 Dec 20:10

This YouTuber Cemented His Head Inside a Microwave and Almost Died

by Drew Schwartz

Sometimes YouTube can be a wonderful place, shimmering with visual gems like that video of a dad who accidentally pointed a GoPro the wrong way for a whole vacation, or whatever this is. But often it's a hellscape—a place where PewDiePie makes millions playing video games, assholes play sadistic pranks on people, and child stars vlog themselves into ruin.

Jay Swingler is very good at navigating that hellscape, racking up more than 800,000 followers with videos of himself pulling bat-shit stupid stunts. This week, however, he made a jump to international headlines after deciding he'd try to cement his head inside a microwave—all for sweet, sweet YouTube glory.

Screengrab via YouTube

According to the Independent, Swingler and his buddies mixed seven bags of Polyfilla, a kind of quick-dry concrete, in a bucket, dumped it into a microwave, and stuck Swingler's head inside. Luckily, he had the forethought to bring a breathing tube in there with him and wear a grocery bag as a mask, but—as anyone on Earth could've predicted—the stunt was a disaster.

Apparently he wanted to make a mold of his head, envisioning some kind of microwave hat he could take off and put back on at will. But given the fact that he literally shoved his head into a pool of quick-drying cement, the appliance wound up getting stuck, and his head was locked in so solidly his friends couldn't begin to budge it. After laughing a bit, then screaming a bit, then finally freaking the fuck out because Swingler was teetering on the brink of death, his friends wound up calling the police. It took five firefighters in West Midlands, England, an hour and a half to finally free him.

The West Midlands Fire Service's Shaun Dakin told the BBC Swingler "could quite easily have suffocated or have been seriously injured," and the department is (understandably) pretty pissed at him for wasting their time.

But for Swingler, the whole thing eventually paid off. The video he and his friends ultimately made of the incident has been viewed more than a million times.

Follow Drew Schwartz on Twitter.

08 Dec 20:01

Pope Francis wants to change a line in the Lord's Prayer

by Carla Sinclair

Pope Francis thinks the English version of the Lord's Prayer "is not a good translation." He's specifically referring to the line, "lead us not into temptation," which is something he says God wouldn't do, but rather "it is Satan" who leads us into temptation.

According to DW News:

In an interview with the Catholic-influenced Italian broadcaster TV2000, Francis said he disagreed with the implication that "God is pushing us towards temptation."

"It is I who fall into temptation...a father is one who helps you get up," the Pope said, "it's Satan who leads people to temptation."

France's Catholic Church has already taken note, rewording the Our Father – or Notre Père – prayer a few days ago. "[T]he first Sunday of Advent," the church wrote, "a new translation of the Our Father will come into force in all forms of liturgy. The Catholic faithful will no longer say: 'Do not submit to temptation' but 'Do not let us enter into temptation,'" says NPR.

Image: Doonan, Grace Wallace

08 Dec 16:50

A policía ferrolá frustra a tentativa de roubo da figura do Neno Xesús do belén municipal

A Policía Local de Ferrol frustrou a tentativa de roubo do Neno Xesús do belén municipal situado diante da casa do Concello Foi a madrugada pasada cando a Policía Municipal descubriu un rapaz que camiñaba coa figura do Neno Xesús nas súas mans. A peza, tras pasar a noite nas dependencias policiais, xa foi colocada de novo no seu berce. Realizado con luces de leds, o belén municipal é un dos máis emblemáticos da cidade, xunto coas figuras articuladas que se instalan na Orde Terceira.
08 Dec 16:50

Xa se pode visitar o belén da Orde Terceira de Ferrol, que conta con 75 anos de historia




Din moitos en Ferrol que o Nadal non comeza ata que non se abre o belén da Orde Terceira. Con 75 anos de historia, este belén foi idea de Alfredo Martín, que coas súas mans foi construíndo as figuras que ten na actualidade, e son xa máis de trescentas. Alfredo Martín ten agora 87, a súa filla cóntanos a historia deste belén.

"Foi unha oportunidade de sacar fóra esa vertente artística que desde neno tiña. O que pasa é que co paso do tempo a obra comezou a coller sona e temos recortes de xornais dos anos 40 e 50. É dicir que xa daquela empezaba a ter fama e nos anos 60 dicíase que era un dos mellores beléns de Euroa", afirma Maria Martín.

As figuras, a maioría delas articuladas, realizan actividades reais, representando oficios como o de panadeiro, ferreiro, afiador e muiñeiro. Un paxe vaille describindo ao público a paisaxe e as distintas actividades deste poboado de Nadal.

"Un bota o gran o outro acciona o muíño e observen como sae fariña realmente", di un paxe.

Todos os anos este belén da Orde Terceira conta cunha figura nova relacionada coa comarca de Ferrolterra. Desta volta os seus responsables prefiren gardar o segredo e que sexa o público quen o adiviñe. Só nos avanzaron que está relacionada coa pesca do polbo en Mugardos.